El Bosque Encantado: un paraíso muy cerca de Madrid

En ocasiones, la agitada vida citadina nos distrae de auténticos paraísos muy cercanos a nosotros. Tal es el caso del Bosque Encantado, un jardín botánico en los alrededores de Madrid, que se convierte en un sitio de ensueño en el que se puede disfrutar rodeado de naturaleza sin irse muy lejos de la ciudad.

Realmente es un oasis en medio del asfalto y se ha convertido en una alternativa para las familias que buscan que hacer con niños durante los festivos y los fin de semana, sin alejarse mucho de la ciudad.

Esculturas vivientes en medio de la vegetación

Si buscas un buen plan finde con niños, este parque temático es la elección perfecta. Se encuentra en San Martín de Valdeiglesias, único tanto en España como en Europa.

El dragon del Bosque Encantado

Dispone de 31000 metros cuadrados de vegetación y su creador, Juan Antonio Pizarraya, lo describe como un “museo al aire libre”, en el cual las personas pueden disfrutar con libertad de 320 esculturas vegetales.

Dinosaurios, dragones y otros personajes han sido esculpidos sobre arbustos, razón por la cual llama la atención de los visitantes de todas las edades, quienes permanecen cautivados todo el recorrido que tiene una duración aproximada de dos horas.

Son diferentes rutas las de este recorrido. La ruta del cactus, de las aves, de la jungla, prehistórica, dinosaurios y cuentos de hadas. Aquí es posible encontrar de todo para todos los gustos y es por esa razón que se ha convertido en el sitio ideal para viajar con niños.

Un ambiente relajante, bonito, lleno de color y sobre todo, desbordante de naturaleza viva. No solo hay plantas, sino que los recorridos incluyen cascadas, miradores, lagos artificiales, laberintos y muchos rincones que las familias pueden descubrir, como la  montaña compuesta por 110 bonsáis.

Alojamiento para disfrutar de la ruta nocturna

La insignia del parque es el dragón, ya que tiene una dimensión de 4 metros de altura, hecho con una planta que por lo general no sobrepasa los 3 metros de alto.

Todas las esculturas se realizan utilizando el arbusto ligustrum, dada su peculiaridad de crecer muy rápidamente. Bajo las esculturas se esconde una estructura de metal que da forma y soporte a las figuras y el arbusto modelado sobre ellas es obra de artistas y jardineros que se encargan de su mantenimiento diario.

Cada año se renuevan áreas del parque y se hacen ciertas mejoras. Detrás de cada escultura hay mucho trabajo y es por ello que frecuentemente se realizan talleres y exhibiciones que dan a conocer un poco más sobre la elaboración de las mismas y el arte de la escultura sobre arbustos.

Una de las últimas novedades ha sido la posibilidad de hospedarse a la orilla del Pantano San Juan y disfrutar de una senda nocturna que atraviesa el parque iluminado con linternas de colores. Para todos los que busquen que hacer con niños de Madrid, el Bosque Encantado es una excelente alternativa que resulta muy interesante.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: