Rutinas de belleza para lucir radiante este nuevo año

El nuevo año empieza cargado de buenos propósitos que no siempre cumplimos. Para ello se necesita constancia y, sobre todo, un esfuerzo inicial para que los resultados se vean tanto en el día a día como a largo plazo. Vamos a darte algunos consejos para que lo logres.

No descuides tu depilación

En invierno sobre todo tendemos mucho a dejar un poco de lado nuestro aspecto. Uno de los motivos es que, por el frío, el tipo de ropa que usamos cubre esos signos de dejadez, como puede ser el hecho de no habernos depilado.

Nuevas rutinas de belleza

Sin embargo, esto es algo que se puede cambiar e instaurar unos hábitos que nos hagan sentir mejor. Ante todo, hay que pensar que lucir bien no es algo necesario solo por los demás, sino para sentirse bien uno mismo.

La depilación en este sentido es una de las claves. No dejar de lado esta parte hará que nos sintamos mucho mejor cuando estemos en casa, por lo que es importante mantener una rutina de belleza.

Todo esto es muy fácil si tenemos las herramientas adecuadas. ¿A qué nos referimos con esto? La respuesta es una contar con una buena depiladora. Estas han evolucionado mucho en los últimos años y ya es posible adquirir depiladoras que ofrecen unos resultados espectaculares dedicándole muy poco tiempo.

Por lo tanto, lo primero que deberías es hacerte con una buena depiladora. Puedes echar un vistazo a esta comparativa de las mejores depiladoras, donde puedes ver todas las opciones que hay en internet y elegir la que se adapte a tus necesidades.

Cuida el aspecto de tu piel

La piel es otra de las grandes damnificadas en el día a día, especialmente en invierno. El frío de estos días hace que la piel se reseque y sufra las consecuencias a través de rojeces y otras imperfecciones.

Por lo tanto, esta es otra de las rutinas que, si no tienes ya, debes instaurar de forma inmediata. Nos referimos a aplicar en ella la hidratación adecuada para que luzca a la perfección durante estos meses.

La hidratación de la piel de la cara es un tema bastante delicado. Esta sufre mucho por la polución, el estrés, el cansancio y por las temperaturas. A esto se une que cada tipo de piel tiene sus propias necesidades.

En función del tipo de piel que tengas deberás utilizar un tipo de crema u otro, o reforzar tu hidratación aplicando algún producto tipo sérum. Esto es imprescindible sobre todo si tu piel es de tipo seco o mixto, ya que este tipo de pieles sufren más por el frío.

La higiene es otro de los aspectos vitales. Limpiar a diario el rostro y retirar los restos de maquillaje y producto antes de meterte en la cama hará que tu piel descanse limpia y que se mantenga con mejor aspecto.

Por lo tanto, este año no dejes el cuidado de tu piel en un segundo plano. Dale la importancia que se merece y verás cómo consigues que transcurra el año con mejor aspecto y, por lo tanto, también más feliz y segura de ti misma.

Cuida el aspecto de tu piel

No busques excusa para hacer deporte

Comenzar a hacer deporte es el eterno propósito de año nuevo. Al principio nos lo tomamos en serio, pero normalmente la inquietud nos dura a lo sumo un mes. Sin embargo, este año sí que podrás hacerlo, siempre y cuando seas capaz de vencer el freno que supone la pereza.

Si quieres apuntarte al gimnasio y necesitas una motivación, prueba a hacerlo con más gente para que ese momento se convierta también en un reclamo de entretenimiento. De esta forma tendrás la motivación extra de quedar con otras personas y os animaréis las unas a las otras.

Hacer deporte

En el caso de que quieras comenzar a salir a correr, es importante que planifiques qué días de la semana vas a hacerlo y que no faltes bajo ningún concepto. Si un día estás cansada o te encuentras mal, puedes salir a caminar únicamente.

Lo importante es no quedarte en casa. Si lo haces una vez, la siguiente querrás hacer lo mismo y no conseguirás instaurar el hábito de moverte cada día, sea corriendo o sea dando un paseo a paso ligero.

Piensa que si no lo haces después llegarán las prisas con la operación bikini. Así que ya sabes, ¡ahora es tu momento! No lo pienses más y saca media hora al día en un principio para hacerlo y deja fuera de juego las excusas. En definitiva, si te lo propones, este puede ser tu año. Porque cuidar nuestra rutina de belleza no es algo superficial, sino que tiene también importantes beneficios a nivel psicológico y mental, ya que te sentirás más a gusto contigo. Así que ¡manos a la obra!

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: