5 Aspectos que debes tomar en cuenta al elegir la mejor almohada para ti

Algo a lo que quizá no se le presta la atención necesaria a es las almohadas, esos objetos en los que apoyamos nuestras cabezas antes de tener un sueño plácido y reparador en las noches, pero que en muchas ocasiones son olvidados o no se les adjudica la importancia que en realidad tienen.

Las almohadas, así como los colchones, las sábanas y la habitación en general juegan un papel fundamental en el descanso. Cuando no descasamos lo suficiente, o pesar de dormir al día siguiente nos despertamos igual de cansados, sabemos que no tenemos la energía necesaria para rendir de la forma en que deberíamos hacerlo.

Si sabes que tu colchón o tu almohada son la razón por la que tu descanso se ha visto afectado últimamente, pero tu presupuesto no te permite reemplazarlos, aprende en Gananci cómo ganar dinero por Internet con más de 40 métodos diferentes. Una vez que empieces a poner alguno -o varios- de estos en práctica verás cómo podrás diversificar tus fuentes de ingreso y sustituir en un futuro cercano los elementos que necesitas para dormir mejor.

Seguramente has visto en las películas, novelas u otros programas de televisión como las camas están inundadas de almohadas súper mullidas, que aunque lucen cómodas, en pocas ocasiones se parecen a las que tenemos en casa ¿Cuántas almohadas usas tú? ¿Estás seguro que la cantidad, el tamaño y el tipo de la que tienes ahorita es lo correcto para garantizarte un sueño reparador?

Si no es así, lo recomendable es que no lo tomes como algo sin importancia, sino uno de los elementos que sí influye considerablemente en tu descanso. Además, si estás pensando en comprar una almohada nueva, lo mejor no es simplemente tomar la primera que se nos cruce por delante, sino tomar en cuenta los siguientes aspectos:

1.- Pruébala. Es normal que vendan almohadas en supermercados u otras tiendas donde los clientes no tengan oportunidad de probarlas, pero esto no es lo correcto ya que se necesita saber si la almohada es la ideal para nosotros o es mejor seguir buscando.

Cuando no compras la almohada idónea puedes sufrir de dolores de cabeza, cuello, incomodidad en la zona de la nuca, tensión muscular en la parte alta de la espalda, entre otras dolencias que podrían evitarse simplemente eligiendo conscientemente la almohada que usaremos.

2.- Conoce los tipos de almohadas que hay. Debido a la importancia que las almohadas tienen, ya existen varios tipos para satisfacer las distintas demandas. Normalmente las personas sanas pueden utilizar una almohada tradicional, los otros dos tipos suelen ser recetadas con médicos para aliviar alguna dolencia o para responder ante ciertos síntomas.

  • Hay un tipo de almohada que lleva por nombre mariposa y es recomendada para las personas que tienen problemas cervicales.ALMOHADA MARIPOSA
  • Visoelásticas, estas son fabricadas con espuma que lleva el mismo nombre. Este es un material que fue creado por la NASA y que en la actualidad está disponible para la población en general. Las almohadas visoelásticas tienen la característica de que con el uso adquieren una forma anatómica; esto hace que se alivien los puntos de presión en la espalda.Almohada visoelástica
  • Ergonómica o anatómica, esta puede ser fabricada con diferentes materiales y se caracteriza por no ser rígida, sino por adaptarse a las formas del cuerpo. Normalmente son recomendadas a personas que necesitan mejorar alguna situación física puntual.Almohada anatómica
  • Cervical. Para el uso de aquellas personas con dolencias cervicales o dorsales. Su forma es especial para adaptarse al cuello y la cabeza del usuario. Si sueles sufrir de dolor de cuello frecuentemente, prueba una de estas almohadas ya que esa puede ser la causa de tu malestar.Almohada cervical
  • Almohada inteligente/con memoria. Acá se demuestra cómo la tecnología no se usa solamente para crear aparatos electrónicos, sino para sofisticar las cosas que creíamos más simples. Este tipo de almohada cuenta con sensores para identificar la fase del sueño en la que se encuentra el usuario basándose en los movimientos que este realiza.Almohada con memoria

Al tener acceso a esa información también puede recrear condiciones favorables para el descanso emitiendo ondas de baja frecuencia, así potencia las ya emitidas por el cerebro cuando la persona está profundamente dormida ¿Interesante no?

Cuando conoces los tipos de almohadas que hay puedes enfocarte a buscar aquella que consideres necesaria para ti. También debes tener en cuenta que una sola almohada puede tener varias de las características mencionadas anteriormente.

3.- Fíjate en la textura. La textura permitirá que la almohada se ajuste a varias posiciones al dormir y en todas ellas aliviar los puntos de presión para que tu sueño no se vea interrumpido o saboteado. En la etiqueta de la almohada dice los materiales de los cuales esta está hecha, es importante que los conozcas y que elijas aquellos menos propensos a los ácaros y otros alérgenos.

4.- La altura. Esto depende de la persona y sus necesidades especiales, solo debes recordar que si la almohada te queda demasiado plana puedes sentir luego de un periodo -que es variable- tensiones musculares en el cuello. En cambio, si es demasiado alta puede provocar ronquidos (porque se obstruye la respiración) u otros problemas al dormir de lado o boca abajo.

5.- Tu presupuesto. Sabemos que esto es algo que a muchas personas les preocupa, por eso es mejor buscar los lugares donde ofrezcan los mejores precios, en vez de bajar la calidad de lo que necesitamos. Ten presente que lo que no inviertes en bienestar y prevención, más adelante lo deberás gastar en medicación.

La almohada no es lo único que influye en el sueño, las condiciones generales de la habitación son importantes, así como el estado de la persona en general. Si sufres de insomnio por estrés, prueba estas técnicas de Gananci para deshacerte de él y que puedas descansar como siempre has querido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: