Voluntad, el mejor ingrediente del menú navideño

Lo de engordar en Navidad es algo generalizado. Estas fechas señaladas alteran nuestra rutina, al obligarnos a cumplir con obligaciones familiares y profesionales en forma de citas (como la comida de empresa) donde el menú tiene poco que ver con lo habitual. Así, la Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN), calcula que es habitual ganar entre dos y cuatro kilos de media.

Este aumento considerable tiene que ver con que el periodo cada vez parece alargarse más. A esta alturas de noviembre, cuando todavía queda más de un mes, las estanterías de supermercados y bazares están ya llenas con productos típicos y artículos decorativos.

Son precisamente los aperitivos que se incluyen en la cesta antes de pasar por caja y las bebidas que acompañan a las comidas o cenas los que más calorías contienen, además de dejar luego digestiones muy pesadas y resacas antológicas, en el mejor de los casos.

Comer en Navidades

Y no es fácil quitarse luego esos “kilitos” de más, especialmente a partir de ciertas edades. Igual que tardan poco en venir, los 10 ó 15 días que dura el periodo más intenso de las fechas, puede que no se vayan hasta pasados más de dos meses. Será cuestión de proponérselo y, de hecho, hacer dieta y ejercicio suele estar siempre en los objetivos del año nuevo.

Hay fórmulas para conseguir que el peso extra de la Navidad no se vuelva un quebradero de cabeza. Empezar una dieta desde ahora y hasta que comiencen las fiestas hará perder el peso que se va a ganar por entonces, de manera que se terminará con el mismo. Sería, pues, una rutina en pro del mantenimiento. Otras acciones pueden resumirse en claves fundamentales.

Apuesta por lo natural

Hace varios años que la FDA estadounidense (Food & Drug Administration, Administración de Alimentos y Medicamentos), entre otras instituciones, comenzaron a acometer medidas para regular el uso de las grasas hidrogenadas o trans, y conseguir que mermar su consumo. Y es que se ha relacionado con un mayor riesgo de padecer cardiopatías coronarias a estas grasas presentes en alimentos congelados, snacks, horneados, enlatados…

Los alimentos procesados en general, los que necesitan de algún grado de procesamiento industrial antes de llegar al consumidor, generan pocas simpatías, por la cantidad de ingredientes artificiales, químicos y aditivos contenidos en ellos. Los embutidos, galletas dulces y pizzas congeladas, entre otras cosas, se consideran alimentos muy o altamente procesados.

De lo anterior se desprende que, lo mejor, es optar por lo natural. Es decir, adquirir materia prima directamente salida de un establecimiento de confianza, como la carnicería o la pescadería de barrio, y ser preparada en casa siguiendo una receta tradicional. De hecho, la Navidad es el momento idóneo para hacerle un guiño a esos platos que han pasado de generación en generación, a la tradición culinaria de cualquier lugar.

Más allá de los establecimientos físicos, las nuevas fórmulas en línea también gozan de cada vez más credibilidad, si detrás hay profesionales y procesos cuidados, como el de distribución. Enmerjosa, por ejemplo, es una carnicería online que te propone elaborar unas chuletillas de cordero al horno, entre otras recetas suculentas y consejos útiles.

Momento de darse un capricho

Es verdad que hay que cuidarse y que las recomendaciones de las autoridades de consumo van dirigidas a preservar nuestra salud y bienestar. Pero también que, si existe una época del año perfecta para darse un capricho, esa es la Navidad.

Todo es necesario, aunque cada cosa en su justa medida. El chocolate, por ejemplo, es una fuente de magnesio, rico en antioxidantes y en hierro. No pasa nada por sucumbir a la tentación de comprar snacks Online, contando en este episodio a aperitivos y chocolatinas como las Fontaneda Digestive. Es más, calmar la ferviente necesidad de tomarlas puede evitar comer con ansiedad otra cosa poco recomendable.

Está comprobado científicamente que el chocolate amargo tiene un compuesto que ofrece beneficios para la salud, al nivel de las que ofrece el ejercicio físico. La epicatequina, una sustancia antioxidante, fue probada en ratones, en un experimento que deparó como resultados un mayor número de vasos capilares y más mitocondria muscular. Eso sí, aunque los efectos positivos también se intuyen en humanos, no fueron probados en estos.

Evita los excesos

Apostar por un plato contundente con ingredientes naturales y poder darse un capricho en buena compañía no puede estar reñido con evitar los excesos. Resérvate de estos para los días señalados, y no piques antes de tiempo. Y, en la medida en que puedas realizar tus propias elaboraciones, saladas o dulces, hazlo.

La virtud está en las herramientas con las que se cuenta. Hoy, por ejemplo, existen freidores con poco aceite que evitan que se cocine con un exceso de grasa, aunque sea de origen vegetal y recomendable en una dosis justa. En Tefal ActiFry 2 en 1: Analisis, Precio y Opiniones puedes ver una de ellas, similares a las freidoras de aire.

Menu navidad

Su potencial residen en que permite cocinar dos platos a la vez: por un lado, fritos que pueden estar listos con muy poca cantidad de aceite; por el otro, trozos de carne, ave o pescado.

El horno con función vapor, el deshidratador, la vaporera eléctrica, la barbacoa para interior, la licuadora o el hervidor eléctrico son otros utensilios que facilitan eso de comer sano. Utilizarlo garantiza preparar un menú navideño a la altura sin renunciar a lo que es saludable.

Haz partícipe a toda la familia

Es más fácil cumplir un objetivo cuando es compartido o cuando, al menos, se cuenta con el apoyo del entorno. No es fácil empezar a comer sano y fijarse al menos media hora al día para hacer ejercicio, pero hacerlo en familia aumentará las posibilidades de éxito.

Al fin y al cabo, todo adulto sabe que le conviene dejar los vicios y evitar excesos. En el caso de los niños, los juegos de cocina, especialmente los juegos de cocina en línea, que le resultarán más entretenidos, son una manera de que lo entienda jugando. Eso sí, hay que elegir bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: