El merchandising como herramienta de fidelización de clientes

La lealtad del cliente hacia una marca, empresa, producto o servicio en particular es el resultado de establecer una relación estable y duradera.

Para este proceso se utiliza una gran variedad de estrategias, entre las cuales destaca el uso de merchandising, una actividad que busca incentivar el deseo de compra y hacer que el usuario tenga presente a la marca a lo largo del tiempo.

En las siguientes líneas aprenderemos la importancia de utilizar el merchandising como una herramienta de fidelización de clientes.

¿Qué es el merchandising y en qué puede beneficiarnos?

Se trata de un término anglosajón que define a las herramientas y estrategias que se utilizan en el punto de venta, pretendiendo influir sobre las decisiones de compra, haciendo que los clientes tomen las decisiones que resulten más beneficiosas para la empresa.

Usualmente, se asocia con todos esos pequeños regalos corporativos que se suelen entregar como forma de promoción de marcas y productos, como por ejemplo las chapas personalizadas que buscan llamar la atención del consumidor.

Merchandising

Más allá de llamar su atención, uno de los principales beneficios de utilizar el merchandising bajo una estrategia bien planificada, es desarrollar la fidelidad de los clientes hacia la marca o establecimiento de modo que se convierta en un cliente frecuente de los productos o servicios ofrecidos.

Existen páginas especializadas que ofrecen llaveros personalizados online con logotipos de la marca, así como las gorras, lapiceros, bolsos y demás artículos promocionales, por lo que cualquier negocio puede acceder a estos productos fácilmente para llevar a cabo su estrategia de la mejor forma posible. Todos estos productos que suelen ser un regalo que el cliente aprecia por su utilidad, a largo plazo, cumplen el objetivo de hacer que la marca sea recordada. Incluso, puede ocurrir que el cliente se convierta en embajador de la marca y comience a recomendarla entre sus amigos por el simple hecho de que el pequeño regalo le ha gustado.

¿Cómo aplicar una estrategia de merchandising para fidelizar a nuestros clientes?

Existe una gran variedad de formas muy creativas para implementar una estrategia de merchandising en el punto de venta con el objetivo de conseguir un aumento en las ventas y optimizar la rentabilidad del establecimiento en el mediano y largo plazo. Podemos diferenciar dos clases de merchandising:

  • Merchandising del fabricante. Se refiere a los artículos promocionales como imanes personalizados, llaveros y demás que son entregados al cliente en el punto de venta, de parte de una marca en particular, promoviendo al establecimiento o a los productos de dicho fabricante.
  • Merchandising del distribuidor. Se trata de las acciones llevadas a cabo por el minorista  para aumentar la rentabilidad total de la tienda y no solo acelerar la venta de productos de una marca determinada.

Seas una marca o un establecimiento comercial, esta estrategia de publicidad suele ofrecer excelentes resultados. Además, puedes conseguir interesantes descuentos al comprar pulseras personalizadas desde internet, o cualquier otra clase de productos destinados a una estrategia de merchandising como vasos, imanes, tazas, lapiceros, llaveros e incluso productos tan interesantes como sombrillas, todo va a depender de tu presupuesto y creatividad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: