Guía comparativa de freidoras eléctricas

Por muy sabrosas que sean la frituras, tienen varias desventajas frente a otros tipos de cocción. Comerlas no es nada bueno para la salud, además de todos los inconvenientes que conlleva el freír alimentos.

Para hacer una buena fritura, el aceite debe ser abundante y estar muy caliente. Esto significa un gasto considerable de aceite, y el olor que deja es potente y difícil de quitar. Las salpicaduras son habituales y dejan la cocina en un estado lamentable que es tedioso de limpiar. Esto hace que freír sea una actividad un tanto desagradable.

¿Qué se puede hacer entonces?

La tecnología se encarga de facilitar la vida de las personas, y el ámbito de la cocina es uno de los que más se ha visto afectado de forma positiva por ella. Gracias a las innovaciones tecnológicas en el área, las freidoras eléctricas son una realidad que hacen que freír deje de ser algo engorroso de hacer.

Una guía comparativa de freidoras sin aceite explica que funcionan con aire caliente, como si fueran un horno de convección pero más pequeño. Esto permite prescindir del aceite como conductor de calor para que se distribuya por todo el alimento. Sin embargo, también se puede añadir un poco de aceite para dar el sabor de una fritura y evitar que se pegue.

Guía comparativa de freidoras eléctricas

El resultado es muy parecido, tanto en sabor como en textura, con las ventajas de que los alimentos preparados en una freidora eléctrica son más saludables, e incluso, es más rápido con este método.

Lo mejor de estos electrodomésticos es que son versátiles, es decir, se pueden usar para cocinar en diferentes formas y casi cualquier tipo de alimento. Con una freidora de éstas puedes aprender a preparar, tanto platos dulces como salados, y experimentar con nuevas recetas, todas saludables.

¿Qué freidora electrica comprar?

Al igual que con casi todos los productos de cocina, la variedad de freidoras es impresionante, pero con un poco de orientación puedes hallar la que se adapte más a lo que estás buscando.

La Cecofry Compact Plus es la ideal para los que fríen grandes cantidades de alimentos y desean sustituir su freidora común. Su depósito es particularmente grande, pero para que funcione a la perfección hace falta dejar un poco de espacio en él. Además, es multifuncional. Con ellas puedes cubrir todas las funciones de un horno, además de tostar, asar y gratinar.

Tiene una tapa de vidrio que permite tener un control del proceso de cocción, lo cual resulta muy útil porque lo ideal es remover los alimentos cada 10 minutos para que estén cocidos de forma homogénea. Incluye un cucharón para hacer esto y también trae un libro de recetas que se pueden hacer en esta freidora.

El modelo de Aicok tiene una forma muy similar a la de una freidora común, y su principal objetivo es eliminar el uso de aceite, sin embargo, también sirve para hornear, asar y cocinar. Esto la convierte en la opción idónea para los que buscan adentrarse en el uso de estos electrodomésticos modernos.

Viene con una pantalla led con la que se puede controlar la freidora. Es muy útil para los principiantes en la cocina por su sencillez. Incluso su cubeta se puede colocar en el lavavajillas porque es extraíble, lo que la hace aún más fácil de usar.

El diseño muy moderno que tiene la Princess Digital Aerofryer XL es incomparable y muy atractivo. Está pensada para estar constantemente a la vista y ser usada habitualmente, por lo que no es tan pequeña ni ligera como otras de su tipo. Su versatilidad hace que incluso se pueda usar como microondas.

Se controla con un panel digital que trae por defecto 8 ajustes preprogramados que hace que cocinar ciertos tipos de alimentos sea aún más rápido. Además, su rejilla tiene dos niveles en los que cocinar, lo que hace que la optimización del espacio sea aún mejor porque así se pueden introducir dos tipos de alimentos a la vez.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: