Plato de ducha vs. Bañera ¿Cuál elegir?

El baño en una vivienda es uno de los espacios más importantes, pues ahí pasamos una considerable cantidad de tiempo cubriendo nuestras necesidades de higiene personal. Por esta razón, suelen ser comunes las reformas y modificaciones que buscan hacer del baño un lugar cómodo y funcional, capaz de adaptarse a las necesidades de la familia.

Llegado este punto, una de las decisiones más complejas a tomar es la elección entre un plato de ducha y una bañera. La elección se encuentra sujeta a una evaluación de las características, ventajas y desventajas ofrecidas por cada sistema, considerando aspectos como las necesidades particulares de cada familia y, por supuesto, el presupuesto disponible.

Elementos clave a considerar para la elección entre un plato de ducha y una bañera

Para elegir entre un plato de ducha o una bañera, necesitas considerar los siguientes aspectos:

  • Espacio. Según el espacio disponible, tendrás diferente margen de acción para aplicar reformas e incorporar bañeras o platos de ducha. Si tienes un baño pequeño, es posible que la bañera no sea la opción más inteligente.
  • Diseño. La estética y el aspecto decorativo será el segundo tema a considerar. Las bañeras son elementos de aspecto más clásico mientras que el plato de ducha se adapta mejor a espacios de diseño moderno.
  • Comodidad. La bañera sirve para favorecer la relajación y la comodidad, algo que no tendrás en una ducha más convencional.
  • Seguridad. Se considera que las duchas son más seguras en lo que respecta al acceso y la salida, diferenciándose de las bañeras, asociadas a accidentes como tropiezos y caídas.
  • Eficiencia. En cuanto al gasto de agua resultan más eficientes los platos de ducha, gastando unos 100 litros de agua por ducha. Por su parte, llenar la bañera consume un promedio de 200 litros.
  • Precio. También se debe considerar los precios del producto y su instalación, teniendo costes similares en cuanto a instalación pero encontrando, por lo general, mayor conveniencia en los precios de los platos de ducha. Existen tiendas online especializadas, como por ejemplo Balnearian, una tienda de componentes de baño en Sevilla, que ofrecen una gran diversidad de modelos a diferentes precios.

Ventajas de un plato de ducha

Algunas de las ventajas de preferir un plato de ducha son las siguientes:

  • Facilitan la optimización del espacio, permitiendo organizar todos los elementos de la forma más funcional posible.
  • Garantiza el ahorro de agua, reduciendo hasta un 50% el gasto respecto a una bañera.
  • Ofrece un acceso más seguro, precaución necesaria para personas mayores y con movilidad reducida.

Ventajas de una bañera

Con respecto a las bañeras, es bueno considerar los siguientes beneficios de tener una en casa:

  • Ofrecen una experiencia relajante, ayudando a reducir el estrés después de la jornada laboral.
  • Resultan ideales para facilitar el baño de niños pequeños.
  • Pueden convertirse en una herramienta para el tratamiento de dolencias.

Con toda la información anterior en mente, es posible tener un panorama más claro sobre los beneficios que podemos esperar de cada producto y escoger el más apropiado a nuestras necesidades y presupuesto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: