Actifemme® Diet Drenante, la solución contra la retención de líquidos

Si en los últimos días notas que has aumentado de peso sin ninguna explicación aparente, o que tus piernas y tobillos se encuentran hinchados, o que incluso ha aumentado tu perímetro abdominal, todo apunta en una clara dirección. Posiblemente estés sufriendo los típicos síntomas de la retención de líquidos, una dolencia también conocida comunmente como edema.

¿En qué consiste? Entre otros síntomas, la retención de líquidos se caracteriza por la inflamación o hinchazón de partes del cuerpo como las piernas, tobillos, manos, cara o abdomen. Además, la persona que sufre esta incómoda molestia nota sensación de pesadez, menos flexibilidad en articulaciones  o que su piel está más brillante y tensa que de costumbre.

Las causas de esta dolencia pueden ser muy variadas: desde cambios hormonales durante el embarazo hasta problemas en la circulación de la sangre, pasando por enfermedades renales o hepáticas.

En cualquier caso, además de conocer las causas, síntomas y consecuencias de la retención de líquidos, es importante también saber cómo afrontar este problema para encontrar una solución y que no pase a males mayores. La primera opción es siempre acudir a la consulta del médico, que es quien mejor va a examinar y tratar el edema. De forma complementaria, también existen formas de paliar los síntomas de la retención de líquidos.

Actifemme, producto específico para la retención de líquidos

Si queremos acudir al mercado en busca de productos específicos para tratar la retención de líquidos, la mejor opción es Actifemme® Diet Drenante. Se trata de una bebida que contiene ingredientes como el vinagre de manzana, alcachofa, hinojo, zarzaparrilla, verbena, angélica, diente de león, ulmaria y té verde.

Esta variada y rica composición otorga a Actifemme propiedades únicas que ayudan al organismo  en la eliminación de líquidos, favorece la digestión y evita los molestos gases.

Para conseguir un efecto óptimo, se recomienda tomar unos 30 mililitros de Actifemme® Diet Drenante al día sin disolver antes de desayunar; o bien disueltos en un litro y medio de agua para beber a tragos cortos durante todo el día. El periodo óptimo es de 60 días, tras lo que la sensación de pesadez e hinchazón habrán desaparecido.

Qué dieta llevar a cabo

En este sentido, si queremos contribuir todavía más a prevenir o paliar los síntomas de la retención de líquidos, debemos prestar también especial atención a nuestra alimentación diaria. Una dieta sana, completa y equilibrada es un elemento fundamental para evitar esta dolencia, por lo que habremos de adoptar una rutina diaria de alimentación saludable y, sobre todo, baja en sodio.

Qué dieta llevar a cabo

Por este motivo, las frutas, verduras y hortalizas entran dentro del bloque de alimentos obligados para aliviar los síntomas provocados por la retención de líquidos. Su bajo contenido en sodio les hace alimentos ideales, y podemos preparar ricos platos con ingredientes como alcachofa, zanahoria o espinacas. En esta línea, también tienen cabida tanto la carne, como el pescado y el marisco siempre y cuando no se trate de productos procesados.

Es importante en este punto insistir en que, para tratar los efectos del edema, se debe apostar por alimentos frescos. Si hablamos de productos procesados, solo deberemos incluir en la dieta alimentos como leche, yogur, pan blanco o integral o quesos, siempre que no sean curados o semicurados. Huiremos siempre de los alimentos ultraprocesados y con alto porcentaje en azúcares y grasas saturadas.

¿Y qué pasa con las bebidas? Pues más de lo mismo: debemos alejar de nuestra alimentación diaria aquellas que contengan alta cantidad de sodio. Por ejemplo, el agua mineral no es recomendable para la retención de líquidos y, por supuesto, quedan también fuera de las bebidas recomendadas los refrescos carbonatados o las bebidas alcohólicas. La opción más idea y coherente es beber 2 litros de agua con bajo contenido en sodio al día para depurar.

¿El deporte ayuda a reducir la retención de líquidos?

La respuesta es clara: sí. Como en la gran mayoría de los aspectos de nuestra salud, la combinación de una dieta saludable y el deporte es una de las principales ayudas para evitar la retención de líquidos.

¿Por qué? Porque, precisamente, llevar un estilo de vida sedentario y permanecer gran parte del día acostado o sentado son una de las causas principales de la retención de líquidos. Mantener nuestro cuerpo en movimiento al menos 30 minutos al día será beneficioso para prevenir el edema y otras dolencias molestas.

La disciplina deportiva más recomendada para evitar la retención de líquidos es la natación,  aunque también el running es una práctica recomendable, junto con otras como yoga o pilates. Lo realmente importante es que nos mantengamos activos, en movimiento. Por eso, para las personas mayores que no pueden realizar un excesivo esfuerzo físico se les recomienda dar un agradable paseo durante unos minutos al día para estimular el organismo.

En conclusión, tanto para prevenir como para reducir los síntomas de la retención de líquidos, es recomendable llevar un estilo de vida activo y una alimentación sana. Para ello, Actifemme® Diet Drenante se presenta como parte importante de esa dieta saludable que ayudará a que nuestro organismo funcione con normalidad evitando la sensación de pesadez e hinchazón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: