El saber nunca ocupa lugar

En este artículo hablamos del saber y del conocimiento del ser humano así como del aprendizaje.

¿Cómo ha evolucionado el aprendizaje a lo largo del tiempo?

En plena era de la información y del conocimiento como en la que nos encontramos hoy en día, nos puede parecer extraño hablar del aprendizaje y de su evolución a lo largo del tiempo. Al fin y al cabo, en la actualidad tenemos acceso a más información de la que seremos capaces de leer en toda nuestra vida y nos olvidamos de que no siempre fue así y de que el ser humano ha ido cambiado su forma de aprender, encontrándonos algunas formas más revolucionarias y plenamente aceptadas que otras.

Como ha evolucionado el aprendizaje a lo largo del tiempo

En ese sentido, el método científico supuso un verdadero cambio a la hora de adquirir conocimiento y de dar respuesta a los avances de la ciencia, obteniendo una respuesta por medio de la observación del mundo para llegar a una explicación válida que pueda validar o no la teoría ante la que nos encontramos. De hecho, es un método que se basa en la observación, la experimentación y las preguntas (con sus respectivas respuestas) que es más o menos útil en función del área científica ante la que nos encontremos y que sigue siendo una de las mejores formas para aceptar o rechazar una hipótesis.

Pero el método científico no fue la única revolución que nos encontramos en la historia del aprendizaje del hombre, dado que muchos siglos antes, en la época clásica, los filósofos y pensadores como Aristóteles supusieron un antes y un después a la hora de establecer las bases que más tarde darían lugar al desarrollo del conocimiento. Es más, este filósofo griego no solo tuvo un gran impacto en la forma de pensar de sus contemporáneos sino que sigue siendo un gran referente actualmente, teniendo una gran influencia en nuestra forma de entender la vida, la política, la sociedad o la familia. Por ese motivo, no nos debería de extrañar que hoy en día cada vez sean más las personas que usan sus frases como inspiración, como reflexión, como una forma de entender el mundo y de vivir de acuerdo a una filosofía que refleja todo el conocimiento de este gran filósofo griego. Unas frases entre las que resulta difícil elegir solo unas pocas pero entre las que podemos destacar las siguientes:

  • La belleza que vemos en un hombre no se encuentra en su sonoridad, sino en el significado.
  • El hombre es el más noble de todos los animales que existen, siempre y cuando no esté separado de la justicia y la ley.
  • La filosofía debe ser un saber especial, es necesario que sea el primer principio y una de las primeras causas de todo.
  • La calidad no es cuestión de un solo acto, sino de un hábito.
  • Las acciones humanas tienen al menos una de estas siete causas: naturaleza, compulsión, razón, pasión, hábito, azar, deseo.
  • Una democracia es dada cuando los indigentes y personas pobres, y no aquellos que tienen el poder, llegan a ser gobernantes.
  • El objetivo de una persona sabia no es asegurar el placer, sino evitar que exista el dolor.

Frases todas ellas que sin duda nos darán una visión profunda sobre la existencia humana gracias a las cuales podremos reflexionar sobre nuestras elecciones, nuestra moral y, al fin y al cabo, sobre la forma en que vivimos nuestra vida.

El aprendizaje moderno: una forma de conocer nuestra historia

Por otro lado, no podíamos hablar de la forma en la que ha ido evolucionando el aprendizaje sin hablar de lo que supone aprender para el hombre. O, dicho de otra manera, de la importancia que ha tenido el conocimiento a lo largo de la historia.

Aprendizaje moderno

En ese sentido, la necesidad que ha tenido el ser humano de explicar su alrededor le ha llevado a querer aprender más sobre su pasado para comprender mejor su presente y poder prever su futuro. Por ejemplo, la explicación de la extinción de los dinosaurios, sobre la que hay muchas teorías que han ido cambiando a lo largo del tiempo, nos puede servir para conocer qué repercusión tendría un gran cambio climático a nivel global o bien las consecuencias del impacto de un meteorito (dos de las teorías más extendidas sobre la extinción de estos gigantescos reptiles) y ser si cabe más conscientes de la importancia de cuidar de la naturaleza y del planeta.

O bien los conocimientos sobre el arte, como la arquitectura románica, que reflejan mucho más que las cuestiones estéticas que estaban de moda en una época determinada ya que esconden un saber profundo sobre la religión, la política y la sociedad de cada época, con características propias que no nos encontramos en otros estilos.

Por último, como podemos ver, el elemento común del aprendizaje es su evolución constante para dar respuesta a las necesidades del hombre, una evolución que seguimos viendo hoy en día.

Comparte: Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: