¿Cuáles son las ventajas de tener un administrador de fincas?

Un administrador de fincas es un profesional que se dedica a la gestión de propiedades inmobiliarias, asesorando a los clientes para conseguir la máxima rentabilidad en temas de compra, venta y alquiler de bienes inmuebles.

Las comunidades de propietarios pueden lograr múltiples beneficios asociados a disponer de un colegiado en administración de fincas plenamente capacitado para esta actividad tan compleja. Se trata de una figura que permite un manejo eficaz, integral y responsable de las propiedades de una comunidad de vecinos, con los conocimientos necesarios para solventar cualquier incidencia que pueda producirse.

Con un administrador de fincas, los miembros de la comunidad de vecinos consiguen las siguientes ventajas:

Garantía de mantener la solvencia en aspectos jurídicos, contables y técnicos

El compromiso de mejorar la gestión de la comunidad de vecinos comienza por mantener la solvencia de todas las áreas involucradas en buen funcionamiento de la propiedad inmobiliaria.

Ventajas de tener un administrador de fincas

Se trata de un equipo de trabajo con experiencia acreditable que ejerce todos sus conocimientos para mantener al día los aspectos jurídicos, contables y técnicos relacionados con la propiedad inmobiliaria, para que los propietarios no deban preocuparse más que por el disfrute de sus bienes o las ganancias que estos producen.

Asistencia legal

La comunidad dispondrá de un completo departamento legal que se hará cargo de cualquier incidencia, además de asistencia permanente en temas de normativas municipales, códigos técnicos, permisos, seguros obligatorios y todo lo relacionado con la legalidad de la comunidad de vecinos.

Garantía anti-morosos

Con los servicios de estos profesionales se busca que la comunidad elimine el peligro de los vecinos que no atienden con sus obligaciones de pago a tiempo.

Este proceso incluye procesos de mediación y arbitraje que permitirá resolver inconvenientes cuando ocurran, intentando que no trasciendan hasta convertirse en engorrosos procesos judiciales.

Transparencia en todos los procesos

Se consigue además una información clara sobre los estados de las cuentas y de los movimientos de los gastos de la comunidad, basado en un control deontológico de las actuaciones del equipo profesional que responde a un código estricto de ética. Esto garantiza una transparencia total en los procesos administrativos de la comunidad de vecinos.

Ahorro de costes para el grupo de propietarios

Esta es una solución bastante rentable, ya que se trata de un proceso de gestión que evita que se cometan errores que puedan resultan mucho más costosos a largo plazo y ocasionar mayores problemas a la comunidad de propietarios. Se trata de una gestión que tiene un carácter preventivo para que los vecinos puedan sentirse más seguros.

Finalmente, la mayor ventaja de contar con un administrador es la comodidad que ofrece para el proceso de gestión de inmuebles. Con este servicio puede hacerse más ágil el tratamiento de temas polémicos, ya que se dispone de un mediador imparcial que dispone de un punto de vista crítico, profesional y eficaz.

El servicio de administración de fincas garantiza transparencia y profesionalismo en la gestión de comunidades de vecinos.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: