El té verde y la salud, ¿compatibles?

¿Conoces bien el té verde? ¿Sabes de sus virtudes y de todo lo bueno que aporta a la salud? Si la respuesta es que no, no te preocupes, estás en el sitio idóneo para resolver tus dudas. Aquí te ofreceremos esa información y desmontaremos el mito de que el té verde sube la tensión.

Ventajas del té verde

El té verde es un alimento rico en atioxidantes lo cual es muy beneficioso para mitigar el paso de la edad, ya que consiguen enriquecer la piel y hacer que muchas de las sustancias que vamos perdiendo con la edad lo hagan a una velocidad mucho menor.

Estos antioxidantes consiguen también ayudar a eliminar el colesterol malo, haciendo que mejore la salud de nuestro corazón al limpiar los vasos sanguíneos de ese peligroso colesterol que puede llegar a obstruirlos y provocar diversos problemas en el corazón y el sistema circulatorio.

Te verde mitos

Los antioxidantes son uno de los grandes motivos de que tanta gente opte por comprar té verde en la tienda online Tazitas, especialista en ello y referencia indiscutible del sector. Este tipo de té es el que está más en auge, y tomarlo es algo cada vez más extendido en España.

Además de los antioxidantes, el té ofrece la ventaja de su intenso sabor, tan natural y diferente de otros tipos de bebidas que quien suele tomarlo lo identifica como uno de los mejores momentos del día, ya que es uno de esos alimentos que tiene la doble virtud de ser saludable y estar rico.

El té verde y la tensión

El té es una gran aportación para la salud cardiovascular. Sus cualidades le hacen un regulador excelente de la tensión arterial. Consumido en cantidades adecuadas (hasta 3 o 4 tazas al día), este tipo de té ayuda a controlar la tensión arterial alta.

Se trata por tanto de algo muy saludable, ya que con el simple hecho de tomar esta bebida ya estamos ofreciendo a nuestra presión arterial una gran ayuda para ayudar a que su estado sea el mejor posible.

Por lo tanto, la afirmación de que el té verde sube la tensión es falsa. De hecho, no solo no lo hace, sino que contribuye a que la tensión alta sea regulada poco a poco, con lo que es un alimento altamente recomendable para las personas que sufren de este problema.

El té en las dietas de adelgazamiento

Otro de los motivos para tomar este alimento es lo bien que viene en dietas de adelgazamiento. Hay que tener en cuenta que tomar un té sin azúcar supone consumir una bebida casi vacía de calorías, con lo que es ideal para poder saciarse un poco durante estas dietas.

Al no consumir calorías con ella, puede ser una buena bebida sustitutiva de otras que sí las tengan. Además, tiene propiedades diuréticas que ayudan al cuerpo a depurarse de toxinas y a funcionar correctamente en varios aspectos, en especial en el de no retener líquidos.

Es muy preferible tomar té en los desayunos y meriendas que hacerlo con otras bebidas como zumos o batidos envasados, que tienen más calorías y azúcar y que no son nada beneficiosas para una dieta de adelgazamiento.

El té puede usarse en esas dietas también para engañar al estómago, ingiriendo algo que le llene un poco entre horas para llegar mejor a las comidas, sin la sensación de ansiedad por comer derivada de llegar con mucha hambre.

Cómo preparar un buen té

Para hacer un buen té es fundamental hervir agua en una tetera en la que previamente hayamos puesto el té. Una vez que el agua esté hirviendo podemos servirlo en la taza y dejarlo reposar 3 o 4 minutos.

Es muy importante no pasarse de esa cantidad de tiempo, ya que si se hace podemos conseguir que amargue demasiado y que su sabor resulte desagradable. Por eso, ese es el tiempo ideal para poder tomar tras él un buen y sabroso té.

Se le pueden añadir leche y/o azúcar para que esté más sabroso, pero hay que tener en cuenta que entonces no será exactamente una bebida de adelgazamiento y que se mitigarán algunas de sus propiedades. Depende de cada uno poner en una balanza pros y contras.

Te verde tension

En cualquier caso, es evidente que se trata de una bebida que no se toma solo por salud, sino por el placer de disfrutar de su sabor, su aroma y el simple gusto de tomarlo con tranquilidad en una taza bien caliente.

Como hemos visto, el té verde es algo muy beneficioso para la salud, en especial para la tensión. Así que si no estás habituado a tomarlo y quieres contribuir un poco a mejorar tu salud, puede ser un buen momento para encontrar momentos en el día en el que disfrutar de su sabor y de su aroma.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: