Casas de madera. Todo lo que siempre quisiste saber

Las casas de madera prefabricadas son una tendencia en auge, no solamente en las zonas rurales, sino que cada vez son más comunes en la ciudad. Esto se debe a que la construcción modular es uno de los sistemas más eficientes a nivel de costes y rapidez de la ejecución de la obra. Adicionalmente, la posibilidad de personalización es amplia, tanto como cualquier otro sistema.

Ocurre lo mismo con los garajes de madera, un sistema de construcción que permite agilizar el tiempo de levantamiento de las obras residenciales, reduciendo además el coste asociado a la mano de obra. Son varias las ventajas que se pueden obtener a partir de este sistema, como la sostenibilidad y el nivel de seguridad de la estructura.

Por supuesto, antes de decantarse por este método de construcción será importante analizar con detenimiento las ventajas y desventajas que se tienen. En las siguientes líneas nos hemos encargado de resumir todos los puntos clave que siempre quisiste saber sobre las casas de madera prefabricadas y los garajes de madera como sistema de construcción.

Todo lo que debes saber sobre las casas de madera

Comencemos por el fundamento básico. Una casa de madera es una construcción cuya estructura es fabricada 100% en madera, lo cual resulta ventajoso cuando la intención es reducir peso y cantidad de materiales involucrados. Con accesorios y complementos es posible personalizar cada detalle de la propiedad, haciendo que esta tenga las mismas comodidades e incluso la apariencia de una construcción tradicional.

Estructura de una casa de madera

Aislamiento térmico

Una de las ventajas del sistema es su alta capacidad de aislar el interior de la vivienda de las temperaturas exteriores. El aislamiento térmico en casas de madera suele ser tres veces mayor al que ofrecen las casas de ladrillo, reduciendo en un 60% la pérdida de energía gracias a las capas aislantes que se incluyen.

Construcción acelerada

Se trata de uno de los métodos de construcción más rápidos de la actualidad. Las partes de la casa son prefabricadas, llegando al terreno un proyecto listo para ser ensamblado, reduciendo el tiempo de la obra en al menos un 50% frente a los sistemas tradicionales. Este ahorro de tiempo se traduce a su vez en ahorro de dinero, ya que reduce la mano de obra implicada.

Presupuesto cerrado

En la mayoría de ocasiones, los proyectos de construcción se enfrentan con eventualidades que terminan abultando el presupuesto. En cambio, el presupuesto establecido para una casa de madera es cerrado, teniendo como base el precio final que ha sido acordado con la empresa proveedora, lo que simplifica mucho el proceso de planificación.

Ecológicas y fáciles de reformar

Además de ser amigables con el medio ambiente por sus características de eficiencia energética y la disminución de las emisiones de CO2 en un 90%, se tiene la garantía de que la estructura final puede ser modificada con mucha facilidad en caso de ser necesaria una ampliación, permitiendo que la construcción se desarrolle en etapas sin generar mayores incomodidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: