¿Qué debes tener en cuenta antes de comprar un velero de ocasión?

Comprar un velero de ocasión es una excelente oportunidad para cualquier amante de la navegación que sueñe con convertirse en dueño de su propia embarcación. Esta adquisición puede resultar emocionante, pero igual de estresante que realizar la compra de una casa o un automóvil.

Esto se debe a que, principalmente, son varios los detalles que se deben considerar para realizar la elección más adecuada.

Sería ideal contar con la ayuda de un agente de ventas que se pueda encargar de la mayoría de los trámites, sin embargo, como dueño tendremos que involucrarnos de manera directa en todo el proceso.

Hoy describiremos lo que un comprador debería tener en cuenta cuando decide realizar la compra de un velero de ocasión, desde los detalles técnicos hasta otros aspectos que lleven a una negociación favorable.

Asistencia profesional

En todas las etapas del proceso es indicado contar con la asistencia de un profesional cualificado que se encargue de realizar las evaluaciones pertinentes a las partes del barco de vela, y se asegure de que se encuentra en condiciones óptimas.

Que sea un velero de ocasión no implica que se trate de una embarcación dañada, pero siempre será importante verificar las condiciones de la misma antes de desprenderse de la cantidad de dinero que requiere la compra.

Si eres un experto o tienes los conocimientos adecuados, puede que no tengas ningún problema para realizar este procedimiento por tu cuenta. En caso de que tengas muy poca experiencia y escasa habilidad en asuntos mecánicos, sería prudente y necesario que te acompañe un profesional.

Realiza una revisión técnica completa

Como comprador, es tu derecho hacer que un profesional realice inspecciones a nivel estructural, porque los daños en este punto son difíciles de reparar.

pertes del barco de vela

De igual forma, se deben analizar el resto de los componentes, como el timón, así se puede ver en pleno funcionamiento sus partes y comprobar el estado de los desvíos, la conexión entre la mecha y la transmisión, además de revisar las condiciones de la limera y asegurarte que no haya ningún quiebre.

Deberás salir a navegar y probar el barco

Cuando hayas completado los pasos anteriores y tengas la certeza de que todo marcha correctamente, puedes salir a navegar, tomar el timón, mirar las velas en detalle para saber si se encuentran muy estiradas o si la electrónica ha sido muy castigada, lo cual son aspectos bastante comunes de encontrar en embarcaciones de ocasión.

¡A sacarlo del agua!

Finalmente, antes de proceder a la compra tendrás que verificar que la pintura se encuentra en condiciones óptimas. Un velero que ha recibido el mantenimiento adecuado posee una pintura libre de ósmosis.

Puedes ver aquí dónde comprar veleros de ocasión y asegurarte de tener presente todas las indicaciones anteriores si quieres que tu compra resulte un completo acierto.

Aclara todas tus dudas con el propietario y el experto que te sirva de acompañante para realizar una estimación sobre los repuestos, reparaciones y modificaciones requeridas. De esta forma la embarcación quedará en perfectas condiciones para navegar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: