Tecnología que ha revolucionado la seguridad física

A medida que las tecnologías surgen y evolucionan en un mundo cada vez más conectado, las amenazas a la seguridad también se están volviendo más sofisticadas. Mucha de la seguridad está migrando hacia soluciones tecnológicas que expondrán nuevas formas de explotar sus vulnerabilidades.

En este panorama la seguridad física juega un papel especial, así lo afirman los cerrajeros. Mirar hacia el futuro es una tarea complicada, por lo que nos hemos propuesto echar un vistazo a esa tecnología que ha cambiado la forma de implementar la seguridad física.

En esta revisión nos concentraremos en innovaciones tecnológicas que, siendo relativamente recientes, abren un campo amplio a la creación de productos y soluciones de seguridad física.

La Inteligencia Artificial

La inteligencia artificial (IA) parece estar de moda. En cualquier feria de seguridad podemos encontrar decenas de productos que la utilizan en algún grado. Hasta ahora el campo más prometedor ha sido el de la videovigilancia con IA.

Existen programas informáticos que analizan el audio y las imágenes de las cámaras de videovigilancia para reconocer humanos, vehículos, objetos y eventos. Pueden distinguir armas y actitudes agresivas y destacarlas para permitir a los humanos priorizar su atención.

Esto ya se utiliza con éxito, por ejemplo, para prevenir suicidios y alteraciones del orden en estaciones de metro subterráneo alrededor del mundo. Se establecen una serie de reglas y la IA envía una alerta si detecta alguna infracción a las mismas.

El análisis del comportamiento es una de las capacidades más prometedoras de estas tecnologías, al liberar al ser humano de la tediosa tarea de vigilar a otros seres humanos.

La Biometría

La biometría existe desde hace mucho tiempo. A finales del siglo XIX, las fuerzas del orden y los tribunales comenzaron a considerar las huellas dactilares como una herramienta forense útil para resolver crímenes.

No fue hasta el desarrollo de ordenadores con grandes bases de datos de fácil acceso que la biometría comenzó a despegar. La avanzada tecnología informática permitió la recolección de grandes cantidades de información biométrica a la que se podía acceder y analizar fácilmente.

Aunque la tecnología biométrica de huellas dactilares es la más utilizada, muchos expertos cerrajeros creen que habrá un rápido crecimiento tanto en el reconocimiento facial como en el reconocimiento del iris a medida que los costes sigan bajando.

A diferencia de las llaves, las identificaciones, las tarjetas de proximidad y las contraseñas, las características biométricas no pueden ser robadas o extraviadas. Esta las convierte en una herramienta valiosa para la seguridad física.

Cloud computing

La computación en la nube está ahora firmemente establecida, y la mayoría de las organizaciones la utilizan a algún nivel. A medida que crece el uso de dispositivos de Internet de las cosas (IoT, por sus siglas en inglés), también crece la cantidad de datos que requieren almacenamiento y procesamiento.

Computación en la nube

El auge de la informática de última generación está poniendo más procesamiento de datos fuera de nuestro alcance, en máquinas remotas, que obtienen información desde los datos recogidos por una cámara de vídeo o un dispositivo de control de acceso.

Podemos ahora controlar remotamente nuestras puertas, consultar los sensores de nuestros hogares, establecer reglas de acceso. Todo en forma remota, utilizando servicios en la nube, descubre más de la aplicación en seguridad, aquí. Y esta tendencia solo se acelerará en el futuro.

Sistemas electrónicos de control de acceso

El control de acceso electrónico, que durante mucho tiempo fue visto como el “futuro”, está ahora disponible con una barrera de entrada mínima. La tecnología ha hecho más accesible que nunca las cerraduras electrónicas y los sistemas de acceso centralizados.

Esto permite establecer reglas de gestión de credenciales, permitiendo o prohibiendo el acceso basado en una serie de reglas individuales de acceso. De esta forma se puede controlar mejor el flujo de personas dentro de un edificio, reduciendo las necesidades de seguridad.

Nuevos materiales y técnicas metalúrgicas

En estos últimos años hemos visto la popularización de nuevos materiales, como los compuestos y las nuevas aleaciones metálicas, así como de técnicas metalúrgicas innovadoras. Estas permiten obtener materiales con características mejoradas, vitales en el campo de la seguridad física. 

Los aceros carbonitrurados o con tratamientos criogénicos se están abriendo paso en la construcción de mecanismos resistentes. Estos pueden ser incorporados en nuestras cerraduras y puertas para dotarlas de propiedades impensables hasta hace unos años.

Por otra parte, los materiales compuestos están cambiando la forma en que pensamos en seguridad. Mucho más ligeros que los metales, ofrecen una gran resistencia a los ataques con proyectiles y herramientas de corte, manteniendo bajo el peso y los costes.

Muchos edificios están siendo construidos para resistir explosiones, utilizando combinaciones de materiales novedosos como el concreto reforzado con polímeros. Los plásticos reforzados con fibras han encontrado también un lugar en escudos, armaduras y estructuras varias.

Los dispositivos inteligentes y conectados

Los teléfonos inteligentes siguen dominando el mundo. Ya permiten que el personal de seguridad supervise más fácilmente ubicaciones remotas, mueva cámaras, active la iluminación, obtenga lecturas de varios sensores, y más.

En el futuro los teléfonos inteligentes nos continuarán proporcionando conectividad, pero también podrán ser utilizados para interactuar con otras tecnologías inteligentes, como cerraduras de puertas, sistemas de monitoreo perimetral y monitores de video.

Las tecnologías inteligentes combinarán varios tipos de prevención en una sola interfaz. Por ejemplo, una tecnología diseñada para saber si un intruso rompe una puerta también puede ser capaz de detectar inundaciones o incendios. Consulta con estos expertos y obtén detalles de esta aplicación de la tecnología.

La tecnología inteligente también fusionará la seguridad con el monitoreo ambiental. Por ejemplo, una cámara de seguridad también puede tener la capacidad de monitorear una fuga de gas o un derrame peligroso.

Y todos estos sistemas podrán ser coordinados desde una sola tableta o teléfono inteligente, o accesibles desde cualquier lugar del mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: