Consejos para montar tu propio gimnasio en casa

El espacio ideal para entrenar es sin duda un gimnasio, ya que son instalaciones que han sido especialmente diseñadas para ser utilizadas para el acondicionamiento físico y que cuentan con la maquinaria para ese objetivo.

Sin embargo, no todas las personas prefieren o pueden asistir a esos espacios. Sea por falta de tiempo o por otras razones, algunos prefieren entrenar en casa y para ellos existen la alternativa de un banco de musculación.

El banco de musculación es una estructura que permite el levantamiento de cargas de forma eficiente y segura, para conseguir esculpir la figura, por medio de una barra de musculación y la ayuda adicional de pesas y discos.

Podemos comprar este artículo y trasladarlo a nuestro hogar, teniendo entonces nuestro propio gimnasio en casa.

¿Te llama la atención esta idea? Entonces toma en consideración las sugerencias que te daremos a continuación, para que establezcas un gimnasio en tu propio hogar y puedas disfrutar tus sesiones de entrenamiento en el momento que desees.

¿Dónde ubicar el gimnasio en casa?

Lo ideal sería contar con una habitación con la ventilación adecuada, con una alfombra que evite los resbalones por el sudor y en la que puedas acostarte sin lastimar tu espalda. No es correcto realizar entrenamiento cardiovascular en una habitación poco ventilada, ya que eso puede convertir a las rutinas de ejercicio en algo más complicado e incómodo.

Consejos para montar tu propio gimnasio en casa

Además, el techo no debe ser demasiado bajo, ya que algunos ejercicios requieren el estiramiento de las extremidades. De modo que el techo debe ir al menos un metro por encima de la estatura del usuario del espacio.

¿Qué equipo necesitarás para tu gimnasio en casa?

Una vez que hayas determinado cuál será el espacio idóneo en casa, necesitas elegir el equipamiento adecuado. Dependiendo de las necesidades y presupuesto, puedes ir directamente a una tienda fitness y permitir que ellos te asesoren con los aparatos básicos que vas a necesitar.

La inversión puede ser un poco alta, pero consigues aparatos completos, resistentes y con múltiples funciones, que sin duda a largo plazo se amortizarán.

En el siguiente enlace, puedes comparar los diferentes modelos, características y precios de los bancos de musculación disponibles en el mercado: www.mi-deporte.com/comparativo/mejor-banco-de-musculacion-precio

Una vez que tengas clara la decisión, puedes completar la compra e instalar el dispositivo en casa y comenzar a utilizarlo.

Otras opciones un poco más económicas pero igualmente funcionales para equipar y complementar tu gimnasio en casa, son las siguientes:

  • Gomas elásticas. Las mismas vienen con diferentes niveles de resistencia y puedes entrenar con ellas, pecho, bíceps, tríceps y glúteos, además de hacer más intenso el trabajo cardiovascular.
  • Mancuernas. Los pesos libres son totalmente necesarios para complementar el entrenamiento tanto de hombres como para mujeres.
  • Pelota de Fitball.  Se trata de una pelota gigante, sobre la cual se pueden hacer abdominales, sentadillas y otros ejercicios, siendo un instrumento bastante versátil.
  • Máquina de cardio. Esta puede ser bicicleta elíptica, tradicional o sencillamente una caminadora común. Este es uno de los artículos más costosos para tu gimnasio en casa.
Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: