La ciencia de la dispensación farmacéutica

La dispensación farmacéutica es el procedimiento de proporcionar medicamentos al paciente a través del mostrador de una farmacia, usualmente a través de una receta médica elaborada por un profesional de la salud, autorizado para tal fin. A pesar de que el concepto parece sencillo, la dispensación farmacéutica es una ciencia que requiere una formación profesional específica.

Desde el momento en que un paciente llega al mostrador de una farmacia para realizar la compra de un medicamento, la persona encargada de la dispensación asume una postura de consejería que se denomina ‘dispensación activa’, algo que permite asegurar el correcto uso del medicamento por parte del paciente.

El dispensario tendrá que identificar los problemas relacionados con el medicamento para así poder realizar recomendaciones de uso al paciente. Para esto, se selecciona la información que pueda resultar relevante al caso y se informa al paciente, de manera empática pero manteniendo los criterios científicos aprendidos.

La ciencia detrás de la dispensación farmacéutica

Aunque suele ser una actividad que pasa desapercibida entre el público en general, resulta trascendental para el buen funcionamiento de todo el sistema sanitario de una nación. Sin farmacéuticos cualificados, la tarea de hacer llegar los medicamentos de forma oportuna a cada paciente se vería seriamente entorpecida.

De hecho, se considera a la dispensación como el eje sobre el cual funciona toda la industria farmacéutica. Los encargados de la dispensación tienen el conocimiento necesario, no solo para realizar la venta de productos OTC (Over The Counter) sin necesidad de receta, sino que también se encuentran en la capacidad gestionar stock y tecnología especializada.

Además, todos los profesionales del sector necesitan habilidades de comunicación y una amplia capacidad de análisis para procesar una gran cantidad de información de forma rápida sobre los diferentes medicamentos y ofrecer información precisa que resuelva las dudas de los pacientes que asisten a una red de farmacias en busca de un medicamento para tratar alguna dolencia.

Cumplimiento de las buenas prácticas de dispensación farmacéutica

Toda la actividad de dispensación farmacéutica se resume en el cumplimiento del manual de buenas prácticas, las cuales son el conjunto de directrices establecidas por la OMS y todas las variaciones regionales que se hagan de estas normas básicas que garantizan una atención de calidad a los pacientes de todo el mundo.

En primer lugar, se requiere que los dispensarios mantengan una actitud positiva y dialogante, lo cual asegura que el paciente se predisponga a recibir con agrado cualquier indicación realizada, además de recordar con mayor facilidad la información que se le proporcione.

Por su parte, será necesario respetar las diferentes etapas de dispensación: recepción y validación de la prescripción médica, interpretación de la receta, preparación de los artículos y registro del acto de dispensación. Cualquier error en esta etapa, puede resultar en daño irremediable sobre la salud del paciente, por lo cual se vuelve una de las etapas más importantes del proceso.

Sin duda, la ciencia de la dispensación farmacéutica es un tema amplio y que merece reconocimiento por su vital importancia para el mantenimiento de la salud de la población.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: