Tendencias en decoración: vinilos para cristales

Los vinilos decorativos están de moda y es que es una opción muy económica para darle un nuevo aire a cualquier estancia. Por lo general, tendemos a asociar los vinilos decorativos a paredes, pero la verdad es que son aplicables sobre cualquier superficie lisa y además muy fáciles de colocar.

Se pueden usar vinilos para decorar casi cualquier mueble, puerta o incluso electrodomésticos, como por ejemplo la nevera, pero ahora mismo, una tendencia que está en auge entre los consumidores es la de comprar vinilos para cristales.

¿Qué son los vinilos para cristales?

Son láminas decorativas y adhesivas especiales que se colocan en ventanas, puertas, escaparates, lunas de coche o incluso mamparas de baño. Su utilidad puede ir más allá de la decoración, como proteger del sol o evitar roturas. Al igual que el resto de vinilos decorativos, están hechos de cloruro de polivinilo, más conocido como PVC, es un plástico flexible apto tanto para superficies exteriores, como interiores, ya que no se dañan con el agua o la humedad.

¿Para qué sirven estos vinilos?

Su utilidad varía en función de donde vayan a colocarse, con un vinilo se abre un nuevo mundo de posibilidades que pueden cambiar por completo el aspecto de tu hogar, tu negocio y hasta de tu coche.

comprar vinilos para cristales

Conseguir cierta intimidad en el baño

En el caso de que tu mampara sea transparente y esto te haga estar un poquito incomodo, puedes recurrir a vinilos translúcidos, que dejan pasar la luz, pero consiguen que no se vea nada desde fuera, estos no tienen por qué cubrir toda la superficie de la mampara, las opciones son muchísimas, desde ponerlo a rayas, como cubrir solo la mitad de la superficie o recurrir a algún dibujo. En el caso de que tu mampara tenga varias puertas, también puedes decorarla con un vinilo opaco, eligiendo cualquier imagen, como verdes cañas de bambú o preciosas flores. Esto puede ayudarte a separar zonas, por ejemplo, cubriendo el lado de la mampara que da al lavabo. Además, le dará un toque de distinción a tu baño y actuará a modo de cuadro.

Cambiar las vistas

Si alguna ventana de tu casa da a un feo patio que no te aporta nada, cámbialo, coloca un precioso paisaje o la ciudad que más te guste. Con esto conseguirás dos cosas, la primera, contemplar siempre lo que tú quieras, ya que, si te cansas de esa vista, solo debes cambiar el vinilo por otro. Y segundo, evitar la mirada cotilla de algún vecino cercano, todos sabemos lo que pasa en los patios de luces.

Darle un toque de distinción a tus puertas, muebles y ventanas

Puedes decorar las partes de cristal, por ejemplo, con vinilos de colores translúcidos, así harás que tu casa esté algo más animada. También puedes decorarlos con cualquier tipo de dibujo o frase, todo hará que ese elemento se vuelva único e irrepetible.

Controlar la iluminación

Si no eres muy fan del uso de estores y cortinas, puedes recurrir a vinilos adhesivos translúcidos, comprar alguno sencillo de colocar, de una sola pieza con algún dibujo que deje pasar completamente la luz o volverte loco y fabricarte tu propia vidriera a base de trocitos de colores, adelante, nunca hay que frenan el ingenio y la imaginación.

Aportar calidad a tu negocio

Son rebajas, tienes una tienda y te toca recurrir a colgar y pegar con celo carteles por los escaparates, sabemos que eso en el fondo no queda bonito, recurre a los vinilos para escaparates y su cantidad de posibilidades. Úsalos para colocar el nombre de tu negocio o para hacerte publicidad y que te sigan en las redes sociales. ¿Qué es navidad? Decora tus escaparates con lo que se te ocurra, desde bolas y regalos, hasta copos de nieve.

Haz que tu coche diga algo más de ti

No te limites a la típica pegatina de “bebé a bordo”, coloca cualquier frase, dibujo, foto o combinación de ellos que realmente te represente, envíale algún mensajito a los coches de atrás, lo que quieras, al fin y al cabo, tu coche también es una extensión de ti.

¿Cómo colocarlo?

Los vinilos, independientemente de cómo vengan empaquetados siempre contienen instrucciones de colocación del fabricante, solo debes seguirlas. Eso sí, punto común para todos, la superficie debe ser lisa y estar totalmente limpia. Se suelen colocar con cuidado y ayudándote de una espátula de plástico. Si la superficie es grande, conviene ir humedeciendo la zona con un pulverizador con agua y algo de jabón. Si tras colocarlo quedan burbujas, conviene esperar a que se seque, ya que a veces se van solas, si no se le puede aplicar algo de aire caliente con un secador a mínima temperatura.

Como ves es muy sencillo darle un toque de originalidad a tu mundo con estos vinilos decorativos personalizados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: