Se desarrolla en España un nuevo dispositivo para desinfectar el aire y las superficies

Una nueva herramienta en la lucha contra la pandemia vírica del nuevo coronavirus se ha desarrollado en Cataluña, España. Se trata de Wellisair, un dispositivo que funciona como desinfectante de aire y superficies, purificando por completo el aire de las habitaciones y espacios públicos de una forma simple y automatizada.

El creador de esta herramienta es el doctor Pere Monagas, quien durante 18 años venía trabajando en un dispositivo con la capacidad de eliminar el 99% de hongos, virus y bacterias suspendidas en el aire. A raíz de la pandemia, el proyecto se completó y ahora es distribuido en la China, epicentro de la pandemia, además de otros países asiáticos como Tailandia y Corea del Sur.

Consiste en un dispositivo que libera cantidades estandarizadas de d-limoneno o H2O2, lo cual produce un proceso de oxidación avanzada de los microorganismos que se encuentran suspendidos en el aire, causando su inactivación en cuestión de segundos. De esta forma, es posible cortar el ciclo de transmisión de muchas enfermedades virales.

Fue pensado para interiores de espacio reducido

Su creador menciona que, en su proyecto original, Wellisair fue pensado para purificar y desinfectar espacios cerrados como habitaciones y lugares reducidos. Sin embargo, se ha podido determinar su eficiencia en espacios abiertos como supermercados, aeropuertos, centros comerciales y parques. Por supuesto, en estas condiciones es necesario que varios dispositivos trabajen en simultáneo.

La empresa responsable de la fabricación y distribución del dispositivo es Airtècnics, compañía de ventilación y cortinas de aire, y tiene base en España. Gracias a los diferentes estudios y pruebas a los cuales se ha sometido el invento, ha recibido la correspondiente patente y homologación por parte de una gran cantidad de organismos internacionales y en la actualidad su proceso de distribución se encuentra en pleno auge.

Wellisair purificar y desinfectar espacios cerrados

Sin dudas, se trata de una buena noticia tanto para España, como para el resto de países del mundo, puesto que se trata de un sistema eficiente y seguro, que cuenta con certificados y tests que garantizan su seguridad sobre el organismo humano e incluso para animales domésticos, actuando de manera directa sobre los virus y bacterias causantes de enfermedades.

Crece la demanda mundial

184 unidades del dispositivo fueron enviadas al hospital más contaminado de China, en la ciudad de Wuhan, ayudando a controlar la contingencia y reducir el contagio por el nuevo coronavirus. Sin embargo, esto solo es la punta del iceberg, ya que países como Estados Unidos, Vietnam, Corea del Sur y algunos en Sudamérica han solicitado dispositivos a la empresa fabricante.

Sin lugar a dudas, esta se convierte en una de las herramientas más potentes para aumentar el cerco epidemiológico y hacer remitir la tasa de contagio de una de las pandemias más importantes que ha padecido la humanidad en su historia. Tratándose de un aparato seguro y simple de instalar, es bastante probable que su popularidad despegue completamente.

El mundo agradece la labor del doctor español Pere Monagas y su equipo, en busca de proteger la salud de las personas alrededor del mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: