¿Estás usando los mejores antiparasitarios para tu mascota?

Uno de los principales cuidados que debemos brindar a nuestras mascotas es protegerlas frente a parásitos que puedan perjudicarlas. Pero, ¿qué tipo de antiparasitario es el mejor para nuestra mascota? Veamos los que existen.

Por qué es importante desparasitar a las mascotas

Cuando adoptamos a un animal es esencial protegerle frente a parásitos, como pulgas o garrapatas, y otras bacterias que pueden dañar gravemente su salud. Por ello, mantener a nuestra mascota correctamente desparasitada es una necesidad. Los motivos son varios:

  • Hay parásitos que pueden transmitir enfermedades muy graves.
  • Los parásitos ocasionan picores y molestias en el animal.
  • Algunos animales, más allá del correspondiente picor, sufren reacciones alérgicas frente a la picadura de pulgas y/o garrapatas que agravan sus síntomas.
  • La convivencia en el hogar se ve afectada. No es nada agradable ver saltar pulgas sobre el sofá.
  • Una mascota no desparasitada puede infectar a otra y, además, el contagio es muy sencillo.
  • Los parásitos interfieren con la capacidad de inmunización que tienen las vacunas en el animal.
  • Existen algunos parásitos que son zoonóticos. Es decir, pueden afectar a los animales pero también a las personas.

Tipos de antiparasitarios

Hay muchos tipos de antiparasitarios para perros y para otros animales. Por ese motivo, lo adecuado es consultar con tu veterinario de confianza para elegir el mejor producto antiparasitario para tu mascota.

Los más comunes son los que mencionamos a continuación.

Los collares antiparasitarios

Este tipo de collar para el cuello de la mascota libera deltametrina de manera continua sobre la capa lipídica de la piel del perro o gato. De esa forma, se evitan las picaduras de los insectos.

Suelen tener una efectividad de 4 a 6 meses y, una vez pasado ese tiempo, deben ser sustituidos. De no ser así, el animal quedará desprotegido.

Las pipetas

Las pipetas para perros y demás mascotas funcionan liberando extractos repulsivos contra garrapatas, pulgas, etc. La pipeta suele ser una opción muy elegida, puesto que actúa con mayor eficacia contra el terrible mosquito de la Leishmaniosis.

Para su empleo es necesaria la previa consulta y aprobación por parte de un veterinario. Esto se debe a que su administración debe ser la justa, teniendo en cuenta el tamaño o peso del animal. De sobrepasarte podrías llegar a causar un shock anafiláctico a tu animal de compañía, pudiendo ocasionar su muerte.

Champús, lociones y sprays

Estos son otros de los antiparasitarios más comunes entre los que elegir. Se usan durante la higiene del animal y en los momentos recomendados por el profesional, aplicándolos en su pelo y en las zonas donde más actúan los parásitos, pero evitando las mucosas.

No hay que olvidar la desparasitación interna

Desparasitar a tu mascota internamente también es fundamental. De no hacerlo, los parásitos internos, como los gusanos intestinales, pueden provocar diarreas, vómitos, adelgazamiento crónico, etc. Esta desparasitación se realiza mediante pastillas o comprimidos aportados por un veterinario.

Como hemos visto, la acción de los parásitos en los animales puede ocasionarles graves padecimientos e, incluso, la muerte. Debido a ello, lo mejor es siempre prevenir su aparición. Por suerte, ¡elegir el mejor antiparasitario para tu mascota no se limita a una sola opción!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: