Visitar Bruselas en un coche de alquiler

Viajar al extranjero y hacer turismo de manera independiente y libre es posible si se opta por el alquiler de coches privado. Los horarios, las paradas, los transbordos y las tarifas, son condicionantes molestos de los que uno se puede desprender al alquilar un vehículo.

Europa es el continente más visitado por los amantes de la cultura, gastronomía e historia. Los países que forman parte de este territorio disponen dentro de sus fronteras de grandes tesoros en forma de patrimonio. Es sabido por muchos que naciones como Portugal, España, Francia, Italia o Bélgica albergan impresionantes monumentos. Sus castillos y catedrales han sido testigo de grandes acuerdos y conspiraciones, a lo largo de los tiempos, por personajes poderosos e influyentes en el mundo de la política y la religión. Se forjaron imperios que llegaron a controlar el mundo conocido hasta entonces.

Bélgica es uno de estos países con historia. Ciudades como Amberes, Brujas y Bruselas generan una elevada cantidad de tráfico, debido al volumen de turistas que atraen anualmente. Además, esta última ciudad, Bruselas, es la capital estratégica de la Comunidad Europea. Esto aumenta el interés de las personas por visitarla.

El alquiler de coches

En Bélgica, las opciones de movilidad existentes son varias. Pero, la opción de alquilar un coche en Bruselas es una de las más aconsejadas. En primer lugar, porque los turistas llegan al país en transporte aéreo, y una vez en el aeropuerto, es necesario contratar los servicios de alguna empresa de transporte para llegar al centro de la ciudad. Las compañías arrendatarias de vehículos están instaladas en la propia terminal. Es un sistema rápido, cómodo y asequible.

Visitar Bruselas

No importa el número de personas con el que se haya programado un viaje, ni el tipo de turismo que se tenga pensado realizar. El alquiler de vehículos pone a disposición de los usuarios diferentes modelos de coches, desde coches urbanos a grandes furgonetas. La posibilidad de alquilar un automóvil es igual de accesible para individuos que viajan solos como para grupos de nueve integrantes.

Todos los tipos de turismo tienen cabida en las opciones propuestas por las empresas de alquiler de coches, pues existen diferentes formatos de vehículos a su disposición, por ejemplo los denominados aventureros y premium. Si el viaje programado a Bruselas tiene por objetivo recorrer parajes naturales y caminos rurales, la selección de furgonetas es lo ideal. Pero, si lo deseado es recorrer el centro de la ciudad, y las calles más influyentes y caras como si de ejecutivos se tratase, la contratación de coches deportivos y lujosos es la alternativa correcta.

Al contratar un vehículo para desplazarse por Bruselas se contraen ciertos compromisos, por ejemplo, respetar las normas de tráfico y responsabilizarse de las acciones cometidas al volante. A su vez, también se adquieren derechos, como estar protegidos por un seguro a todo riesgo y sin franquicia. Es una manera de velar por los intereses de ambas partes, del arrendador y  arrendatario.

Otras opciones de movilidad

El transporte público es otra opción de movilidad, pero depende del tipo de turismo que se desee realizar, puede ser del todo desaconsejado. Los horarios limitan la libertad de acción, además al desplazarse en bus en horas punta, puede suponer todo un caos en la ciudad. En Bruselas también existe la posibilidad de trasladarse haciendo uso del metro, pero al igual que en el caso del autobús, los horarios condicionan mucho la programación diaria.

El coste del transporte público es otro de los aspectos negativos al visitar ciudades como Bruselas. Las tarifas a pagar resultan ser de las más caras, pues los abonos económicos son sólo para quienes tienen carnet de residentes.

Las paradas son otro de los inconvenientes del transporte público, ralentizan mucho el desplazamiento y en muchas ocasiones no llegan al punto seleccionado como destino.

Viajar al extranjero es una opción ideal para aumentar en conocimiento, entender cómo piensas personas de otras partes enriquece la cultura personal y amplía la capacidad de comprensión humana. Disfrutar de estas ocasiones es posible si se selecciona un medio adecuado de movilidad. El alquiler de un coche privado es la opción más ventajosa.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: