¿Sabes todos los beneficios que la vitamina C puede dar a tu organismo?

Son muchos los nutrientes que podemos encontrar en los alimentos y aprender a identificarlos es clave para darle al organismo siempre lo mejor. Dentro de las vitaminas, una de la que más contribuye a que todo funcione correctamente es la vitamina C.

La vitamina C tiene ciertas características que hacen obligatorio el consumo diario de alimentos que la contengan. En primera instancia, no puede almacenarse dentro del cuerpo, por lo que este exige que se vayan añadiendo las dosis necesarias de forma regular.

Asimismo, el cuerpo no es capaz de crearla y, por si fuera poco, cuando nota que tiene niveles mayores a los necesitados, el restante lo desecha, evitando que existan acumulaciones que podrían servir para utilizar más adelante.

En este sentido, es agradable mencionar que la naturaleza es sabia y nos ha provisto de una suerte de alimentos (principalmente frutas) que contienen la vitamina C como base en su composición, haciendo que con su consumo ya se obtenga el beneficio.

Beneficios para el organismo

Uno de los beneficios clave que tiene el consumo de vitamina C es fortalecer el sistema inmunológico del organismo, esta es la razón que lleva a los médicos a recomendar su consumo para prevenir el riesgo de contagio de virus frecuentes en ciertas épocas del año.

vitamina C

También es útil para combatir bacterias, ya que ayuda a la producción de glóbulos blancos que son los encargados de esta materia. Cuando el cuerpo no obtiene las cantidades de vitamina C que son necesarias, se hace muy propenso a contagiarse.

Caso similar ocurre con el proceso de regeneración del tejido muscular. Después que se ha sufrido algún tipo de daño en cualquier zona del cuerpo, el consumo de vitamina C puede ayudar a que se restablezca el funcionamiento normal, tal y como ocurre después de un día de trabajo de ejercitación fuerte.

Otros usos a nivel preventivo se dan contra la osteoporosis, por lo que se aconseja aumentar el consumo cuando la menopausia llega a las mujeres, ya que ayuda a crear tejido óseo.

Una de las principales razones de ayudar en todos estos procesos es por el control que ejerce sobre los radicales libres, que son fuente de malestar en la parte interna del organismo. Es un hecho que se ha evidenciado en el mejoramiento continuo que ejerce sobre las funciones pulmonares, evitando así que se generen malestares crónicos como alergias, congestión, cáncer de pulmón, etc.

En el campo cardiovascular, es un apoyo a la fabricación de colágeno, lo que permite que las arterias estén suaves y el paso del flujo sanguíneo se realice sin contratiempos.

Si vives con un humor cambiante por las situaciones de la vida diaria, el consumo de vitamina C puede ayudarte a mejorar esta situación, permitiendo que estés de mejor ánimo en cada una de las actividades que lleves a cabo. Gracias a que facilita que se libere oxitocina, es recomendable consumirla cuando se sufre de depresión.

Por último, en el campo de la concepción también presenta beneficios. En el caso de los hombres, ayuda a que los espermatozoides se movilicen con mayor facilidad y a que se desarrollen adecuadamente, lo que conlleva a un impacto positivo sobre la fertilidad.

En el caso de las mujeres, mientras están en gestación, ayuda a que el bebé nazca con mejor peso.

Frutas con vitamina C

Si eres un consumidor frecuente de frutas, te convendrá saber que muchas de las que probablemente comes contienen vitamina C. Pero, en caso de que no lo hagas, con la siguiente información tendrás las herramientas para aprender a definir las que más te son convenientes.

En primera instancia está la papaya. Esta fruta de pulpa suave y sabor dulce es de las aliadas más importantes en esta materia. Los estudios hechos a su composición han determinado que 100 gramos de su pulpa contiene el equivalente necesario para hacer frente al 100% de necesidad de vitamina C diaria del organismo de un adulto promedio.

Papaya vitamina C

La naranja es otra de las frutas que mayor cantidad de vitamina C contiene. Además, es muy beneficiosa para el organismo porque no tiene sustancias nocivas como grasas, sodio o colesterol. Por este hecho, se hace recomendable el consumo de un vaso de jugo de naranja recién exprimida todas las mañanas.

En el tercer caso está el limón. Este es uno de los cítricos más empleados y tiene una cantidad de propiedades que son de interés para todas las personas, por lo que se ha convertido en una de las frutas que más se utiliza por su potencial medicinal.

Dentro de las propiedades del limón tenemos:

  • Vitaminas: quizás la más conocida es la vitamina C, pero también hace falta referenciar que tiene un nutrido grupo de vitamina B, donde se cuentan la B1, B2, B3, B5 y B6.
  • Bajas calorías: es uno de los aliados fundamentales cuando de hacer dieta para bajar de peso se trata. La razón es que tiene muy bajas calorías.
  • Minerales: su composición incluye la presencia de algunos minerales que son esenciales para el buen funcionamiento del cuerpo. Estos son: fibra, fósforo, potasio, magnesio, entre otros.
  • Diurético: por su elevada presencia de agua, funciona como un diurético muy natural, estimulando la eliminación de residuos a través de la orina. Esto también contribuye a tener el organismo siempre hidratado.
  • Antioxidante: es un elemento clave para mantener la piel en buen estado, evitando los efectos que se producen por el pasar del tiempo.
  • Fortalece el sistema inmune: por su buen contenido de vitamina C, ayuda a que el sistema inmunológico se proteja mejor de un posible contagio de enfermedades infecciosas, sobre todo a nivel respiratorio.

Otras propiedades del limón incluyen un efecto energizante, la regulación del PH del cuerpo, la liberación de toxinas, etc.

Limon vitamina C

Si deseamos tener una alimentación realmente orientada hacia lo saludable y nos interesa sentirnos bien, la inclusión de vitamina C como parte de la dieta común es, sin duda, una buena decisión.

Además, la mayoría de estos alimentos presentan una característica noble en la cocina, por lo que pueden incluirse como parte de distintas recetas.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: