Descubre cómo proteger a tu gato de los parásitos

Los gatos pasan una gran cantidad de tiempo en casa, la mayoría de ellos no salen a la calle. No obstante, deben ser protegidos igual que otros animales de compañía. Los gatos se encuentran expuestos también a multitud de problemas de salud. Para protegerlos se pueden utilizar pipetas especiales para ellos. Se presentan como la solución perfecta para pulgas, huevos, larvas, piojos y garrapatas. Protegen tanto al animal como a los seres humanos. Puede ser utilizado para gatos con más de ocho semanas y con un peso superior a dos kilos. También se puede usar en hembras gestantes. Lo mejor es que se puede adquirir en varios formatos: tres o seis pepitas.

Las pipetas para gatos son una solución muy buena frente al collar antiparasitario. Habitualmente muchos gatos tienden a morderse o intentan quitárselo.

¿Cómo aplicar las pipetas? Las pipetas contienen en su interior un líquido que se aplica sobre la piel del gato. Se aplica en la zona entre el cuello y la espalda. Pasadas unas horas el líquido quedará absorbido por completo. Resulta muy importante que el animal no se lama esta parte del cuerpo. La pipeta deberá aplicarse cada mes para garantizar que el tratamiento es efectivo a largo plazo. 

Es muy importante no utilizar productos que estén destinados para perros, ya que estos contienen una sustancia especial para ellos. Los gatos tienen un cuidado especial y personal. 

¿Cuáles son las enfermedades más comunes que puede contraer un gato?

Las pulgas pueden transmitir una enfermedad importante denominada Bartonella. Las pulgas contienen en su interior una bacteria que transmiten a los gatos que pican. Un gato enfermo puede transmitirlo a un ser humano a través de una herida o un arañazo al animal. 

Las garrapatas son otro de los parásitos más comunes que pueden afectar a los gatos. Además, pueden provocar enfermedades graves como la Lyme. Se trata de una enfermedad provocada por la picadura de la garrapata. Aunque en la mayoría de los casos puede tardar semanas, meses e incluso años después de la picadura en el animal. 

La enfermedad de Lyme presenta síntomas graves como: cansancio, dolores en las patas, o rigidez. Para prevenirlo se suele usar una pipeta y en caso de que el animal se contagie se hacen uso de antibióticos y se recomienda mucho reposo.

Cuidar a nuestro gato es tan importante como alimentarlo bien. Los antiparasitarios de gatos resultan una gran opción para mantenerlo a salvo de cualquier tipo de enfermedad que puedan provocar tanto pulgas como parásitos.  

El gato es un animal de compañía perfecto, logra reducir el estrés y proporciona un beneficio general al sistema inmunológico. Se ha demostrado que el ronroneo calma a las personas y logra acabar con la ansiedad y estrés. Los gatos son independientes, pero también son grandes compañeros. La mayoría de los gatos son muy cariñosos y están muy pendientes de sus dueños. Eligen a una persona y se convierten fiel a ella para siempre, se crea un vínculo especial y fuerte. Cuidarlos como nos cuidan a nosotros debe ser una prioridad, utiliza productos de calidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: