El renting como forma de ahorro para pymes y emprendedores

¿Tienes un plan de negocios excelente pero no sabes cómo financiarlo? No te preocupes. Las pymes y los emprendedores pueden optar por el renting o el leasing, dos soluciones ideales para comenzar a operar tu negocio ahorrando algo de dinero.

Aquí te contamos algo más sobre el renting, el leasing y el beneficio en forma de ahorro que puede suponer para una pequeña o mediana empresa.

Beneficios del renting

El renting, también conocido como alquiler operativo a largo plazo, es un término que se refiere a un contrato de arrendamiento en cualquier tipo de bienes muebles. Ofrece una ventaja para los emprendedores que no tienen suficiente presupuesto o no quieren destinarlo a la compra de uno o varios de estos bienes para operar en su negocio.

¿Cómo funciona? Existen empresas dedicadas al alquiler de maquinaria y otros elementos a terceros. Por ejemplo, cuando se opta por el renting de impresoras y fotocopiadoras o de vehículos, la empresa de arrendamiento sigue siendo el propietario legal y económico de los bienes.

Esto significa que tiene la responsabilidad del mantenimiento, las reparaciones y el seguro de la propiedad. En este caso, no se planea una opción de compra, como ocurre con el leasing.

Se trata de un contrato que dura normalmente entre uno y cinco años. Incluye beneficios fiscales paras las pymes y los emprendedores, lo que se convierte en una excelente forma de ahorrar recursos porque las cantidades se pueden considerar simplemente como un gasto.

El impacto del renting sigue creciendo cada día en diferentes sectores. Por ejemplo, el alquiler de lavadoras industriales se ha vuelto muy habitual entre empresas de hostelería, centros deportivos y lavanderías de autoservicio, por mencionar algunas.

renting de impresoras y fotocopiadoras

Optar por el leasing

Leasing y Renting son similares, pero el leasing (arrendamiento financiero) tiene la diferencia de que funciona como una forma de crédito mediante el cual una compañía de arrendamiento alquila una propiedad a otra empresa con opción de compra al final del contrato, que dura entre 24 y 72 meses.

El arrendatario sigue siendo el propietario legal, mientras que el arrendador funciona como propietario económico. Esto significa que puede usar la propiedad, pero también es responsable de mantenerla, asegurarla y repararla, por lo que las cuotas suelen ser menores.

En teoría, se puede recurrir al leasing de todos los bienes muebles e inmuebles, desde el automóvil hasta la fotocopiadora. Por lo general, se utiliza para activos relativamente grandes.

Dependiendo de la fórmula elegida, las facturas de un leasing aparecen en el balance cada mes o se incluyen solo en el estado de resultados. Muchos optan por este concepto para ahorrar y cuadrar sus Informes Financieros.

Ventajas del renting y leasing

  • Evita grandes inversiones para arrancar un negocio.
  • Se paga a plazos mensuales o trimestrales.
  • Se evita la aportación de capital, y el pago de un depósito.
  • Por lo general, se otorgan con mayor facilidad que el crédito de inversión.
  • La compañía de arrendamiento paga todo el IVA al inicio del contrato.
  • En el caso de leasing, tienes la opción de convertirte en el propietario al final del contrato.

La elección de renting o leasing se basa esencialmente en tus preferencias personales, dependiendo de si deseas incluir servicios de mantenimiento y seguros en el contrato, y depende además de tu situación financiera.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: