Entrenamiento de cardio con Bicicleta elíptica

La bicicleta elíptica es una de las máquinas de cardio preferidas por muchas personas al momento de elegir ejercicios para perder peso y reducir la grasa acumulada. Las maquinas elípticas tienen muchos beneficios para la salud, siempre que sepamos sacarle provecho.

El entrenamiento con la bicicleta elíptica es simple y de bajo impacto para las articulaciones, por lo cual es genial para personas de edad avanzada.

Su función principal es la de hacer que desaparezca la grasa y producir pérdida de peso. Para ello, se combina una rutina de cardio con la rutina habitual de musculación.

Bicicleta elíptica para quemar grasa

Una de las razones por las cuales la elíptica es tan popular, es el hecho de que causa una quema de calorías acelerada. Se pierden de 270 y 400 calorías con un entrenamiento de 30 minutos, lo cual varía dependiendo del nivel de resistencia o intensidad que se aplique al ejercicio.

Entrenamiento con Bicicleta eliptica

Utilizando un pulsómetro, podemos determinar el punto exacto en que se produce mayor quema de grasa. Este punto se conoce como Zona 2 o “zona quemagrasa” y ocurre cuando estamos a 60% y 70% de nuestra Frecuencia Cardíaca Máxima (FCM).

Para comprender mejor el asunto, es necesario entender que al mantener control de nuestras pulsaciones al entrenar, se han de reconocer zonas o franjas de entrenamiento, las cuales son determinadas por la frecuencia cardiaca.

Las zonas van del 1 al 5, es decir, en intervalos que van de 60 FCM a 100 FCM. Lo ideal es mantenerse sobre la Zona 2, para acelerar la quema de grasa con la bicicleta elíptica.

Bicicleta elíptica: ideal para quemar grasa sin perder musculatura

Ganar musculo y perder grasa son los objetivos principales de casi cualquier entrenamiento existente. Existe una gran variedad de consejos de musculación para aumentar la masa muscular, pero hoy nos enfocaremos en la manera correcta de perder grasa sin disminuir el volumen de los músculos.

Lo primero que se debe hacer, es realizar entrenamientos con elíptica, manteniendo control sobre la frecuencia cardiaca. De esta forma se puede aumentar el consumo de energía y que el organismo comience a utilizar los depósitos de grasa como energía.

El resultado, será un cuerpo mucho más definido, al poseer un índice de grasa corporal bajo, y que sea adecuado para una salud óptima.

Ventajas de utilizar un pulsómetro durante el entrenamiento

Aunque muchas personas piensan que controlar el ritmo cardiaco durante el entrenamiento es una rutina esclavizarte, realmente son varios beneficios de usar un pulsómetro durante nuestras rutinas de cardio.

Una de las principales ventajas, es la posibilidad de mantener control sobre las zonas de entrenamiento en las que nos encontramos, y propiciar la quema de grasa, al mantener un ritmo que nos haga permanecer en la Zona 2 mencionada anteriormente.

Mantener las pulsaciones es difícil en algunos tipos de entrenamiento, pero muy sencillo cuando se trata de máquinas elípticas, ya que se trata de un movimiento repetitivo y de bajo impacto.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: