El CBD y la depresión

El cannabidiol es un compuesto que ha venido sumando cometarios positivos a su reputación, por el hecho de que ha influido de forma beneficiosa en la salud humana. El CBD se ha convertido en un medicamento para tratar muchos tipos de afecciones y entre ellas se incluye la depresión. Formula Swiss te trae hoy un artículo para que te enteres de todo lo relevante en torno a este cannabinoide como tratamiento para la depresión.

El CBD parece ser de mucha utilidad a la hora de tratar la depresión, puesto que interactúa de forma positiva en los receptores de serotonina de nuestro cerebro, agentes químicos responsables de los estados anímicos. Investigaciones recientes apuntan a resultados favorables en beneficio de su uso como tratamiento contra la depresión.

Una de las ventajas prometedoras del uso de este cannabinoide, ya sea en aceite de CBD o en otras presentaciones, contra la depresión es que a diferencia de los medicamentos usados para su tratamiento, éste no tiene efectos secundarios. Es sabido que lidiar con los efectos secundarios de los antidepresivos es tan difícil como luchar contra la enfermedad.

Veamos qué es la depresión y cómo puede el CBD ayudar a tratarla.

La serotonina y los estados anímicos

La serotonina actúa en diferentes procesos de nuestro organismo y puede afectar nuestros estados mentales y emocionales. Su disminución afecta directamente nuestro comportamiento social, amoroso, el deseo, la función sexual y el estado anímico.

Planta cannabinoide

La ansiedad y la depresión son afecciones que intervienen en nuestra salud mental y emocional. De hecho pueden tener consecuencias significativas en nuestro modo de vida, ya que influye en la capacidad de trabajar, en la vida social y en las relaciones amorosas.

Es por eso que mantener un equilibrio en la producción de serotonina es importante en el tratamiento de estas afecciones.

El CBD parece afectar de manera positiva los receptores de serotonina de nuestro cuerpo, lo que sin duda ayuda a tratar la depresión. Sin embargo, esto no es lo único que el cannabidiol puede hacer. Veamos a continuación varios estudios.

Investigaciones del CBD como tratamiento para la depresión

En el 2014, se llevó a cabo un estudio que arrojó como resultado que el CBD se comportaba como un ansiolítico y antidepresivo en los animales que sufrían de depresión.

Para el 2018, los estudios de este tipo se multiplicaron arrojando resultados similares, con la diferencia de que pudieron notar que el CBD mejoraba el estado de ánimo de los animales sin activar los receptores endocannabidoides del cerebro. Lo que quiere decir que habría menos riesgo de desarrollar una dependencia al CBD.

Es probable que se pueda desarrollar un medicamento a base de CBD que sea capaz de combatir la depresión sin generar los efectos secundarios como dependencia al medicamento. Sin embargo, hacen falta realizar más estudios en humanos para poder lograr ese objetivo.

Los efectos secundarios que sí puede causar el CBD como tratamiento para la depresión son leves y entre ellos encontramos: diarrea, nauseas, pérdida del apetito, fatiga y pérdida de peso. Otra advertencia es que el CBD en combinación con otros medicamentos puede aumentar la posibilidad de problemas en el hígado.

Siempre es mejor consultar al médico antes de iniciar un tratamiento a base de CBD para la depresión, para saber si la interacción de éste con los medicamentos del tratamiento no generará problemas hepáticos.

Fuente de estudio del 2014: https://cbd-b.be/wp-content/uploads/2018/09/2014-Antidepressant-Like-and-Anxiolytic-Like-Effects-of-Cannabidiol.pdf

Fuente de estudio del 2018: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6161644/

Conoce más aquí  acerca de nuestros productos a base de CBD y sus beneficios a la salud.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: