Cuidar la piel, más que belleza

Además de buscar una apariencia agradable, el cuidado de la piel es un asunto de salud.

Aunque lo más llamativo de una piel hidratada y bien cuidada es el aspecto estético, hay otras razones más importantes por las que debemos prestarle atención. Para empezar, se trata del órgano más grande del cuerpo, encargado de protegernos frente a los agentes que nos rodean. También es la encargada de que nuestro cuerpo se adapte a la temperatura y mantengamos unos niveles saludables. De modo que de un cuidado adecuado depende en gran medida nuestro estado de salud.

Estrías y problemas leves

Algunos problemas de la piel afectan principalmente a la estética, como es el caso de las estrías. Aunque esto no quiere decir que carezcan de importancia. Estas marcas, que suelen aparecer cuando hay cambios bruscos en la piel, como cuando se gana o pierde peso muy deprisa o durante el embarazo, pueden causar dolor y molestias algunas veces. Al fin y al cabo, no dejan de ser lesiones que afectan a los tejidos, aunque no impiden que la piel cumpla con su función y siga trabajando.

Hay quien dice que las estrías no se pueden eliminar una vez que aparecen. Y no están equivocados, aunque hay formas de conseguir que estas marcas se difuminan y prácticamente no se noten. Métodos como “estrias nunca más” ofrecen remedios para que estas no se noten, especialmente en aquellas zonas más visibles del cuerpo. Los resultados dependen en gran medida de lo profundas que sean y del tiempo que haga que se produjeron.

En cualquier caso, es importante tratar adecuadamente la piel y prevenir este tipo de problemas. Salvo casos excepcionales, con una buena hidratación y el control adecuado podemos evitar que estas marcas aparezcan. En aquellos que se escapan a nuestro control, hay formas de matizarlas. Por ello, no conviene obsesionarse aunque tampoco hay que restarle importancia.

Otro de los problemas más habituales es el acné, fuente de complejos para muchos. Y no solo para los adolescentes, puesto que algunos casos se alargan con el tiempo. En “milagro para el acne pdf” se pueden encontrar consejos para que incluso los casos más extremos puedan aliviarse.

La alimentación en el cuidado de la piel

Al igual que ocurre con el resto de nuestro cuerpo, lo que comemos afecta también a nuestra piel. Más allá de que algunos alimentos pueden causar alergias, cuyos síntomas se presentan a menudo en forma de erupciones y otros problemas cutáneos, hay que buscar el modo de cubrir nuestras necesidades de nutrientes.

El consumo de frutas y verduras es esencial, porque son las que aportan vitaminas y minerales, además de agua para mantener una correcta hidratación. Por ello, hay quien se plantea la alimentación vegana como solución para el cuidado de la piel. Si te llama la atención este tema, puedes ver algunas ideas que Pau propone sobre el veganismo, como cuál es la mejor manera de cambiar de una alimentación a otra.

La prevención, el mejor arma para el cuidado de la piel

Anticiparse a los problemas es la mejor manera de combatirlos. Con la piel ocurre lo mismo, así que es bueno cuidarla a diario, asegurándonos de que está en buenas condiciones.

Cuidado de la piel

Cuando surge algún problema, lo mejor es recurrir a remedios caseros naturales como los preparados de algas para eliminar manchas o las tradicionales rodajas de pepino para aliviar la inflamación. Trucos de hace mucho tiempo que siguen siendo la mejor forma de prevenir problemas más graves.

Es muy importante cuidar de la piel, sobre todo porque es la primera línea de defensa que tienen nuestro cuerpo.

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: