Monocitos: Para qué sirven y valores normales

Para evitar futuras enfermedades, el cuerpo humano tiene células en la sangre que ayudan a combatir los virus y las dolencias en las personas. Esto debido a que se está expuesto constantemente a las bacterias e infecciones que le hacen daño a los distintos órganos. Hay varios tipos de organismos, llamados leucocitos, que cumplen esta finalidad y cada uno de ellos tiene diferentes tamaños y están compuestos de manera diferente. En este artículo veremos todo sobre los monocitos.

¿Qué son los monocitos?

Los monocitos son una variedad de los glóbulos blancos que se localizan en la circulación sanguínea. El tamaño de los monocitos, de acuerdo a estudios realizados por especialistas, es más grande que los otros tipos de leucocitos, por lo tanto se consideran uno de los de mayor importancia en la sangre.

Los monocitos empiezan a desarrollarse y a tener vida a partir de la médula ósea (los tejidos ubicados en la parte interior de los huesos), luego se quedan ahí para terminar de formarse adecuadamente –se dice que permanecen en esta parte de varios días, mientras van constituyéndose–. Una vez pasado esa etapa, se implantan en las células sanguíneas.

Monocito

Después de este proceso, este tipo de glóbulos blancos pueden estar en otras partes de los órganos de las personas como los pulmones o el hígado. Cada cuerpo humano es diferente, por lo que la cantidad de estas células va a variar dependiendo del estado de salud que se tenga. Por ello, el paciente debe realizarse una serie de exámenes médicos para verificar el funcionamiento de los monocitos en su interior.

Cada monocito contiene, como parte de su estructura, un centro –llamado núcleo– de un color similar al del violeta. Está rodeado del citoplasma (de aspecto delgado) que es gris y generalmente es mayor. Se realizan cada vez más, estudios para determinar el mantenimiento del mismo.

Funciones de los monocitos

Los monocitos tienen como su primordial y más trascendental función proteger los distintos órganos de agentes que pueden ser dañinos para el cuerpo. Asimismo, forma parte del sistema inmunológico del ser humano, que son las defensas naturales que desarrolla cada persona para evadir los virus, infecciones o algún tipo de batería. Además, estas células protegen esos miembros.

Una vez que los monocitos identifican a los mecanismos que son considerados malos para el cuerpo, estos los combaten y después los eliminan. Estos tipos de glóbulos blancos van desarrollándose constantemente hasta llegar a madurar, por lo que al estar completamente listos y cuando detectan los virus, los elimina automáticamente hasta consumirlos con el propósito de que no perjudiquen el organismo.

Funciones de los monocitos

Igualmente, los monocitos acumulan hierro que provienen de los eritrocitos (aquellos glóbulos rojos que dan oxígeno a los distintos tejidos del cuerpo humano). Por lo tanto, son capaces de captar esto para continuar sus funciones en todos los organismos. Dentro de su estructura son capaces de desarrollar los antígenos (sustancias que sirven de anticuerpos en el cuerpo, de manera que los protege) necesarios.

Valores normales de los monocitos en la sangre

Para que una persona pueda considerarse que tiene los valores normales de los monocitos en la sangre, esta debe tener entre el 3 a 7 % de este tipo de leucocito. Esto va a ser comprobado mediante un examen de sangre en un laboratorio especializado y luego debe ser revisado por un médico.

Valores normales de los monocitos en la sangre

La cantidad de monocitos dependerá de cada individuo, sin embargo se calcula que el total de monocitos es generalmente de 400 a 3100/μL en un bebé y para los adultos es de 100 hasta 800/μL. Cuando se realiza el conteo, este puede ser alto o bajo, cada uno de esto tiene su significado que será explicado a continuación.

Monocitos altos

Al momento que un paciente se realiza los exámenes y sale que tiene valores altos de monocitos en la sangre se le conoce como monocitosis, que es cuando los glóbulos blancos se incrementan. Esto se debe a que el cuerpo es víctima de los virus e infecciones que son más peligrosos y por esto tienden a responder de manera automática y rápida con el fin de debilitarlos.

monocitosis

Los monocitos altos es generalmente una señal de que algo irregular ocurre con el organismo, ya que es una manera de obligar a contrarrestar esas bacterias o alergias que son difíciles de controlar. Siempre se debe consultar a los doctores y que éstos recomienden los exámenes médicos para determinar lo que está ocurriendo, cómo controlarlo a tiempo y que notifiquen de un tratamiento adecuado.

Monocitos bajos

Por el contrario de la monocitosis, está la monocitopenia (monocitos bajos) que es cuando el cuerpo presenta niveles bajos de los glóbulos blancos. También es un alerta de que el estado de la salud no se encuentra bien e igualmente va estar determinado por el conteo que se haga mediante los exámenes de sangre.

La pancitopenia ocurre cuando la persona está expuesta a algún tipo de dolencias físicas, por el uso de ciertos fármacos, debido a enfermedades graves o porque tiene una carencia de vitaminas, por lo que los leucocitos se activan para tratar de controlar los riesgos, controlan todo el sistema inmune con el propósito de colocar en alerta ante cualquier situación irregular.

El recuento bajo de los monocitos puede ser riesgoso, ya que esto es consecuencias de peligrosas enfermedades, aunque existen tratamientos para mejorar los niveles de los glóbulos blancos. Estos métodos estarán determinados por las condiciones de salud de cada persona.

Alimentos para mejorar los niveles de monocitos

Con el tratamiento indicado por el médico y una dieta equilibrada se puede mejorar los niveles de monocitos. Entre los principales alimentos que ayudan a mejorar el número de glóbulos blancos están las verduras. Comer las hortalizas y legumbres acompañado de las proteínas será de gran beneficio.

Además, es importante el consumo de frutos secos, tales como las almendras, nueces, o cacahuetes. Existen otros alimentos que también ayudan y favorecen a mejorar los niveles de monocitos, como lo son las distintas frutas (aunque se recomienda que sean las que contienen vitamina c), semillas, omega 3 y comidas que contengan zinc.

Un comentario en “Monocitos: Para qué sirven y valores normales

  • el 17/07/2018 a las 3:35 am
    Permalink

    Tengo 9.1 de monocitos debo repetir el examen??

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: