3 tecnologías que revolucionarán el sector de la belleza

La belleza se ha convertido en uno de los mercados más importantes del mundo. Según CB Insights, se estima que la industria cosmética global generará 800.000 millones de dólares en 2023. En España, el sector perfumería y cosmética facturó 6.954 millones de euros en 2018, con un incremento consecutivo del 2 %. Según Silvana Miró de STYLEBOOK, Latinoamérica no se queda atrás, pues ‘’tan solo en México, la industria de belleza y cosmética facturó más de 7 mil millones de dólares en 2018, con un 11 % de crecimiento anual’’.

Debido a su constante crecimiento, las principales marcas que conforman esta industria están realizando grandes inversiones en tecnología para mejorar sus procesos, minimizar costos pero, además, para crear productos novedosos.

En 2018, L’Oreal declaró que no quería ser la firma de belleza número uno en el mundo, sino buscaba un reconocimiento por ser la mejor compañía de tecnología de belleza. Guive Balooch, vicepresidente global de la Incubadora de Tecnología de L’Oreal, afirmó que el avance tecnológico ha creado a un consumidor más exigente que busca productos personalizados y precisos.

1. Le Teint Particulier, de L’Oréal

Se trata de una máquina de bases que utiliza Inteligencia Artificial (IA) para encontrar el tono exacto de la piel.

Los consultores de Lancome identifican el tono de la piel facial del usuario con el uso de un colorímetro de mano, en otras palabras, una especie de escáner. La computadora recibe la información y la procesa a través de un algoritmo que elige entre 20.000 tonos diferentes el ideal para la piel testeada. Finalmente, se obtiene una mezcla que promete fundirse a la perfección con la piel del cliente.

2. Visual Artist, de Sephora

Visual Artist utiliza realidad aumentada (RA) para que los clientes prueben productos cosméticos a través de sus teléfonos inteligentes.

Gracias a su sistema de RA, el programa rastrea el rostro para reconocer el lugar exacto de los labios y ojos, de esta forma, aplicar los productos correctamente. Desde su lanzamiento en 2016, Sephora afirma que se han probado más de 200 millones de tonos.

Algunos expertos de la belleza han criticado este tipo de sistemas, pues consideran que no son 100 % exactos y, por lo tanto, no son un sustituto de una prueba real. Sin embargo, el uso de estas tecnologías crecerá aún más debido al COVID-19.

3. Opté de Procter and Gamble (P&G)

En la edición 2019 del Feria de Electrónica de Consumo (CES, por sus siglas en inglés) se presentó Opté, una impresora de maquillaje que escanea la piel y aplica maquillaje en las zonas con imperfecciones.

Este producto utiliza impresión 3D, tecnología de reconocimiento facial e IA para el análisis de imágenes. Gracias a su pequeña cámara que incorpora 200 cuadros por segundo y al microprocesador que analiza toda la información recopilada, diferencia las zonas claras y oscuras del rostro. De este modo, su microimpreso aplica la base cuidadosamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: