Consejos para reformar la casa en la que vives

¿Cómo podemos conseguir la casa de nuestros sueños? Tenemos, básicamente, tres maneras de hacerlo: reformar nuestra actual vivienda, comprando una vivienda de nueva construcción o comprar una vivienda de segunda mano y rehabilitándola.

 A todos nos gusta que nuestra casa sea acogedora y agradable, ese lugar al que queremos llegar tras una larga jornada laboral. Son muchas las personas que deciden reformarse su casa a su gusto, de manera total o haciéndolo progresivamente. En este artículo hablamos de cómo podríamos hacer la reforma de una casa en la que ya estamos viviendo, paso a paso.

Quiero reformar mi casa actual

Cuando llevamos mucho tiempo viviendo en una casa es posible que alguna de sus estancias necesite un lavado de cara, o incluso, si en su día no reformamos cocina o baño, ahora se encuentre deteriorado o en mal estado. Esto suele suceder con la cocina o el baño.

Lo primero que deberemos hacer será solicitar presupuesto de estas obras en cocina y baño, así como de todas las intervenciones que queramos hacer: pintura o suelo y puertas como las que se pueden encontrar en  BRICO-VALERA.COM. Así, con los números por delante, podremos pensar en reformar todo lo necesario o elegir entre cocina o baño, o bien, que esa intervención que vamos a hacer no sea tan a fondo, pero el resultado sea el que buscamos.

A menudo, cambiar paredes y suelo del baño, así como los muebles de la cocina, puede hacer cambiar totalmente ese espacio. Recuerda también que, si no quieres invertir tanto dinero en cambiar alicatado de las paredes, puedes pintarlo del color que tú quieras, con un resultado más que correcto.

He decidido hacer obras

Una vez ajustados todos los números, ha llegado el momento de ponerse, y nunca mejor dicho, manos a la obra. Si has decidido reformar el baño, asegúrate que la empresa de reformas sea eficaz y te garantice unos plazos breves, porque, con esa obra no resulta muy cómodo vivir en casa y es posible que tengas que buscar un lugar para dormir…

Con los plazos que te den, puedes valorar si quieres poner un suelo nuevo, mientras evoluciona la obra de tu baño. Recuerda que deberás retirar muebles para que puedan ponerte ese suelo nuevo, pero hay empresas que hacen este tipo de trabajos, de manera que suelo y baño queden listos a la vez.

Obras en casa

Con la cocina, deberás tener en cuenta también el engorro que supone, así que te recomendamos que la intervención sea también rápida. Una vez acabados baño y cocina, puedes pensar en cambiar las puertas de interior.

Puertas y ventanas, el siguiente paso

Efectivamente, una vez acometidas las obras más importantes (baño, cocina y suelo), es hora de pensar en las puertas y ventanas de tu casa. En principio, todo lo que te estamos aconsejando se basa en que conservarás los muebles que ya tienes. Si también quieres cambiarlos, conviene que te deshagas de ellos antes de cambiar el suelo, porque va a hacer mucho más fácil este cambio.

Así, cambies lo muebles o no, a la hora de cambiar los muebles, deberás pensar en el estilo que tienes o quieres implantar porque, por ejemplo, unas puertas lacadas en blanco o bien en otros colores, te van a requerir, seguramente unos muebles más clásicos para las primeras y más modernos para las segundas.

 También deberás pensar en si quieres cambiar o no las ventanas. Últimamente, se han puesto muy de moda las ventanas de madera, porque su clasicismo nunca pasa de moda. Así, consulta los precios de ventanas de madera para darle este toque tan especial para tu hogar.

Con todo esto, toca pintar en los tonos que más te agraden o más se adecúen a tu estilo.

Remátalo con los detalles

Llegados a este punto, es el momento de pensar en los detalles, esos elementos de decoración que van a hacer de tu casa algo personal, como lámparas y cortinas, así como plantas, que darán a tu casa un toque de color y también la harán más acogedora. Las fotografías en las paredes le van a dar un toque muy personal a todos los hogares y, además, nos evocan recuerdos de buenos momentos, algo que es muy bueno para estar aún mejor en casa. Actualmente, puedes encontrar acabados muy bonitos, tanto modernos, como más clásicos que se adaptarán al estilo que estás buscando para tu casa.

Si tienes balcón o terraza, ¡aprovéchalo! Cuando llegue el buen tiempo va a ser un lugar maravilloso para desayunar o hacer cenas con amigos. Una mesa, unas sillas, algunas plantas y, por ejemplo, una guirnalda de luces, puede hacer de ese espacio algo precioso, en donde pasar horas y horas.

Reformar tu hogar, puede parecerte algo complicado, pero una vez acabado, lograrás esa casa con la que has estado soñando tanto tiempo. ¿A qué esperas para hacerlo?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: