Mejorar el servicio en el sector inmobiliario. El PropTech

El aumento de la excelencia en el mercado inmobiliario viene de la mano de las exigencias cada vez más acentuadas de una clientela que no se conforma con la simple información que le ofrece el vendedor y busca la inversión perfecta.

Ante esta presión, las empresas del rubro de la compra y venta de bienes inmuebles que quieren mantenerse actualizadas han encontrado en las PropTech al perfecto aliado para ofrecer las mejores respuestas al tiempo que se conoce mejor a la clientela.

El término Prop tech viene de las palabras en inglés technology  and Property, lo que viene a escenificar de que se trata esta mejora en la gestión de la industria de la propiedad. Las inmobiliarias recurren a los servicios de startups que ofrecen servicios en la nube combinando la última tecnología con los elementos tradicionales del sector inmobiliario, acabando con numerosos obstáculos que aparecen en este sector.

Mejorar el servicio inmobiliario

En este sentido, Open Banking se abre como el referente en relación a este sistema que está afectando de forma positiva a todas las actividades relacionadas con este sector. Con Open Banking, elementos como la inversión, la gestión, la comercialización, la financiación, el análisis de datos, etcétera se agilizan y automatizan, ofreciendo un terreno mucho más claro para los actores que intervienen en este juego, pudiendo optimizar sus acciones y asegurar sus métodos de pagos con sistemas PSD2, que como sabemos pueden ser una oportunidad de negocio y también una acción de obligado cumplimiento.

Gracias al PropTech y con la actual intervención de la corriente tecnológica que impulsa Open Banking, la segmentación de la industria inmobiliaria en sectores más pequeños y concretos se agiliza y optimiza para dar lugar a una mayor capacidad con la que dirigir al público objetivo a donde les es más útil, con lo que se aumentan en beneficios redundando en una rápida y mejora en el retorno de la inversión.

Beneficios de usar el PropTech

Las tecnologías afines al desarrollo de la propiedad comenzaron a ser funcionales como oportunidad de negocio en el 2014. Un año después avanzó hacia una propuesta con grandes opciones de lucrarse y ahora, en pleno 2018, el cambio está orientado hacia las industrias interconectadas que facilitan la oportunidad de encontrar nuevas valoraciones en los inmuebles, así como en la venta y en el alquiler.

Los beneficios que proporciona el uso de la tecnología aplicada al sector de los inmuebles se puede distinguir en dos categorías fundamentales. Por un lado, las plataformas web que ofrecen sus servicios de administración dando el salto desde sus oficinas tradicionales en ambientes físicos, eliminando la necesidad de un intermediario, por lo que se realiza una conexión directa entre el vendedor y el posible inquilino. Por otro lado,  la oportunidad de acceder a préstamos alternativos para comprar un inmueble de la mano de plataformas especializadas, como Housers, Inverslar o Privalore, que ofrecen bienes especialmente destinados a invertir gracias al sistema de crowdfunding.

Algunas de estas plataformas, como pueden ser Houser o Housfy, ponen al alcance de los interesados tecnología útil para interrumpir de forma general en las venas de los inmuebles. Así mismo, y continuando con las muchas aplicaciones que ofrece el PropTech, también se puede relacionar con inversiones en los edificios inteligentes, la innovación y el diseño arquitectónico, como es Libelium, también ofreciendo soluciones con el Big Data, con Urban Data Analytics, la geolocalización, con Better Place… Estos son algunos de los ejemplos referentes dentro del mercado nacional de PropTech.

Pero al igual que todo lo relacionado con las tecnologías de la información, en el PropTech también se encuentra imbuido en una rutina de cambios constante en España, diferenciando un total de 10 categorías sobre las que se actúa y evoluciona. Estas categorías con sus empresas referentes  son las que señalamos a continuación.

El Peer to Peer para el alquiler (Airbnb, Wimdu, HomeAway…), portales y marketplaces (Fotocasa, Pisos.com, globaliza.com, idealista.com…), el Big Data, que usa herramientas de gestión tasación y valorización (Madiva, Urban Data Analytics, valorización.es, Iberotasa…), Domótica y casas inteligentes (Libleum, momit, iomando, domoticus…), las dedicadas a ofrecer software inmobiliario (inmoweb, prinex, sofia, Pronest…). También  podemos contar entre ellas a las dedicadas exclusivamente a la financiación hipotecaria (plataformas P2P), al marketing inmobiliario, realidad virtual y a la gestión inmobiliaria.

En definitiva, valga este artículo para dejar bien claro que el sector inmobiliario se ha modernizado debido en parte a las exigencias de un público cada vez más preparado, cambiando radicalmente el paradigma que hasta hace bien poco dominaba el mercado de inmuebles en España, obligando a las agencias a dar el paso hacia la innovación y las ventajas que ofrece el terreno de lo virtual y online.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: