Consejos para disfrutar de un viaje a la nieve

Paisajes blancos, frío y ropa abrigada. Estos son los ítems más característicos del turismo de nieve, más conocido como turismo blanco. Cada persona es diferente y tiene unos gustos e intereses distintos a los demás, por lo que no a todos les gusta lo mismo. Parece que hablar de vacaciones es sinónimo de altas temperaturas, playa y cocktails, pero no. Cada vez existen más personas que se decantan por realizar actividades en la nieve y por ello, es aconsejable escoger el mejor destino para hacerlo. Una de las elecciones por excelencia es Grandvalira, en Andorra. Se trata de un lugar mágico en el que poder disfrutar de la nieve con tus amigos y familiares. Podrás encontrar grandes ofertas de esquí en Grandvalira para así poder aventurarte a esquiar y realizar diversas actividades en esquiades.com relacionadas con el mundo de la nieve.

¿Cómo ir bien equipado para la nieve?

Ir bien preparado para cualquier tipo de viaje es muy importante. La ropa deberá adecuarse a la nieve, siendo impermeable y con una alta capacidad para soportar el frío. Las condiciones climatológicas suelen ser adversas, por lo que es preferible prevenir usando forro polar y ropa térmica. Los complementos también pueden ser de gran utilidad, así que usar guantes para la nieve, hará que mantengas tus manos más cálidas. Los calcetines tendrán que ser de lana para así mantenerlos calientes e impedir que el frío y el agua penetren en los pies, puesto que si no, el constipado estará prácticamente asegurado.

Consejos viaje nieve

Por otro lado, protégete adecuadamente de los rayos del sol. En caso de que decidas viajar a este tipo de destinos, deberás llevar unas gafas de sol de calidad que protejan de los reflejos de los rayos de sol en la nieve. Asimismo, no olvides protector labial y crema para evitar que se resequen tus labios y tu piel en exceso.

En cuanto al material, es conveniente llevar botas, casco, esquís y bastones, entre otros artículos. Se pueden comprar previamente y portarlos en el coche o bien, alquilarlo en las estaciones de esquí. En cuanto a la alimentación, también es importante prestar atención a ella, ya que el gasto calórico es moderado y se deben reponer fuerzas. Para ello, los frutos secos, zumos energéticos y demás alimentos que contengan calorías, nos ayudarán a soportar mejor el esfuerzo y el tiempo que dedicamos a las actividades de nieve.

¿Qué consejos debo tener en cuenta para ir a la nieve?

Las acciones que se pueden realizar en este tipo de viajes, suelen ser intensas. Por ello, lo mejor es observar qué tipo de actividades es posible realizar en este sitio y cuáles puedes hacer dependiendo de tu estado de salud y condición física. Así, podrás esquiar o practicar snow gracias a los profesionales que se encuentran en las estaciones. De esta manera, vivirás este deporte de una forma más segura y mejor. Podrás mantenerte en pie en poco tiempo y aprenderás a no experimentar lesiones ni dolores.

Por este motivo, estar en un óptimo estado físico será de gran utilidad. Sobre todo, lo agradecerás al soportar las agujetas, puesto que suelen aparecer al día siguiente. Si previamente eres una persona activa en el deporte, no sufrirás de la misma manera este tipo de dolor tan particular y molesto. Otro consejo a tener en cuenta, es no relajarse en exceso, es decir, no ir excesivamente rápido creyendo que estás dominando la nieve, puesto que podrías sufrir un accidente grave. Disfruta de la experiencia con calma y observa los paisajes de tu alrededor. Además, respeta el espacio de las demás otras personas que también se encuentran allí disfrutando de la nieve.

Dispón del plano de tu estación para conocer en todo momento hacia dónde te diriges y qué pistas encontrarás en tu camino para no perderte, puesto que será un gran problema. Además, escoge la pista de tu nivel y una vez compruebes que tienes dominado un nivel, accede al siguiente. Para ello, deberás tener suma confianza en ti mismo, manteniendo en todo momento una actitud optimista en el momento de deslizarte. No te preocupes si te caes, es normal y a todos les ocurre, sólo debes asegurarte de caer sin hacerte daño. A la hora de perder el equilibrio, ten en cuenta las placas de hielo, puesto que la caída está garantizada casi con total seguridad si no llevas cuidado o las evitas. Así que disfruta de esta experiencia, sin pensar que te encuentras realizando una prueba olímpica. Solo así repetirás la experiencia del turismo blanco y vivirás cada vez las actividades de forma más intensa y apasionada.

Este tipo de actividades son muy especiales también por el paisaje que comentábamos anteriormente. Por ello, no está de más que lleves contigo tu cámara de fotos o tu smartphone para poder tomar una serie de instantáneas y así, recordar este viaje tan maravilloso a través de la fotografía.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: