El medio ambiente: un problema de todos

El problema del ambiente se ha convertido en uno de los desafíos más colosales que debemos enfrentar en los próximos años. Son innumerables las iniciativas emprendidas por diversos entes, tanto públicos como privados, dirigidas a sembrar conciencia sobre la realidad que lamentablemente estamos viviendo, que compromete nuestra propia existencia y la de las futuras generaciones. Ningún ser vivo se escapa de las consecuencias del daño que, de manera inconsciente, hemos hecho a la naturaleza y tendrán que pasar muchos años para poder revertir tales complicaciones.

Es cotidiano ver imágenes en medios televisivos o escuchar noticias relacionadas con los desastres naturales que suceden en diversas partes del mundo, producto de las crisis ambientales que se han desarrollado por las acciones irresponsables en contra de los diversos ecosistemas  que conforman el medio ambiente. Solo emprendiendo políticas y programas de restauración y conservación de manera unificada, podemos lograr un verdadero cambio de las condiciones actuales en las que nos encontramos.

Nuestra salud se encuentra en permanente riesgo

Para poder emprender acciones conjuntas en pro del medio ambiente, es necesario entender y aceptar que la contaminación ambiental es producto de las actividades que se realizan en función de satisfacer intereses particulares de personas, empresas y gobiernos, que de manera irresponsable utilizan agentes o elementos nocivos para la salud, la seguridad y el bienestar de la población, alterando las condiciones naturales que posibilitan la existencia en ambientes sanos.

Calentamiento global

Cada vez es más frecuente la proliferación de enfermedades que son causadas por el uso indiscriminado de sustancias nocivas para la salud procedentes de actividades humanas o de procesos industriales.

Según la Organización Mundial de la Salud, la mortalidad   ha aumentado a causa de la contaminación ambiental y, seguirá en aumento a medida que se perpetúen estas emisiones, dado que existe una conexión directa entre los cambios ambientales que surgen del calentamiento global y los problemas de salud que comúnmente acechan a la población. Las emisiones descontroladas de dióxido de carbono y otros contaminantes son causantes de más muertes prematuras en los seres humanos y en las otras especies, que las causadas por enfermedades mortales como el Sida o la malaria.

Esta situación es aún más complicada es los países o poblaciones más pobres que no cuentan con la capacidad adecuada para luchar contra la contaminación y, que tampoco pueden protegerse y apoyarse con sistemas de salud medianamente adecuados o por la poca disponibilidad de medicinas.

El vital líquido no tiene sustituto

Los recursos naturales renovables y no renovables de los cuales nos servimos para poder mantener nuestra existencia en el planeta, son objeto de constantes exposiciones a sustancias que deterioran su calidad. Lo vemos frecuentemente en el tratamiento del vital líquido: el agua.

Si algo está mal en el mundo, es la contaminación del agua,  lo cual nos afecta a todos en mayor o menor proporción. Son millones de personas las que no tienen acceso a este recurso  y aun así, no se ha creado la suficiente consciencia para mantener y preservar en buenas condiciones las fuentes naturales que nos proveen de agua. Las implicaciones que trae consigo este gran problema ambiental son muchas: la destrucción de ecosistemas acuáticos y vidas marinas, la generación de enfermedades en humanos, afectación en la producción agrícola, entre otras.

Cambio climatico

Es grave la situación. En cualquier ámbito de nuestras vidas nos vemos afectados por los daños ambientales que son causados por la mano del hombre. El cambio climático provocado fundamentalmente por la quema de combustibles  fósiles como el petróleo, gas natural y carbón, emiten gases que se esparcen por la atmósfera provocando cambios de temperatura que alteran los ciclos de la naturaleza.

Unificar estrategias y esfuerzos para combatir el daño al ambiente es una tarea urgente e inmediata que debemos emprender si queremos mantener nuestra existencia en el planeta, pero estas acciones solo serán posibles con verdadera voluntad de cada uno de los seres que lo habitamos y la voluntad política de los gobernantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: