¿Sabe que requiere tramitar una autorización ESTA para viajar a los Estados Unidos?

Durante los meses de Julio y Agosto se concentran la mayoría de los viajes internacionales que realizan los españoles y muchos están pensando aprovechar la debilidad del dólar norteamericano para darse una vuelta por los Estados Unidos.

Ya sea por su cultura, sus compras o por vivir experiencias únicas, este país resulta atractivo a millones de personas de todo el mundo.  Sin embargo, no todos pueden librarse del engorro de solicitar una visa para visitarlo. La gran ventaja de los españoles es que no tienen que preocuparse por este trámite, pero sí deben conseguir la autorización ESTA para poder viajar a los Estados Unidos.

A continuación explicamos en qué consiste.

La ESTA es una autorización para viajar a los Estados Unidos que pueden utilizar todos los ciudadanos de países beneficiarios del programa de exención de visados norteamericano (Visa Waiver Program), entre los que se incluyen los españoles y los que han obtenido la nacionalidad española.

ESTA

La ESTA se consigue electrónicamente a través de un sitio web seguro en el que se cumplimenta un formulario a nivel individual o grupal.  Una vez que se han indicado los datos personales de los viajeros, los datos del viaje y se ha realizado el pago, el sistema se encargará de procesar la solicitud para determinar si los solicitantes pueden viajar sin visa a Estados Unidos.

Antes de abordar un avión con destino a EEUU un operador verificará electrónicamente con el Departamento de Aduanas y Protección de Fronteras (DAPF) si el viajero tiene la autorización ESTA aprobada y registrada.

Esto es muy importante repetirlo para dejarlo muy claro: sin la ESTA aprobada la aerolínea no permitirá que el viajero aborde el avión rumbo a los Estados Unidos.

Se puede imprimir la ESTA autorizada como resguardo, pero la autorización debe aparecer en el sistema electrónico del DAPF de los Estados Unidos para que el viajero pueda abordar el avión que lo llevará a su destino.  Se recomienda que la ESTA se solicite al menos 72 horas antes de viajar, aunque es posible solicitarla en cualquier momento antes de abordar. En la mayoría de los casos, se recibirá una respuesta rápidamente después de enviar la solicitud, pero no conviene arriesgarse y hacer todo con tiempo.

Hay que aclarar también que la autorización ESTA no es una visa, ya que no cumple con los requisitos legales para usarse en lugar de una visa de los Estados Unidos cuando ésta es obligatoria.   También es importante indicar claramente que si una visa válida no garantiza el ingreso a los Estados Unidos, una autorización ESTA aprobada tampoco es garantía para poder ingresar al país.

Por este motivo, si una vez en el aeropuerto de salida o de llegada, los operarios del DAPF evalúan que el viajero representa un riesgo de seguridad o para el orden público de los Estados Unidos podrán rechazar su ingreso al país.

Como la ESTA no es una visa, con la autorización sólo es posible quedarse hasta 90 días por viaje.  Además, tiene un coste inicial de US$4.00, que sirve para cubrir los costes de procesamiento, que se les cobrará a todos los que soliciten una autorización de viaje electrónica. Una vez que la autorización ha sido aprobada se pagarán US $10.00 adicionales.

Ahora ya sabe que es imprescindible contar con una autorización ESTA para que su próxima visita a los Estados Unidos comience con buen pie.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: