El uso de las cajas de madera como embalaje

Las cajas de madera es uno de los sistemas de embalaje más utilizado desde los orígenes del comercio antiguo. Hoy en día la tecnología pone a disposición de la industria del embalaje una amplia gama de nuevos materiales, pero la madera sigue siendo uno de los productos más utilizados y apreciados en la producción de envases de madera como cajas, jaulas, bases de madera o envases mixtos de cartón y madera para el almacenamiento y transporte de mercancías de cualquier tipo.

Las ventajas de las cajas de madera para embalaje son innumerables. En primer lugar, es un material económico y ecológico. Su procesamiento es relativamente simple y no requiere de un uso masivo de productos químicos en su proceso de fabricación. Además, los envases de madera, en la mayoría de los casos, pueden ser reutilizados gracias a que es un material biodebradable y 100% reciclable.

En segundo lugar, las cajas de madera ofrecen excelentes garantías en términos de seguridad y fiabilidad, debido a su naturaleza robusta y resistente. Las propiedades antibacterianas de este material son bien conocidas, ya que contiene bajos niveles de microorganismos, virus y toxinas mediante diferentes tratamientos.

Cajas de madera

El tercer punto fuerte de la madera está vinculado a su belleza intrínseca y su poder evocador, ideal en el campo del marketing. Puede ser utilizada para embases que cuiden la imagen de marca aportando un gran valor añadido a los artículos que contiene.

Entre las empresas más destacas del sector podemos encontrar TM2, un fabricante de cajas de madera que nos habla de algunas de las ventajas que  tiene este noble material en la fabricación de embalajes industriales.

Beneficios del uso de la madera como embalaje

Las cajas de madera poseen una amplia variedad de beneficios que las hacen uno de los tipos de embalaje más populares. De hecho, se consideran la mejor solución de almacenamiento y envasado para muchos productos. Proporcionan una gran seguridad en envíos de mercancías terrestres, aéreos y marítimos.

Duradera y reutilizable

Las cajas de madera son duraderas y resistentes, y se pueden reutilizar con bastante frecuencia. Además, el embalaje de madera tiene una enorme capacidad para transportar grandes cantidades de mercancías. Gracias a su resistencia duradera, son bastante populares, por lo que están disponibles en muchos tamaños y formas.

Libre de corrosión

Los embalajes de madera son resistentes a la corrosión, por lo que son muy adecuados en casos de humedad y temperaturas extremas. A diferencia de muchos materiales de embalaje, la capacidad anticorrosión de la madera la hace muy resistente al desgaste. Las cajas de madera también son impermeables a las termitas y otros insectos gracias a los tratamientos utilizados en el proceso de producción.

Almacenamiento y envío apilable y eficiente

El embalaje de madera es ideal para el transporte o almacenamiento a granel. Se apilan fácilmente una encima de la otra sin causar daños ni roturas. Las cajas apilables permiten más del doble de espacio para almacenamiento y envío. Y como se apilan fácilmente, se reducen drásticamente los costos de mano de obra y espacio de almacenamiento.

Una solución ecológica aplicada al transporte de mercancías

El embalaje de madera es una solución ecológica que no causa daños al medio ambiente. Después de su uso, se pueden eliminar o reciclar con suma facilidad. Además, las cajas de madera son resistentes a la humedad, lo que las hace ideales para el transporte marítimo.

Uso de la madera como embalaje

Para finalizar… es una solución rentable

El embalaje de madera está disponible en varios tamaños para satisfacer las distintas necesidades de la industria. Gracias a que la oferta y la demanda son muy notables, las cajas de madera para embalaje son una solución rentable que reduce en gran medida los gastos logísticos. Además, el envío de mercancías en cajas de madera reducirá drásticamente las incidencias por roturas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: