Urea baja en sangre: Qué significa

La urea es un producto que resulta del proceso metabólico de las proteínas. Este producto se origina en el hígado en condiciones normales es eliminada por los riñones, siempre que estos se encuentren funcionando correctamente. Entre 3 y 7.5 mmol/L en los hombres y 2.5 y 7 mmol/L en mujeres se considera como valores normales para la urea en sangre. En este artículo explicaremos qué significa tener la urea baja en sangre, desde las causas y síntomas hasta su tratamiento.

Causas de la urea baja

Las causas de la urea baja en sangre son atribuibles a diferentes condiciones que incluyen padecimientos del hígado.

Dieta baja en proteínas

El cuerpo requiere de aminoácidos para que se cumplan los ciclos que garantizan el buen funcionamiento de nuestro cuerpo y estos aminoácidos provienen de las proteínas que consumimos y que son descompuestas durante el proceso digestivo para que luego sean absorbidos durante el día y aporten la energía necesaria para el funcionamiento del cuerpo humano. Y esta síntesis de proteínas arroja urea como un subproducto metabólico. Las personas que llevan una dieta vegetariana tienden a tener urea baja en sangre debido a que la principal fuente de proteínas son las carnes, el pescado y los huevos.

que significa tener la urea baja en sangre

Sobrehidratación

Los excesos nunca son buenos. Puede que para el correcto funcionamiento del organismo sea necesaria la ingesta de agua en cantidades suficientes ya que de lo contrario el cuerpo comienza a presentar fallos en los órganos. Pero es necesario aclarar que una persona saludable puede recibir a diario 7.5 litros de agua, una vez que se supera ese límite, el sodio comienza a disolverse en el torrente sanguíneo haciendo que se detenga la producción de hormona diurética y se descontrole el proceso de absorción de las moléculas de agua, causando urea baja en la sangre porque es expulsada muy rápido por la orina.

Enfermedades del hígado

Varias enfermedades que afectan el hígado son capaces de causar urea baja ya que se trata de un valor asociado al mal funcionamiento de este órgano vital. En casos de desnutrición, en donde hay una deficiencia en la absorción de los nutrientes el funcionamiento del hígado se ve afectado.

Igualmente, los casos de insuficiencia hepática que se dan por la disminución de la producción de proteínas o a causa de enfermedades autoinmunes, hepatitis B y C pueden ser causantes de urea baja en sangre.

La necrosis hepática, que es una forma poco común de hepatitis también causa de forma directa una alteración de los valores de urea en el torrente sanguíneo y se requiere un trasplante inmediato del órgano.

Síntomas de la urea baja

La urea baja no causa realmente ningún síntoma, es decir, no es la alteración de este valor lo que se asocia a determinados síntomas. Lo que realmente causa síntomas es la enfermedad subyacente que produce el descenso del nivel de urea. Por ejemplo, en caso de ingerir pocas proteínas el cuerpo humano puede presentar decaimiento, falta de fuerza y energía para las actividades diarias.

En caso de problemas con el funcionamiento del hígado, que es un órgano esencial para el cuerpo humano ya que nos ayuda a depurar la sangre, se pueden presentar síntomas como náuseas, dolor en la parte superior del abdomen, ictericia gracias al exceso de bilirrubina en el organismo, fiebre, fatiga y debilidad general, también moretones y sangrados por la nariz.

Estos síntomas no se encuentran asociados directamente con el descenso de la urea sino con el mal funcionamiento del hígado o por causa de una dieta pobre en proteínas de origen animal.

Urea baja

Tratamiento de la urea baja

Siempre que el descenso de los niveles de urea no se deba a un mal funcionamiento del hígado, lo adecuado sería aumentar el consumo de proteína de origen animal: carne, pescado, huevos. Si lleva una dieta vegetariana entonces puede ingerir frutos secos, granos y soja que son fuentes alternativas de proteínas de alta calidad que ayudarán a corregir la urea baja.

Disminuir la ingesta de agua también puede ser una buena forma de que se vuelva a tener urea en los niveles normales.

Es el médico tratante quien va a determinar cuál es la recomendación más adecuada, luego de estudiar los valores y contrastarlos con los síntomas y descartar posibles afecciones del hígado que puedan ser las causas de la disminución de los niveles de urea en sangre. Si la causa de la alteración del nivel de urea en sangre es debido a una enfermedad como las mencionadas anteriormente, entonces se debe aplicar tratamiento específico para ese padecimiento en primer lugar y es solo el médico quien puede tomar esa decisión luego de evaluar la condición general del paciente.

También te puede interesar nuestro artículo sobre la urea alta en sangre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: