¿Cómo elegir la mejor hipoteca?

La adquisición de una vivienda es una de las decisiones más importantes que una persona toma a lo largo de su vida. Una elección que supone una gran inversión, por lo que habitualmente también habrá que convivir con una hipoteca. Según los datos publicados por la Asociación Hipotecaria Española (AHE), las hipotecas en España tienen una duración media de 24 años. Por ello, antes de firmar este producto financiero que te acompañará a lo largo de varias décadas, es muy importante calcular tu hipoteca para comprobar las diversas opciones existentes en el mercado actual.

Tipo de hipoteca

Actualmente existen tres modalidades de hipoteca dependiendo del tipo de interés. Por un lado, se encuentran los préstamos hipotecarios a interés fijo en los que la cuota mensual no varía, de forma que siempre es la misma durante toda la duración de la hipoteca. Por el otro, en las hipotecas de tipo variable la cuota mensual no es estable y varía según la evolución del Euríbor, valor del índice de referencia por el que se calculan la mayoría de los intereses en Europa.

Los préstamos hipotecarios más habituales en los últimos años son los de tipo mixto. Su característica principal es que combinan un periodo de interés fijo con un tipo de interés variable durante el resto del plazo de amortización. Sin ir más lejos, Openbank ha realizado una rebaja del tipo de interés en este tipo de hipotecas en las últimas semanas de tal forma que durante los primeros diez años la cuota permanece siempre fija, desde un 1,65% TIN. A partir de entonces, se actualizará anualmente desde el Euribor vigente + 0,89% si se financia hasta el 50% del valor de la vivienda. Si se financia más del 50%  el tipo aplicable se incrementará un 0,10% adicional.

Las comisiones de una hipoteca

Tras valorar la mejor elección en el tipo de hipoteca, teniendo en cuenta siempre la situación económica, las necesidades y las preferencias de cada persona, llega el momento de enfrentarse a las temidas comisiones. Gran parte de las entidades bancarias actuales aplican comisiones de apertura al inicio de la operación, subrogación, novación, amortización, cancelación, desistimiento y compensación por riesgo de tipo de interés. A la hora de elegir una hipoteca es imprescindible valorar estas comisiones, ya que pueden elevar de forma considerable el precio final del préstamo hipotecario.

hipoteca

La nueva Ley Hipotecaria, aprobada por el Gobierno en 2017, se encuentra paralizada en el Congreso de los Diputados por la situación política que vive actualmente el país. Sin embargo, su próxima aplicación reducirá de manera notable estas comisiones aplicadas por la mayoría de las entidades financieras. Por suerte para los españoles, actualmente existen en el mercado bancos que apenas cobran comisiones por estos servicios.

La inexistencia de estas comisiones garantiza a los clientes un precio competitivo sin sobresaltos. Además, la modificación gratuita de las condiciones iniciales garantiza una flexibilidad importante para periodos de tiempo tan largos como una hipoteca. Sin duda, estos son algunos de los aspectos a tener en cuenta para una correcta elección de este tipo de productos financieros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: