¿Cómo influye la meteorología en la seguridad aérea?

De todas las cosas que influyen en la seguridad de los vuelos, la meteorología (las características y el comportamiento de la atmósfera terrestre) es la más incierta e influyente.

Conocer las condiciones meteorológicas con tal de planificar un vuelo es primordial para la seguridad aérea. Por ello, la meteorología aeronáutica es un elemento esencial del sistema de gestión del tráfico aéreo, permitiendo mejorar en la seguridad y la eficiencia a lo largo de las operaciones de tráfico.

Gracias a los servicios meteorológicos aeronáuticos que existen hoy en día, se puede conocer una gran cantidad de información de fenómenos atmosféricos y el clima de determinada región, los cuales ayudan a una correcta toma de decisiones para que se pueda garantizar un viaje de máxima seguridad. Los expertos siguen en todo momento las condiciones climáticas de un vuelo, desde el origen hasta su llegada, avisando a la tripulación de posibles cambios o cualquier otra información que pueda ser útil.

Conocer con antelación el pronóstico meteorológico puede ser una herramienta útil en situaciones extremas, por ejemplo, en caso de viento violento, se puede encontrar un nuevo itinerario entre el origen y el destino final del avión.

¿Por qué los retrasos en los vuelos son más probables en invierno?

La niebla, la nieve, el hielo y los vientos cruzados hacen que los controladores aéreos tengan que aumentar la distancia entre los aviones que aterrizan, lo que reduce el número de aviones que puede gestionar un aeropuerto.

El mismo tiempo puede hacer más lento y difícil el rodaje de los aviones entre la pista y el edificio terminal. Dado que muchos vuelos comerciales se desplazan a más de ocho kilómetros de altura, pueden verse afectados por una meteorología diferente a la que experimentamos en tierra.

La seguridad es siempre la primera consideración del sector de la aviación. Un avión que ha pasado la noche en un clima gélido necesitará ser descongelado antes de su primer vuelo por la mañana. Es una tarea bastante grande para un solo avión, pero imagínese la tarea en Heathrow en una mañana nevada de enero. Al mismo tiempo, hay que limpiar kilómetros de pistas de rodaje y de aterrizaje.

Instrumentos más utilizados en las estaciones meteorológicas

Las estaciones meteorológica necesitan instrumentos y un personal cualificado, tanto sea para la instalación como para la gestión de todo el sistema, usando el análisis, la presentación de informes y finalmente, la toma de decisión.

Es importante medir la temperatura y humedad del ambiente, para ello, se utilizan diferentes instrumentos que deben localizarse en lugares muy concretos y teniendo en cuenta los siguientes factores.

  • Un terreno asequible.
  • Un lugar despejado y nivelado. Los instrumentos deben estar lejos de una zona de bosque, o cualquier objeto que podría interferir en la toma de datos.
  • Orientación de cada instrumento. La orientación es importante para conocer con exactitud los datos y poder compartirlos.
  • Los instrumentos no deben interactuar entre ellos, ya que esto podría falsificar toda la información.

Los instrumentos más usados para medir las condiciones meteorológica son los que describimos a continuación. Para más información visita esta página.

Estación pluviográfica: en la cual encontramos un pluviómetro que permite medir la cantidad de caída de lluvia entre dos mediciones. Con eso, podemos conocer la cantidad, la intensidad, la duración y el periodo.

Estación climatológica principal: se encarga de observar el tiempo atmosférico actual, su cantidad, visibilidad, precipitaciones, temperatura de aire, humedad, viento, etc. Se realizan unas tres mediciones diarias.

Estación climatológica ordinaria: compuesta de un psicrómetro, pluviómetro y de un pluviógrafo, con tal de medir las precipitaciones y la temperatura, a la vez.

Estación sinóptica principal: se encarga de observar los elementos meteorológicos. Se toman los datos de la nubosidad, la dirección y velocidad de los vientos, presión atmosférica, temperatura del aire, temperaturas extremas,  tipo y altura de la nubes, la visibilidad, humedad, etc. Esta información se reúne y se envía a todos los centros mundiales para poder pronosticar y avisar al servicio de aviación.

Estación sinóptica suplementaria: se encarga de reunir toda la información de visibilidad, fenómenos especiales, tiempo atmosférico, nubosidad, estado del suelo, precipitaciones, humedad de aire y el viento.

Estación agrometeorológica: se realizan todas las mediciones y observaciones meteorológicas y biológicas, incluyendo fenológicas, así como otros tipo de observaciones que puedan ayudar a la determinación de las relaciones entre el tiempo y el clima.

La aviación depende mucho de la meteorología, por eso, es primordial verificar las condiciones antes de realizar un vuelo. Los pilotos son unos de los más experimentados en el tema ya que cuentan con  competencias que les permiten pronosticar y evaluar el tiempo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: