Soportes de acero para cargas pesadas

El desplazamiento mecánico o manual de carros industriales para el transporte de cargas pesadas requiere productos realizados con materiales adecuados para estos fines.

Los soportes correctos para el desplazamiento de las cargas pesadas

Además de los criterios de selección de las ruedas industriales, es fundamental determinar el soporte correcto que debe combinarse con las ruedas, puesto que no todos los soportes son capaces de soportar los choques y esfuerzos relacionados con el desplazamiento mecánico.

Cabe recordar que el soporte es el elemento de conexión entre la rueda y el carro. Generalmente todas las ruedas requieren el uso de un soporte para conectarse al carro o al equipamiento, excepto las ruedas cuyo eje está incorporado en el carro mismo.

Se recomienda calcular siempre la capacidad de carga del conjunto rueda + soporte, que es limitada por el elemento más débil del conjunto (por ejemplo: si la rueda tiene una capacidad de 500 kg y se instala con un soporte que tiene una capacidad de 300 kg, el conjunto rueda + soporte tiene una capacidad de 300 kg).

Por tanto, es importante consultar con un colaborador técnico capaz de proporcionar junto con las ruedas también los soportes correctos para cualquier contexto industrial.

Para las cargas pesadas, la empresa líder Tellure Rôta ofrece soportes aptos para el desplazamiento manual o mecánico, como los soportes P y PX para bajas intensidades, PT con cojinetes endurecidos y EP para cargas muy pesadas. En todos estos casos, es preciso considerar que la velocidad del carro no debe superar los 6 km/h.

Si el cliente necesita efectuar desplazamientos mecánicos a velocidades superiores están disponibles soportes EE electrosoldados, EEG electrosoldados dobles y EES electrosoldados con amortiguación, para una velocidad de desplazamiento con tracción mecánica de hasta 16 km/h.

En cambio, para velocidades de uso superiores a los 16 km/h es necesario contactar con la empresa para una consulta específica.

Rueda de acero

¿Cuáles son los tipos de soporte más usados?

Vamos a analizar las características de cada uno.

Soportes P y PX

El soporte P asegura capacidades de carga elevadas, por tanto, es apto para las aplicaciones industriales (máx. 750 kg). El galvanizado amarillo colonial garantiza una resistencia muy elevada al óxido blanco en cámara de niebla salina (más de 72 horas). Se pueden añadir el freno de accionamiento delantero y el freno de accionamiento trasero ajustable. En cambio, el soporte PX cuenta con componentes de acero inoxidable AISI 304, por esto es idóneo para el uso en ambientes con presencia de agentes químicos agresivos.

PT soportes pesados con cojinetes endurecidos

Se trata de soportes diseñados para el uso en condiciones particulares, como:

  • desplazamiento mecánico o mixto manual/mecánico,
  • velocidad recomendada hasta 6 km/h.
  • alta intensidad de desplazamiento,
  • cargas medias y ambiente principalmente interno.

La doble corona de bolas con carril de acero al carbono endurecido garantiza una rotación precisa del soporte incluso a largo plazo y tras un uso intenso y pesado, ofreciendo un soporte resistente a lo largo del tiempo también para los desplazamientos mecánicos frecuentes.

Soporte EP para cargas muy pesadas

Este tipo de soporte se recomienda para cargas que pueden alcanzar los 1600 kg. La presencia de dos cojinetes garantiza una excelente maniobrabilidad también a plena carga. El primer cojinete axial es de empuje, el segundo es cónico y resiste a los empujes oblicuos.

Normalmente este tipo de soporte no requiere mantenimiento: en caso de aplicaciones que necesiten una lubricación periódica (desplazamiento continuo con medios mecánicos, ambientes muy polvorientos, etc.), es posible equipar el soporte con un engrasador. Se puede combinar el freno de accionamiento trasero ajustable.

Carros con movimiento independiente

En los carros que disponen de un sistema de movimiento independiente (ruedas motrices – carros autopropulsados), las ruedas se conectan directamente al carro; por tanto, no se utilizan soportes para su montaje.

En estas condiciones, las ruedas están sometidas a esfuerzos particulares.

De hecho, las ruedas motrices, además de soportar la carga, deben permitir la transmisión del esfuerzo tangencial que produce el avance de la rueda y por consiguiente del carro.

Además, el revestimiento de las ruedas motrices está sometido a esfuerzos mayores.

En particular, al elegir las ruedas y los soportes para carros autopropulsados, deben considerarse con atención los siguientes elementos:

  • tipo de buje o cojinete aplicado en el cubo.
  • tolerancias de acoplamiento eje/cubo.
  • material del cubo con relación al del eje.
  • frecuencia de los arranques y de las paradas del órgano de transmisión del movimiento.
  • inversión del sentido de la marcha.
  • presencia de sobrecargas, también temporales.

Para más información sobre los soportes y las tecnologías para el desplazamiento de las cargas pesadas hacer clic aquí: https://www.tellurerota.com/es/gama-productos/industrial-cargase-pesadas-y-desplazamiento-mecanico.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: