Sistemas biométricos refuerzan seguridad en empresas y viviendas particulares

Con acceso preferencial a través de una conexión inalámbrica, podrá resguardar sus instalaciones y la integridad de su núcleo familiar.

Ante los altos índices de inseguridad registrados en diferentes regiones de Europa, muchas compañías realizan grandes inversiones en sistemas de control, con la intención de resguardar sus equipos y sus instalaciones de personas extrañas que atenten contra el patrimonio empresarial.

De igual manera, se ha incrementado la demanda de estos controles de acceso en zonas residenciales, al implementar el uso de la huella dactilar para evitar los riesgos que se corren al salir a la calle con un manojo de llaves, de manera que se pueda activar un modo selectivo de acceso al interior de una vivienda.

Instalar un Sistema biometrico en una vivienda particular es sumamente sencillo, siendo muy fáciles de gestionar a través de una conexión bluetooth configurada en un dispositivo móvil. Al ser autónomo, ofrecen mayor comodidad a los usuarios, resguardando el interior del hogar sin necesidad de instalar una conexión permanente a la red.

tecnicas reconocimiento humano

Cada registro quedará almacenado en una memoria interna, lo que hace de este sistema una alternativa altamente segura y confiable para preservar la integridad de su núcleo familiar. De esta manera, con acceso preferencial, sólo personas autorizadas podrán ingresar a través de su huella dactilar, bien sean familiares, allegados o personal de confianza.

Quienes lo deseen, pueden activarlo por fases, iniciando en el área de parking para mayor confiabilidad. La instalación de un lector dactilar autónomo incorpora un novedoso software que le reportará de forma inmediata las altas y las bajas de los usuarios, al igual que le permitirá administrar los permisos.

Las ventajas de esta tecnología, es que ya no necesitará de cables ni de puertos USB, tampoco tendrá que invertir en dispositivos adicionales, ni en nuevas pantallas de interfaz de usuario. Por ende, es una modalidad muy práctica, sencilla, cómoda y segura.

Este dispositivo de acceso es ideal para instalar, además, en oficinas pequeñas y otros espacios que requieran de seguridad. En el mercado puede efectuar un análisis de las mejores marcas, comprobará que son fáciles de manejar y muy confiables.

Biometría

El conjunto de técnicas destinadas al reconocimiento humano mediante los rasgos conductuales o físicos, recibe el nombre de biometría. El desarrollo de la informática ha permitido crear nuevas aplicaciones que combinan las ciencias estadísticas y las matemáticas para medir los rasgos de una persona y autentificar su identidad.

Sus primeros usos datan del siglo XIV en China, cuando los comerciantes decidieron implementar un método sencillo para identificar a los menores de edad. Con el pasar del tiempo, la tecnología perfeccionó el sistema hasta avanzar en la especialización y análisis de las huellas dactilares y otras partes del cuerpo como la retina, la morfología de la cara, de la mano, la escritura y la voz.

Su aplicación se ha extendido a todo tipo de empresas y a disciplinas relacionadas con la investigación criminal. Al comparar una huella con la base de datos, el sistema verifica los resultados y acepta o niega el acceso si no coincide con la identificación.

Sistemas biometricos refuerzan seguridad

Ventajas de la instalación

Al implantar un detector de huellas confirmará que es muy fácil de usar, basta con colocar el dedo sobre el sensor para medir su efectividad. De esta manera, ya no tendrá que acudir a tarjetas de marcaje, evitando los riesgos de robo o extravío.

Adicionalmente, evitará ser expuesto a fraudes porque las personas que ingresen en su instalación son las que reconoce el sistema, indicando además, las horas de entrada y de salida. Por último, podrá prescindir del control manual en su domicilio.

Son diversos los usos que se les puede dar a un sistema biométrico, son útiles para resguardar artículos de valor, cerraduras, cajas fuertes o el sistema de encendido de su coche. Con relación a los tipos de escáner, los fabricantes se las ingenian para el registro de las huellas a través de tecnologías térmicas, de presión, ópticas o cautivas.

Los más comunes emplean láser y sistemas de luces LED, capturando la imagen a través de un sensor. De lo analógico se pasa a una corriente digital, mientras que la calidad de la imagen está sujeta al tipo de equipo que se utilice para captarla.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: