La vitamina D, una sustancia esencial para tu organismo

Las vitaminas son sustancias imprescindibles para nuestro organismo, y dentro de todas ellas, la vitamina D cumple unas funciones muy particulares que deben ser tenidas en cuenta, ya que hay casos en los que deberemos aumentar su consumo para garantizar nuestra salud.

A continuación vamos a intentar conocer mejor las particularidades de la vitamina D, una de las más importantes para nuestra salud, ya que es esencial para que nuestro cuerpo se desarrolle con toda normalidad. Por ello vamos a conocer algunos de los detalles más importantes y, por supuesto, analizaremos los momentos en los que vale la pena aumentar su consumo para asegurarnos de que disfrutamos de la mejor calidad de vida posible.

Aprende más acerca de la vitamina D y su importancia para tu salud

Partimos de la base de que las vitaminas son sustancias imprescindibles para nuestro organismo, ya que las necesitamos para crecer y conseguir que nuestro organismo funcione de un modo correcto.

Importancia vitamina D

Una de las principales funciones de la vitamina D es la absorción del calcio por parte de los huesos, de manera que su ausencia o deficiencia podría dar lugar a enfermedades relacionadas con los huesos como el raquitismo o la osteoporosis.

Sin embargo, esta vitamina no está centrada exclusivamente en los huesos, sino que también es esencial para nuestro sistema nervioso, el sistema inmunitario y para los músculos.

Existen tres sistemas principales para poder obtener vitamina D, siendo dos de ellos naturales que son a través de la dieta, es decir, con la alimentación del día a día y mediante la piel tomando el sol, que es el modo de conseguir que nuestro cuerpo la sintetice. En cuanto a la tercera alternativa tendríamos los suplementos alimenticios de vitamina D.

Evidentemente, la forma más sencilla y rápida de obtener la vitamina D es tomando el sol y permitiendo que nuestro cuerpo se encargue de sintetizarla, pero evidentemente todo en exceso es malo, de manera que no debemos olvidar que si nos pasamos tomando el sol, lo único que vamos a conseguir es envejecer nuestra piel o incluso nos estaremos exponiendo a la aparición de un cáncer de piel, por lo que lo ideal en estos casos es realizar una buena combinación con una alimentación equilibrada con alimentos como los que os vamos a indicar un poco más adelante, y por supuesto de vez en cuando tomar un poco el sol para crear la combinación perfecta.

Algunos de los principales alimentos que incluyen vitamina D son el hígado, el pescado (siempre que sea de mar y no de río) y la yema de huevo, aunque cabe destacar que cada vez son más los alimentos que han sido enriquecidos con vitamina C, muy especialmente cereales para el desayuno y la leche, por lo que puede ser también una buena alternativa para realizar una alimentación variada consumiendo la cantidad de vitamina D que necesitamos.

En qué casos es recomendable aumentar el consumo de vitamina D

Existen diversas situaciones en las que es recomendable aumentar el consumo de vitamina D, ya que son circunstancias especiales en las que podemos precisar de una mayor cantidad diaria, y en este sentido destacamos las personas mayores, los bebés cuando están amamantando, las personas que tienen piel oscura a lo largo de toda su vida, personas que tienen algunas condiciones específicas como pueden ser enfermedades en el hígado, fibrosis quística o la enfermedad de Crohn, así como personas con obesidad y personas que han recibido una cirugía de derivación gástrica.

Vitamina D

Estos son los casos especiales en los que debemos aumentar la dosis diaria de vitamina D, consiguiendo de esta forma una mejora sustancial en nuestra calidad de vida y, sobre todo, en nuestra salud.

Por ello aquí os dejamos un listado de alimentos ricos en vitamina D, gracias a los cuales vais a poder organizar una dieta rica en esta vitamina, logrando de esta forma esa mejora que tanto necesitamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: