¿Sabes cuánto dinero puedes tener si aprovechas el interés compuesto?

En este artículo hablaremos del interés compuesto, la fuerza más poderosa de la galaxia según Einstein.

El interés compuesto consiste en la acumulación de los intereses que genera tu dinero cuando inviertes.

En concreto, veremos algunos ejemplos de lo que puedes conseguir si lo aprovechas.

Por ejemplo, ¿sabes cuánto dinero tendrías en 30 años si inviertes 300€ al mes al 7% anual?

Habrías puesto de tu bolsillo 108.000€, pero en total tendrías más del triple, 363.862€.

Este ejemplo, y los que vas a ver a continuación, se han obtenido con esta calculadora de interés compuesto.

Con esta calculadora puedes hacer tus propios cálculos y simulaciones, y así ver cuánto dinero tendrás a largo plazo si decides invertirlo.

Ejemplos de simulaciones con interés compuesto

Voy directamente a los ejemplos porque no quiero enredarme contándote qué es el interés compuesto, su fórmula y otras cosas, ya que puedes encontrarlo por ejemplo en la Wikipedia si te interesa.

Vamos a ir al grano, a lo interesante, a los números.

Ejemplo 1 – Inversión inicial de 10.000€ a un plazo de 30 años y aportaciones mensuales de 100€

En este caso, tendrás un total de 197.410,2€.

De los cuales, tu habrás puesto de tu bolsillo 46.000€.

Multiplicas tu dinero por 4, y eso es gracias al interés compuesto y al largo plazo.

El efecto de los años que inviertas es esencial, y es que con la misma simulación y distintos plazos los números resultan muy diferentes:

  • En 10 años tendrías 37.411€
  • En 20 años tendrías 91.335€
  • En 40 años tendrías 406.076€
  • En 50 años tendrías 816.553€

Como ves, a medida que van pasando los años tu inversión se multiplica muchísimo, y eso es debido al interés compuesto y a su efecto exponencial.

La rentabilidad también influye, por supuesto, y por eso es uno de los 4 factores que te pide la calculadora de interés compuesto con la que se han hecho los cálculos.

Si en lugar de un 7% de rentabilidad, con lo que obteníamos 197.410€ en 30 años, tuvieramos otra rentabilidad, las cifras serían:

  • Con un 3%, tendrías 83.075€
  • Con un 5%, tendrías 126.932€
  • Con un 9%, tendrías 310.967€

Como ves, la rentabilidad será fundamental, y por eso debes buscar buenas opciones en las que invertir tu dinero.

Ejemplo 2 – Inversión inicial de 50.000€ a un plazo de 30 años y sin aportaciones mensuales

En este caso, tendrás un total de 380.612€.

De los cuales, tu habrás puesto de tu bolsillo 50.000€.

Como ves, el dinero puesto es prácticamente el mismo que en el caso anterior, pero el resultado final es mucho mayor.

¿Por qué?

Sencillo. Porque en este caso todo el dinero se está invirtiendo durante los 30 años.

En cambio, en el caso anterior solo tu inversión inicial se invertía 30 años, lo que ibas metiendo cada mes no.

En el último año del caso anterior, por ejemplo, seguías metiendo 100€ al mes, pero eso solo se invertía 1 año.

Ejemplo 3 – Inversión inicial de 0€ a un plazo de 30 años y aportaciones mensuales de 100€

En este caso, tendrás un total de 121.287€.

De los cuales, tu habrás puesto de tu bolsillo 36.000€.

Comparándolo con el caso 1, el hecho de no poner los 10.000€ iniciales implica un resultado final de 76.000€ menos.

Por tanto, como ves, es fundamental que empieces con una inversión inicial en caso de que te sea posible.

Ejemplo 4 – Inversión inicial de 5.000€ a un plazo de 30 años y aportaciones mensuales de 200€

En este caso, tendrás un total de 280.636€.

De los cuales, tu habrás puesto de tu bolsillo 77.000€.

Nada mal para haber puesto 200€ al mes.

Como ves, el interés compuesto puede hacerte ganar mucho dinero, si lo usas a tu favor.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: