Cómo elegir tu seguro de salud privado

Para todos, la salud es uno de los aspectos más importantes de la vida, pues todo gira en torno al buen estado de salud que una persona pueda tener. Por ello, lo habitual es siempre estár en la búsqueda de asegurar del mejor modo posible una excelente calidad de vida.

Los seguros de salud privados

Debido a la gran demanda que satura los sistemas de salud pública, los seguros de salud privados se han convertido en una alternativa necesaria para resguardar la salud de toda la familia. Estas instituciones ofrecen una gran variedad de servicios de alta calidad, con una excelente relación precio servicio.

Elegir seguro de salud privado

¿Qué tener en cuenta para elegir un seguro de salud privado?

A la hora de decidirse a contratar un seguro de salud privado, debes tener en cuenta diversos aspectos y analizar cada uno con calma y, de este modo, puedes estar seguro de tomar la decisión más acertada. Recuerda que el mejor seguro será el que más se ajuste a tus necesidades y circunstancias.

Estos son algunos de los detalles a considerar:

La cobertura de la póliza

Este es un aspecto muy importante y depende de tus necesidades. El seguro privado puede cubrir desde asistencia primaria, pasando por el tratamiento de especialidades tanto para niños como para adultos, pruebas diagnósticas, medicina preventiva hasta intervenciones quirúrgicas ambulatorias y hospitalarias y, por supuesto servicios de emergencias y odontología, entre otras prestaciones. 

Con un listado de los planes que ofrecen y los precios, puedes evaluar los que te interesen. Dentro de la cobertura puedes verificar también el periodo de carencia, es decir, a partir de qué momento puedes comenzar a utilizar los servicios.

Modalidad de pago por cada servicio o copago

Algunas compañías funcionan con el copago, que es el importe que se paga por la utilización de cada servicio. Aunque con esta modalidad la cuota mensual es menor, no es muy aconsejable, ya que puede resultar más costoso y con sorpresas al momento de la facturación. Por lo que, los seguros de salud sin copagos son más recomendados, ya que incluyen en el pago todos los servicios que contratas.

Precios de la póliza

Debes estar atento a los precios respecto a los servicios, recuerda que el coste de la póliza depende del sexo y edad del solicitante, así como del plan. Además, fíjate en las exclusiones del seguro. Todo ello influye en el precio.

Red de centros hospitalarios

Verifica que tanto los centros hospitalarios afiliados al seguro como sus médicos sean de prestigio. Además, es importante que te ofrezcan información sobre la red de establecimientos médicos y verificar que cuentas con alguno cerca a tu localidad, en caso de cualquier tipo de emergencia.

Facilidad de autorización

Contar con un buen servicio de autorización y trámite al momento de solicitar el ingreso para utilizar cualquiera de las coberturas de la póliza es de gran utilidad. Una de las razones por las que se contrata un seguro privado es evitar la pérdida de tiempo y las colas. Una buena compañía de seguros, ofrece la posibilidad de realizar estos procesos vía internet o de forma telefónica.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: