Pelucas oncológicas para mantener la belleza

Los efectos secundarios de las terapias para tratar el cáncer pueden ser numerosos, afectan no solo en el aspecto físico y corporal, sino que tienen importantes consecuencias psicológicas en el estado de ánimo.

La caída del cabello es uno de los efectos que causa preocupación y ansiedad en los pacientes.

No todos están preparados para afrontar esta alopecia secundaria al tratamiento, por lo que existen peluquerías y centros de estética que ofrecen variadas opciones para sobrellevar esta situación de la mejor forma posible.

Pueden encontrarse pelucas, bandanas y pañuelos que permiten mantener el estilo y buena apariencia.

Pelo para lucir natural

Más allá de cualquier tratamiento al que el paciente esté siendo sometido, es posible que luzca un cabello bonito y lo más natural posible. Para esto las pelucas oncológicas son la mejor opción, muy populares, sobre todo entre las mujeres, quienes prefieren con frecuencia esta alternativa mientras esperan que su cabello crezca con normalidad después de finalizar el tratamiento.

Los efectos sobre el estado de ánimo de las pacientes son instantáneos, al encontrarse mucho más a gusto con su imagen recuperan su confianza y feminidad.

En general estas pelucas son lisas y cómodas al tacto para evitar picor e incomodidad al cuero cabelludo, que tras la quimioterapia se encuentra más sensible y debilitado que en su estado natural.

Son elaboradas de manera artesanal, tarea en la que se coloca a mano cada cabello, a diferencia de las pelucas tradicionales que son confeccionadas a máquina.

Pelo para lucir natural

Son muy ligeras, transpirables y con un diseño anatómico que se adapta cómodamente a la forma de la cabeza, por lo que pueden llevarse todo el día sin mayores molestias.

A esta opción puede añadirse la aplicación de pestañas postizas, así como el uso de algún tratamiento para fortalecer el cuero cabelludo y aliviar las molestias.

Los centros de estética y peluquerías cuentan incluso con catálogos de las pelucas disponibles, para que las clientas puedan observar cómo lucen y así elegir la más adecuada.

También disponen de una asesoría personalizada, en la que un profesional ofrecerá las claves para la selección y colocación de la peluca de mayor calidad y que más se adapte al caso específico, para mantener su imagen previa o para conseguir el cambio de look más acertado con ayuda de la peluca, así como para resolver algunas dudas con respecto a la imagen posterior al tratamiento.

En búsqueda de la mejor opción

Las pelucas oncológicas suelen ser confeccionadas con material sintético o con cabello natural: ambos tipos son elaborados a partir de un procedimiento manual en el cual cada hebra de cabello se añade a la base de la peluca.

Este acabado artesanal permite no solo una apariencia más natural, sino también una mayor duración y calidad del producto. Si bien ambos tipos son recomendables, las pelucas pelo natural son mejores y requieren el mismo cuidado que el cabello natural, por lo que se recomienda peinarlas y lavarlas frecuentemente. Sus ventajas son, principalmente:

  • Están elaboradas con cabello humano que ha sido cuidadosamente elegido y tratado para ser duradero y mantener su orden original de raíces a puntas.
  • Al ser cabello natural, se encuentran disponibles variadas texturas y coloraciones para los gustos de cada clienta.
  • Son hipoalergénicas y transpirables por lo que se evitan infecciones y maltratos al cuero cabelludo.
  • Son muy flexibles, ya que pueden aplicarse tintes y coloraciones a las mismas, así como cortar, rizar o alisar  el cabello usando diversos aparatos y técnicas de peluquería.
  • Pueden mantenerse como nuevas fácilmente, al otorgarles los cuidados normales aplicados a un cabello natural (limpieza, secado, peinado) y en caso de ser necesario pueden ser acondicionadas y restauradas por profesionales.
  • Suelen ser de apariencia más natural así como de mayor resistencia y duración que las pelucas sintéticas.

Otros servicios disponibles

Aparte de la selección, colocación y mantenimiento por medio de lavados e hidratación de las pelucas oncológicas pelo natural con los productos de mayor calidad, algunas peluquerías y centros de estética ofrecen servicios adicionales, para complementar y potenciar la belleza luego de un tratamiento oncológico.

Corte y coloración de las pelucas

Con la intención de personalizar la peluca escogida, puede ser cortada o teñida por algún profesional, por lo que será posible tener un cambio de look en cualquier momento.

Bandanas y pañuelos oncológicos

Estos productos disponibles en bonitos y variados modelos, son confeccionados en materiales ligeros y transpirables, para cubrir la zona del nacimiento del cabello o la cabeza en su totalidad.

Estimulación del crecimiento del cabello

Luego de finalizar la quimioterapia, puede aplicarse algún tratamiento capilar que fortalezca el cuero cabelludo, para nutrirlo y estimular el crecimiento del pelo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: