¿Qué es la leche de pastoreo y en qué se diferencia de la leche convencional?

La leche es un alimento indispensable en la mesa española. Con el paso del tiempo, diferentes variantes de este alimento han aparecido, algunas de ellas enfocadas en el bienestar del animal y el cuidado del medio ambiente, como es el caso de la leche de pastoreo de Larsa, que se obtiene por medio de un proceso ganadero que garantiza el cumplimiento escrupuloso de ciertos protocolos.

Con la leche de pastoreo de marcas como Larsa se tiene garantía de productos lácteos libres de agroquímicos, debido a que las vacas pastorean libremente a lo largo de 6 horas cada día, consumiendo pasto fresco 100% natural, cultivado por los propios ganaderos. En consecuencia, se tiene garantía de que el animal goza de buenas condiciones de vida y salud, mejorando su longevidad.

¿En qué se diferencia la leche de pastoreo de la leche convencional?

La leche fresca de pastoreo Larsa suele ofrecer una calidad nutricional superior que la leche convencional, lo cual se debe al tipo de alimentación que reciben los animales. A partir de esta materia prima, la marca tiene la posibilidad de fabricar una amplia variedad de productos lácteos, entre los que destacan:

  • Leche entera, semidesnatada y desnatada.
  • Yogures naturales, azucarados y con sabor a frutas.
  • Quesos semicurados, en tacos y bola, en versiones ligeras, clásicas y sin lactosa.

El sello SGS obtenido por la leche de pastoreo Larsa implica un complejo proceso de transformación de la forma de trabajar la ganadería. Algunas de las diferencias más importantes frente a la leche convencional obtenida por la ganadería intensiva son las siguientes:

Garantías para el bienestar animal

Para obtener leche de pastoreo, las vacas deben pastar libremente, al menos, durante 6 horas cada día, siempre que las condiciones climáticas lo permitan. En cuanto al tratamiento de enfermedades, se priorizan otros tratamientos antes que los antibióticos, con el objetivo de garantizar el bienestar del animal.

Alimentación más saludable

El pasto consumido por las vacas es cultivado de manera orgánica, sin intervención de agroquímicos que puedan ser absorbidos por el organismo del animal y luego trasladarse al humano. Así mismo, se ofrece garantía de que el animal no consume ninguna clase de alimento con organismos genéticamente modificados ni contaminado por herbicidas e insecticidas.

Impacto sobre el desarrollo ganadero local

Dado que se favorece el consumo local, la industria ganadera tiene la oportunidad de crecer y fortalecerse, especialmente los pequeños productores, teniendo la capacidad de competir con la ganadería intensiva para aprovechar un nicho de mercado en pleno crecimiento y que viene siendo explotado gracias al incremento en la demanda de los productos tradicionales.

Sostenibilidad

Finalmente, la producción de leche de pastoreo tiene una incidencia directa sobre la sostenibilidad. La huella medioambiental es un tanto inferior, pues se aprovecha el mercado local y se vuelve innecesario transportar animales o leche de un lugar a otro, puesto que las granjas locales están en disposición de abastecer el consumo interno.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: