Los pueblos de Jaén con mayor encanto

La provincia de Jaén en España es mundialmente reconocida por la belleza de sus pueblos, todos cuentan con una rica cultura y varios de ellos son considerados patrimonio de la humanidad y joyas del renacimiento. Por esto y más el turismo en los pueblos de Jaén ha tomado gran importancia en los últimos años.

Tener la oportunidad de visitar las maravillas que los pueblos de Jaén tienen para ofrecer puede ser una experiencia de valor incalculable. Cada uno de ellos ofrece diferentes alternativas, unos son destino gastronómico, otros son conocidos por sus artesanías, otros por sus obras arquitectónicas de ensueño y en general por el infinito número de casas rurales en Jaén que hacen que llegar a cualquiera de los pueblos sea como dar un viaje al pasado.

Compartimos un listado con los pueblos más maravillosos, así podrás saber qué ver en Jaén y despejar muchas de las dudas que puedas tener antes de planificar la visita a estos extraordinarios lugares.

18 pueblos de Jaén que tienes que visitar

A continuación, 18 pueblos de  Jaén que merecen la pena visitar:

Baños de la Encina

banos de la encina

En la comarca de la Sierra Morena se encuentra un hermoso pueblo cuyo atractivo principal es el castillo de Burgalimar, el cual data del año 968. Una majestuosa obra arquitectónica emplazada en la cima de una loma; es conocida por ser la fortaleza más antigua de España. En esta zona es abundante la caza mayor y también es posible practicar deportes náuticos gracias a la existencia del embalse del Rumblar. Este pueblo se sitúa justamente en el límite con la Sierra Morena. En los Baños de la Encina no falta uno de los atractivos principales de los pueblos de Jaén: la gastronomía, aquí se puede disfrutar de magdalenas y hornazos durante todo el año, aunque son más abundantes durante la celebración de la semana santa. De igual forma es posible disfrutar de diferentes platos preparados en base a venado y jabalí.

Alcalá la Real

Alcala la Real

Una ciudad de techos rojos y típicas casas rurales de Jaén, por cuyas calles alguna vez caminó el artista Juan Martínez Montañés. En ella se encuentra la imponente fortaleza de la Mota a lo alto de la colina del mismo nombre; así mismo aún sobreviven 11 de las 15 atalayas originales que se erigieron para defender este territorio. Cuenta con una extensa campiña olivera y sus casi 22.000 habitantes cuidan y defienden su patrimonio histórico , el cual consta de múltiples monumentos, entre los que destaca la Alcazaba, un recinto fortificado de tres torres, la más grande de ellas con una altura de 20 metros. Rica en cultura, Alcalá la Real es sede del Festival de Encuentros Étnicos en la Sierra Sur, popular en los pueblos de Jaén y mejor conocido como Etnosur, el cual se realiza todos los años y alcanza los 45.000 visitantes.

Alcaudete

Alcaudete

Se dice que las calles de este encantador pueblo de Jaén huelen a navidad casi todo el año, esto debido a que allí se fabrican postres y dulces de alta calidad. De hecho la economía de Alcaudete está basada en la industria agroalimentaria transformadora, mayormente conservera, de dulces y de frutos secos. De casi 11.000 habitantes, este pueblo situado al suroeste de la provincia de Jaén tiene imponentes castillos que datan del siglo XVIII. Al centro de la ciudad se encuentra la Fuente de la Villa, que es la fuente más importante de la ciudad, utilizada por todos sus habitantes y visitada por los turistas. Antiguamente fue usada como abrevadero de animales. La calle donde se encuentra ubicada es conocida como la Calle del Agua, debido a que era donde todos sus habitantes se abastecían del líquido vital.

Castellar

Castellar

Se trata de una ciudad de calles empinadas y miradores desde los que se puede disfrutar una espectacular vista de la Sierra de Oro. Posee muchos palacios y casas que pertenecían a la nobleza. Se ubica a la cima de una montaña a 749 metros sobre el nivel del mar, justo entre las cordilleras de La Loma y la Sierra Morena. Su principal atractivo turístico son las espectaculares vistas que posee y su riqueza en monumentos históricos, que incluye casas de origen medieval. La arqueología es también importante en la zona de los pueblos de Jaén, de hecho se reconoce la presencia del hombre en el poblado de Castellar desde 2000 años A.C. Uno de los hallazgos arqueológicos más importantes de la zona es La Cueva de la Sima que posee un conjunto sepulcral colectivo del periodo Neolítico.

Chiclana de Segura

Chiclana de Segura

Un refugio oculto entre los pueblos de Jaén; anteriormente este espectacular pueblo fue considerado como un lugar estratégico para la vigilancia. Chiclana de Segura se asienta sobre una montaña desde la que se posee control visual de toda la zona circundante. Para el turismo el atractivo más importante de este pueblo son sus pequeñas calles y plazas que fueron excavadas en la roca viva. Es un territorio mayormente forestal y su actividad es casi totalmente agraria. Para los visitantes resulta un espectacular retiro en medio de la naturaleza, con vistas maravillosas y un clima favorecedor para el descanso.

La Iruela

La Iruela

Es la puerta que todo turista debe atravesar para ingresar al parque natural de Cazorla, Segura y Las Villas. Una zona boscosa en la que se pueden encontrar y disfrutar diferentes monumentos históricos de gran importancia para los pueblos de Jaén, como la Iglesia de Santo Domingo, un edificio renacentista que fue levantado en el siglo XVI. Celebran fiestas tradicionales y patronales en honor a la Virgen de los Desamparados y a Santo Domingo de los Silos, a finales del mes de agosto. Durante estas fechas, La Iruela se ve lleno de actividades como torneos de dominó, concursos de productos de huertas caseras y de gastronomía local, teatro, recitales, verbenas y fuegos artificiales. Su gastronomía se basa en productos locales, económicos y su característica más llamativa es que todo se puede comer directo en la sartén donde es cocinado.

Martos

Martos

Entre los pueblos de Jaén más bonitos se encuentra Martos, el cual es reconocido como el municipio con más olivos de todo el mundo. Está rodeado de un bosque olivarero. Un pueblo lleno de ruinas sobre las cuales aún existen muchas leyendas. Lo más atractivo de este pueblo es la mezcla entre modernidad y tradición cultural, especialmente en su casco histórico donde es posible observar el crecimiento de la moderna industria automovilística junto a edificios históricos. Un contraste entre naturaleza, industria e historia que deja a todo visitante gratamente sorprendido. Con una población de unos 24.000 habitantes, sus orígenes se remontan a la prehistoria por lo que fue declarado bien de interés cultural. Su casco histórico está compuesto de calles angostas y los nuevos asentamientos se dan hacia las zonas llanas. En cuanto al turismo, se le acuña el nombre de la Cuna del Olivar, esto ha sido un nuevo atractivo que se une al gran patrimonio cultural y natural que posee.

Sabiote

Sabiote

Evidentemente medieval y renacentista, este pueblo ha sabido conservar sus tradiciones y gran parte de sus estructuras. Muchos edificios antiguos y los restos del pozo de la comarca son el principal atractivo turístico de este pequeño pueblo que es necesario visitar sin ninguna prisa, para que nos transporte directo al pasado. Muy bien conservado, pareciera que el tiempo no ha pasado por el. Forma parte de la Ruta del Renacimiento Andrés de Vandelvira que también incluye a los pueblos de Villacarrillo, Úbeda, Baeza y Canena. Sabiote atrae a los turistas gracias a su cantidad de monumentos y rincones hermosos. De tan solo 4000 habitantes, este pequeño pueblo de Jaén tiene una historia temprana que inicia en la Edad de Bronce.

Segura de la Sierra

Segura de la Sierra

Un lugar imponente cuyos cielos se han convertido en protagonistas de deportes aéreos, una tierra que une historia y naturaleza de una manera inigualable. Segura de la Sierra es uno de los pueblos de Jaén que debes tener presente al momento de hacer turismo. Tan solo 1900 habitantes te dan la bienvenida a este poblado, que originalmente fue iniciado por los griegos tal como lo confirman los escritos helénicos que citan a la ciudad y le dan nombres pintorescos relacionados con el nacimiento del río Segura. Esta posee una fisionomía de tiempos pasados, y en la actualidad aún tiene calles empinadas y silenciosas. Algunos de sus monumentos históricos han sido recientemente restaurados, como es el caso del edificio donde opera el ayuntamiento de la ciudad, así como los Baños Árabes del siglo XI que pueden ser visitados por los turistas. En este lugar se puede disfrutar de un maravilloso clima mediterráneo que ronda los 18 grados centígrados.

Torres

Torres

Un verdadero paraíso hecho realidad. Un precioso pueblo fundado en las laderas de Sierra Mágina que puede ser observado por los visitantes entre los picos que alguna vez pertenecieron al Reino de Granada. Extensos olivares son el preámbulo para acceder a un territorio que parece mágico y visualmente espectacular. Destino turístico habitual de parejas que disfrutan de la tranquilidad y momentos de desconexión. Entre el patrimonio arquitectónico de Torres se puede destacar la iglesia, la cual data del siglo XVII y cuenta con maravillosos arcos. Su gastronomía procede principalmente de los productos derivados del cerdo como el chorizo, la morcilla y la longaniza. Las patatas al ajillo son su plato más representativo, aunque también son muy conocidos por su excelente repostería, donde se destacan los alfajores y hornazos. Igualmente sus licores son un placer para el paladar.

Úbeda

Ubeda

De entre los pueblos de Jaén, Úbeda fue declarado patrimonio cultural de la humanidad por la UNESCO en el año 2003, se trata de una auténtica joya del renacimiento. Es quizás la ciudad con más monumentos y en mejor estado de conservación de toda la provincia, que se mezcla además con un bien pensado entorno urbanístico ideal para el turismo. Cuenta con zonas naturales declaradas como protegidas entre los que se cuentan los embalses Pedro Marín y Puente de la Cerrada, así como el Paraje Natural del Alto Guadalquivir, todos ellos se pueden visitar y además se puede disfrutar de diferentes especies animales como patos y flamencos. Cada una de sus calles y murallas guarda un trozo de historia desde su origen en el renacimiento hasta la modernidad. La ciudad está llena de plazas y edificios de distintas épocas, palacios y basílicas que se mezclan maravillosamente con el desarrollo de edificios modernos. Recorrer toda la ciudad toma varios días, pero es muy recomendable ya que a nivel histórico y cultural es una experiencia sumamente enriquecedora. Por algo Úbeda es conocida por ser una de las ciudades más hermosa de toda España.

Baeza

Baeza

Otro de los pueblo de Jaén que hay que visitar es la imponente y maravillosa Baeza. Posee un impresionante legado cultural y junto a Úbeda, fue declarada patrimonio de la humanidad. Definitivamente es mucho lo que los turistas pueden ver y hacer en este maravilloso pueblo de Jaén, por ejemplo, visitar la Universidad Santísima Trinidad y deslumbrarse con su belleza arquitectónica es un ritual fijo de todo turista. La ciudad se sitúa sobre un terreno que ha sido habitado continuamente desde la Edad de Bronce, por esta razón posee un valioso patrimonio histórico y monumental que ha sido resguardado en épocas más modernas. La ciudad guarda una representación de diferentes momentos de la historia, estilos artísticos y culturas variadas, sobre todo renacentista, barroco, gótico y neoclásico. La gastronomía de Baeza es importante, ya que es una mezcla  de platos con influencias culinarias romanas, islámicas y judías que a lo largo de los años han logrado fusionarse, haciendo uso principalmente de las materias primas básicas de la tierra y unificado todo con maravilloso sabor del aceite de oliva, el llamado oro líquido. La semana santa en Baeza es quizás el mayor evento anual aunque poseen otras tradiciones como la feria anual de la ciudad que se celebra en el mes de agosto y es en homenaje a su patrona, María Santísima del Alcázar.

Jódar

Jodar

Este pueblo de Jaén es poseedor de los castillos más antiguos de la provincia. Está situado a 647 metros de altitud y se encuentra muy próximo a las ciudades de Úbeda y Baeza. Su riqueza cultural se basa principalmente en las artesanías creadas con el esparto, una fibra que se logra extrayendo y secando la planta del mismo nombre. Con este material fabrican bolsos, carteras, lámparas, tapices, cestas y muchas cosas más, aunque lo más destacado son las sombrillas de playa que se ven muchísimo en las zonas turísticas de la Costa del Sol. El pueblo también es destacado por sus museos y bibliotecas y también por sus festejos religiosos, como por ejemplo la celebración de la Divina Pastora el día 7 de septiembre, que es el acto religioso más llamativo donde llenan de flores  y arcos verdes todas las calles de la ciudad. Dicen los habitantes de los pueblos de Jaén que la mejor celebración de semana santa se da en Jódar, ya que los enseres que utilizan son creados por los más afamados orfebres y sus actos son coloridos y majestuosos.

Iznatoraf

Iznatoraf

Un cautivador pueblo amurallado que ha sido conservado de manera espectacular. De tan solo 1000 habitantes, es un lugar popular por sus fiestas tradicionales y un gran ambiente nocturno. Iznatoraf fue una medina islámica cuyas huellas arquitectónicas nos trasladan al pasado. Está lleno de fortalezas árabes y las estrechas calles serpenteantes de su casco histórico hacen imposible que ningún carro circule. Es un pueblo hermoso, lleno de casas medievales y fuentes que recuerdan su pasado musulmán, ideal para ser recorrido sin apuros. De los más pequeños pueblos de Jaén.

Cazorla

Cazorla

El monumento más famoso de Cazorla es el Castillo de la Yedra, una construcción cristiana realizada sobre un castillo árabe del siglo XI. Los primeros pobladores de la zona se establecieron 2000 años antes de Cristo, los romanos también se asentaron en estas tierras y de ahí su interesante mezcla cultural. La ciudad fue fortificada después de la ocupación musulmana, eso se evidencia en los registros arqueológicos. El castillo de las cinco esquinas, La Casa de las Cadenas, el ayuntamiento, la iglesia de San Francisco, el Monasterio Montesión, la Ermita de San Sebastián… son todos lugares emblemáticos dignos de ser visitados. Desde el año 1994 se realiza en esa ciudad el Festival Internacional de Blues Bluescazorla por el que ya han pasado más de 100 bandas. Existe una leyenda de la ciudad, le llaman La Tragantía, que se refiere a una princesa encerrada en el Castillo de la Yedra, que al ser olvidada en una de las torres, hizo metamorfosis y se convirtió en mitad lagarto, mitad mujer y aún circula de noche por la zona.

Andujar

Andujar

Con casi 970 kilómetros de superficie, este es uno de los pueblos de Jaén con mayor extensión territorial. Se encuentra dividido por el río Guadalquivir. En la ciudad se han encontrado restos de civilización cercanas al paleolítico, aunque fue en la Edad de Bronce en la que se acentuó su poblamiento.  Un territorio predominantemente agrícola en todas las épocas conocidas, dadas sus fértiles tierras y su excelente clima. Posee una gran cantidad de edificaciones antiguas y edificios religiosos como la Iglesia de Santa Marina, el Antiguo Convento de Madres Capuchinas, pero por sobre todas las cosas, lo más resaltante es su muralla urbana. El plato típico de Andujar es el ciervo en adobo y además todos los platos derivados de la caza de animales como el jabalí, conejo y perdiz.

Cambil

Cambil

Cambil es conocido entre los pueblos de Jaén por sus castillos antiguos. Este espectacular pueblo enclavado en una montaña, no cuenta con más de 3000 habitantes. Estas tierras fueron conquistadas por Pedro de Castilla en el año 1315. Cambil cuenta con una gran variedad de edificios históricos y también religiosos, entre los que vale la pena visitar la Iglesia Parroquial de la Encarnación, que se sitúa en la plaza de la Constitución. Dentro de la iglesia se encuentra el Cristo de Mármol, muy conocido en la tradición religiosa de la ciudad. Otro sitio histórico digno de visitar es el Antiguo Hospital, un edificio construido en el siglo XVIII que se organiza en dos pisos. Posee varios castillos, entre ellos el Castillo de Cambil.

Torredonjimeno

Torredonjimeno

Torredonjimeno es otro de los pueblos de Jaén que resulta encantador. Con sus 13.000 habitantes, es una ciudad declarada bien de interés cultural, una localidad hermosa y muy conocida en España por ser la sede de la Feria de San Pedro que se celebra anualmente la semana del 29 de junio. La Semana Santa de Torredonjimeno fue declarada Fiesta de Interés Turístico, debido a la procesión de la Virgen de los Dolores. El clima de esta localidad es mediterráneo con veranos calurosos e inviernos con algunas heladas ocasionales. Al recorrer este poblado se pueden apreciar diferentes edificios monumentales y algunas fuentes y pilares de origen medieval, así mismo se destaca un molino fortificado llamado Molino del Cubo y restos de antiguas fortalezas, numerosas torres en perfecto estado de conservación que aguardan la visita de los turistas. El Convento de Nuestra Señora de la Piedad y la Iglesia de San Pedro Apóstol, ambas estructuras edificadas en el siglo XVI son muy comúnmente visitadas, así mismo el pueblo está lleno de fuentes y abrevaderos que son muy atractivos para los turistas. Otro punto de interés turístico en el pueblo es El Calvario, un pulmón vegetal muy cercano al casco histórico en cuya cima se encuentra una ermita en honor a San Cristóbal, además es el escenario donde se realiza la representación del Vía Crucis cada lunes santo.

Conclusión

Los pueblos de Jaén son conocidos principalmente por sus olivares. De hecho Los olivares de Jaén le dan reconocimiento mundial a la provincia de Andalucía, ya que en esta se produce gran parte del olivo que se consume en España y el mundo, contando con más de 550.000 hectáreas de olivares.

Una feria de Jaén ampliamente conocida, es la Feria de San Lucas. Es la última de las ferias realizadas en primavera en Andalucía y también la última feria taurina de la temporada. La tradición de la Feria de San Lucas comienza en el año 1805, inicialmente como una feria agrícola. En la actualidad la Feria de San Lucas tiene como atracción principal las corridas de toros, comidas, bailes, atracciones típicas de ferias y apuestas hípicas.

Cada uno de los pueblos de Jaén es una joya turística, cada uno tiene su encanto particular y visitarlos es una experiencia extraordinaria llena de sensaciones únicas inspiradas por paisajes, arquitecturas, gastronomía y tradiciones únicas en el mundo. Son muchas las cosas que ver en Jaén, anímate y planifica un hermoso viaje por esta hermosa provincia.

 

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: