Vehículos particulares y el medioambiente condenados a entenderse

El cambio de paradigma en el que las sociedades se encuentran inmersas, que se enfoca en contrarrestar los efectos negativos que el hombre ha efectuado sobre el planeta Tierra, pasa por una revisión completa de los sistemas de transporte privados.

Con el objetivo de cumplir con la normativa europea contra la contaminación, que establece como fecha límite el 2040 para matricular coches con motor de combustión, las empresas de automoción encaminan sus pasos hacia la reducción de la emisión de gases contaminantes mediante la vía de la creación de coches eléctricos.

Mientras se hace realidad el diseño, la creación y la distribución de los vehículos eléctricos a precios asequibles para la mayoría, se trabaja para que los que todavía funcionan con gasoil y gasolina disminuyan sus efectos perjudiciales para las personas y el medioambiente en general.

Elementos que disminuyen el efecto contaminante en los automóviles

Los elementos contaminantes que emiten los vehículos son los vapores del combustible y del aceite del motor, además de una serie de compuestos químicos muy perjudiciales para la salud y para el entorno, como son el CO, el CO2, el HC, los benzopirenos, los óxidos de azufre y los óxidos de nitrógeno.

Parte de estos gases que se emiten a la atmósfera vuelven a entrar en el interior del vehículo, reduciendo notablemente la calidad del aire que respiran los usuarios del coche particular. Para evitar debilitar la salud y estar más cómodo conduciendo o como compañero de viaje, se suele instalara un purificador de aire. Elegir el mejor purificador para el coche nos va a ayudar a eliminar eficazmente los agentes tóxicos o contaminantes que se concentran en estos ambientes.

Los coches consiguen reducir las emisiones al medio gracias a siete sistemas fundamentales, todos ellos relacionados con la propulsión.

Sistema de ventilación del depósito de combustible en circuito cerrado

Los vapores contaminantes que emite el combustible deben quedar atrapados, por lo que se necesita que el depósito no sea hermético. Los fabricantes crean un sistema de canalizaciones y válvulas que permiten el paso de estos gases por tuberías para tratarlos con un filtro de carbón activo, cuya función es neutralizarlos. Si con esto no fuera suficiente, por exceso de gases o desgaste del filtro, los vapores se inyectarán en el motor para que sean quemados.

La ventilación cerrada del cigüeñal

Este sistema recircula y reintroduce en los cilindros para volver a quemar los gases provenientes del combustible, del aceite y de la comprensión que llevan a cabo los cilindros.

Gases de escape

El EGR se utiliza para reducir las emiciones de los Hidrocarburos parcialmenete quemados (HC). Su funcionamiento consiste en incorporar una válvula comunicando la admsión del motor con el tubo de escape. Con el motor a pocas revoluciones, la válvula se abre y absorbe parte de los gases de escape de vuelta al cilindro. De este modo, se estará reduciendo la energía de combustión, puesto que se reduce la densidad del oxígeno en el proceso. Con el EGR se volverán a quemar aquellos hidrocarburos mal combustionados.

El Catalizador

Este dispositivo tiene como función favorecer la reacción química. Actúa uniendo moléculas gracias a la técnica de catálisis, consiguiendo con ello una disminución de los elementos contaminantes que contienen los gases de escape.

Catalizador de coche

Esta herramienta es imprescindible hoy día en los coches. Existe una amplia variedad en el mercado de estos convertidores catalíticos, con diferentes garantías y prestaciones para cada vehículo.

En este sentido, es importante estar informado con una página web que habla solo sobre coches. Tanto de sus componentes como de la más completa información de modelos de coches, fotos, precios, comparativas, características, coches de ocasión y mucho más.

En este tipo de revistas, se podrá acceder a datos que colaboren al conocimiento del vehículo y saber, por ejemplo, cuándo es necesario sustituir el catalizador por uno nuevo. Y es que, como se ha comentado, es fundamental para reducir la contaminación, ya que consigue que las moléculas de CO se transformen en CO2. En la actualidad, se hace necesario la actuación de un segundo catalizador por ley, en este caso transformará los Nox en N2 y O2 que son inócuos.

El filtro antipartículas

Este aparato se presenta como imprescindible en los vehículos Diesel, ya que es el encargado de reducir las temibles emisiones de benzopirenos, uno de los principales carcinógenos en los humanos.

Las trampas NOx

Cuando el catalizador no puede llevar a cabo con eficacia y a tiempo real la neutralización de los Óxidos de Nitrógeno, se instala una trampa Nox que almacena estas partículas cuando el motor produce un exceso de gas.

El sistema AdBlue

Se recurre a este sistema cuando se quiere aumentar el rendimiento del catalizador Nox. Consiste en mezcar urea diluida en agua al gasoil. Con este fórmula, el amonidaco consigue adherirse a las moléculas de Óxido de Nitrógeno y producir óxigeno, nitrógeno y agua por separado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: