Nuestras mascotas, un refugio natural en casa

Necesitamos de la naturaleza para sentirnos completos. De una forma u otra se nos hace vital la sensación de tenerla cerca, de compartir algunos aspectos de ella en nuestro día a día, y es que por más que a lo largo de las últimas décadas, siglos quizás, hayamos tratado de independizarnos de ella, de contemplarla como a un enemigo al que hay que conquistar, la realidad es otra muy distinta que apenas estamos comenzando a entender, y es que formamos parte de ella, somos naturaleza y no podemos vivir de espaldas a lo que ella significa.

De alguna manera, tal y como decimos, necesitamos ese contacto con la naturaleza, con la parte más salvaje e instintiva de nuestro ser, la mayoría de nosotros lo encontramos en nuestras mascotas, con el amor, los juegos y la comunicación que sentimos con nuestros perros y gatos.

Comunicación que se incrementa si recurrimos a Izekan, profesionales destacados en adiestramiento canino, y es que, como sabemos, debemos enseñar y educar a nuestro perro al igual que nuestros padres lo hicieron con nosotros, porque en el fondo no somos tan distintos, y al igual que ocurre con la especie humana, en los cánidos, los primeros meses de vida son cruciales para el desarrollo posterior. Si quieres informarte en profundidad de los procedimientos que utiliza, infórmate aquí, haciendo clic en este enlace que te redirigirá directamente a su página web, donde, además, podrás informarte de todo lo que te interesa saber sobre nuestro mejor amigo animal.

El cuidado de nuestros animales domésticos

Todo animal o trozo de naturaleza que tengamos a nuestro cargo, ese que nos hace sentir a nosotros mismos más cercanos a la Madre Tierra, conlleva una responsabilidad y, por tanto, debemos plantearnos, antes de adoptar un animal o cualquier planta, si seremos capaces de ofrecerle un verdadero hogar, todo lo que se merece y necesita para que tenga una buena calidad de vida.

En el caso de los perros y gatos, las mascotas más comunes, tendremos que informarnos de sus necesidades básicas; alimentación, desparasitación, visitas al veterinario, vacunas, y tener conocimientos de las enfermedades más comunes, como las enfermedades parasitarias en los perros o un gato con mocos, por poner solo un par de ejemplos.

Nuestras mascotas un refugio natural en casa

Pero sobre todo con los perros, por ser más exigentes en este sentido, debemos tener muy presente que necesitan practicar ejercicio físico con regularidad y, por tanto, espacio en el que moverse con libertad. Dependiendo del tamaño y su condición física, estará necesitado de más espacio vital, por lo que si son grandes y no poseemos más que un piso pequeño en el centro, le estaremos limitando su fuerza y la energía que deben desarrollar, por lo que deberemos sacarlo a pasear con bastante asiduidad.

Por el contrario, no debemos sobre excitar ni sobre ejercitar a perros de menor tamaño, que físicamente no están preparados para sobrevivir a la intemperie o no necesitan de un terreno amplio donde correr, prefiriendo estar cerca de los humanos, recogidos dentro del hogar.

Animales de acuario, otro tipo de mascotas

Tendemos a cometer el error de considerar un acuario como un objeto, algo meramente decorativo, con colores, formas y luces que nos parecen muy atractivos, olvidando que seguimos tratando con seres vivos y que, por tanto, merecen la misma responsabilidad, cuidado y respeto que cualquier otro.

Lo que tenemos que tener en cuenta si queremos adoptar uno o varios peces en una pecera sí que es sustancialmente diferente. La primera decisión que debemos valorar será si tener un acuario con peces de agua salada o con peces de agua dulce, puesto que a partir de esta decisión (el 90 % de los aficionados opta por el de agua dulce) vendrá determinado todo el mantenimiento posterior y, por supuesto, el tipo de peces que podremos incluir.

Para las peceras de agua dulce y agua caliente (24 y 28 grados de temperatura), los peces Molly  (velífera y /o negro), la Platis, los Gupy, el Neón, el Colisa rojo o el Gurami son los más comunes, por ser los más resistentes. Para los acuarios de agua fría, los más sencillos de mantener ya que no requieren de calefacción, se recomiendan especies como las Carassius, Goldfish o los Cometas, también muy resistentes y fáciles de mantener.

Los más difíciles de mantener y también más costosos son, como cabe imaginar, los acuarios marinos o de agua salada, aunque la variedad de posibles inquilinos es también más amplia y espectacular. En cualquier caso, es un tipo de pecera especialmente indicada para gente con mucha experiencia y que gustan de ofrecerles tiempo y dedicación.

Los animales que no son bien recibidos

Pero a lo largo de la historia de la humanidad ha habido animales que no han sido bien recibidos por ninguna comunidad o sociedad, que producen miedo y rechazo y no precisamente por temor a ser devorados por ellos.

Se trata de las plagas, no como el concepto de animal que hace daño al cultivo, sino como animal que produce enfermedades. Una plaga se considera actualmente como un animal o un conjunto de ellos, perteneciente a la misma especie, capaz de producir daños económicos, habitualmente referidos a los físicos, tanto a las personas como a otros animales o plantas, aunque, por ejemplo, una plaga de ratas también puede producir daños a las infraestructuras, como instalaciones eléctricas o de fontanería.

Para evitarlas, debemos contar con un equipo profesional como el que compone Cobiosan, la empresa de control de plagas en Madrid que es líder y referente en el control de plagas para comunidades, expertos en seguridad alimentaria, especialistas en el control y prevención de Legionella pneumophila, y los más preparados para la limpieza de campanas y conductos de extracción, así como en la desinfección de instalaciones y todo tipo de espacios.

Las plagas más peligrosas y habituales en las grandes ciudades son, en estos momentos, las cucarachas, que habitan en lugares poco salubres como alcantarillas, contenedores de basura sin mantenimiento, y en general cualquier espacio con poca higiene. Pueden transmitir disentería, salmonelosis o listeriosis, entre otras enfermedades.

Los mosquitos, aunque estemos acostumbrados en España a su presencia, sobre todo en el sur y representan una amenaza de nivel bajo, en América del Sur y África sí que son portadores de enfermedades altamente peligrosas, como la malaria, el dengue o la fiebre amarilla.

Las ratas serían la tercera gran plaga de las ciudades y civilizaciones avanzadas, también habitan en la oscuridad como las cucarachas, sitios húmedos y sucios, con una potente capacidad para transmitir enfermedades graves a las personas; tuberculosis, salmonelosis o la enfermedad de Weil son algunos ejemplos de las mas peligrosas.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: