Los terrarios, el mejor hábitat para tu reptil

Los reptiles y anfibios son animales que se pueden tener como mascotas dentro de casa, pero necesitan un ambiente y un hábitat especiales para que puedan sobrevivir.

Los terrarios son contenedores especialmente diseñados para recrear el hábitat de estos animales exóticos, en un ambiente controlado, proporcionándoles un hogar seguro y saludable que cubre todas sus necesidades.

Hacer un terrario para un animal es un proyecto muy gratificante. Es mucho más que simplemente tener una pequeña mascota, o construir un hábitat, es una mezcla de ambos mundos, como si estuvieses creando una biosfera.

Pero no es cuestión de comprar el terrario más barato, ponerle unas cuantas plantas y colocar dentro al animal.

Hay ciertas cuestiones importantes que hay que considerar antes de ponerte a crear un hábitat.

Antes de comprar un terrario, hay que saber cuál es el animal que va a vivir en él, pues cada reptil tiene diferentes necesidades ambientales.

Características que debes buscar en un terrario

Tamaño

El tamaño del terrario importa por muchas razones. El primero es el tamaño del reptil. Por razones obvias, necesitarás un espacio que sea lo suficientemente grande para que quepa cómodamente.

Hay que tener en cuenta que algunas serpientes y lagartos pueden llegar a alcanzar un tamaño considerable cuando crezcan.

Otro factor a considerar es su comportamiento. Algunos reptiles requieren un amplio espacio para poder moverse, así como diferentes áreas para tomar el sol, esconderse, refrescarse, e incluso nadar.

Por eso es importante escoger un terrario de acuerdo a las necesidades de espacio de tu mascota, independientemente de su tamaño actual.

Por suerte, hay terrarios de todos los tamaños, desde los faunarium más pequeños hasta los terrarios grandes más impresionantes.

Terrarios para reptiles

Forma

La mayoría de los reptiles pueden vivir en un terrario multiusos, de tamaño cuadrado o rectangular, con un tamaño el doble de grande que su altura y su anchura.

En el caso de que el animal necesite unas necesidades especiales, como los reptiles que están acostumbrados a vivir en lugares altos, como los árboles o las paredes, puedes optar por un terrario alto.

Y si es un reptil que se arrastra por el suelo, necesitarás un terrario bajo, pero bastante ancho.

Piensa en dónde lo vas a colocar dentro de casa, y asegúrate de que es un lugar seguro para ellos.

Ventilación

Aunque viven en un espacio cerrado, los reptiles requieren una ventilación adecuada. La mayoría de los terrarios tienen paredes de cristal o plástico, y la ventilación se realiza mediante unos orificios en la parte delantera.

También hay terrarios de malla, para que la ventilación sea máxima.

Puedes retirar la cubierta del techo y cubrir el terrario con alambre para permitir un flujo de aire desde la parte superior del terrario. Pero con cuidado de poner una malla que permita que los animales se escapen.

Calor y luz

Algunos reptiles tienen necesidades muy particulares en cuanto a temperatura e iluminación. La mayoría de los terrarios tienen paredes transparentes (de cristal o plástico), para dejar pasar la luz, pero a veces no es suficiente, y es necesario comprar una lámpara de calor o una luz, para poder mantenerse a la temperatura adecuada.

A prueba de fugas

A los reptiles les encanta escaparse. Para evitar que tu reptil desaparezca como Houdini, es recomendable un terrario cerrado, con la parte superior asegurada.

Para mayor seguridad, se puede cubrir una malla de alambre o de tela. Hay quienes recomiendan untar un poco de vaselina alrededor del borde superior, para ayudar a detener las fugas.

Humedad y agua

Si el animal requiere un ambiente húmedo, el terrario deberá tener una tapa cerrada, ya que la parte superior de malla no puede mantener un nivel adecuado de humedad. Sin embargo, no hay que olvidar la ventilación.

Algunas especies de reptiles necesitan acuaterrarios o terrarios de agua para satisfacer sus necesidades. Los vivarios y las tortugueras son la mejor opción.

El suelo

El suelo del terrario deberá ser lo más parecido posible al hábitat natural del animal. Esto puede requerir materiales esponjosos y húmedos, sustratos arenosos con áreas de excavación, o ambientes mixtos con una zona húmeda para bañarse y otra con tierra seca.

Decoración

Es habitual poner una imagen de fondo en la parte posterior del terrario. Esto no sólo ofrece al reptil una sensación de estar en casa, en la naturaleza, sino que decora el lugar.

También se suelen poner plantas, rocas, ramas y otros objetos apropiados para el animal que habita.

Y si quieres comprarlo todo junto, opta por los kits completos para terrarios que contienen todo lo necesario para empezar a mantener una determinada especie de reptil.

Marca

Si quieres evitar problemas a largo plazo, elige una marca de confianza que solamente fabrique terrarios de calidad, como Exo Terra.

Estos son sólo algunos de los consejos para la compra y creación de un terrario, ya que hay muchas especies de reptiles y anfibios, y cada uno tendrá sus propias necesidades específicas.

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: