La odontopediatría y los problemas dentales más comunes entre los niños

La odontopediatría es la rama de la odontología encargada de tratar y explorar los dientes de niños y recién nacidos. Una especialidad muy relacionada con la ortodoncia, ya que se encarga de detectar posibles anomalías de los maxilares o de la posición de los dientes en los más pequeños, además de realizar tratamientos restauradores y resolver problemas que puedan surgir con la primera dentición.

Los especialistas en odontopediatría recomiendan que la primera visita al odontopediatra se realice cuando el niño cumpla un año. Hasta hace un tiempo, dicha visita al dentista para niños se retrasaba hasta los tres años, por ser el momento en el que ya han salido los primeros 20 dientes. Sin embargo, hoy en día se aconseja un primer estudio previo.

Este primer análisis al año de vida se centrará en comprobar si existe algún problema o no con la primera dentición, lo que puede darse ya en edades muy tempranas. Unos problemas que pueden ir desde la ausencia de dientes hasta las alteraciones de su crecimiento, pasando por anomalías en los maxilares, el caso de los dientes supernumerarios, etc.

La visita al dentista para niños el primer año de vida se antoja como fundamental entre los padres. No en vano, hay que tener en cuenta que un tratamiento inadecuado de un problema en los dientes de leche puede luego repercutir en los dientes definitivos, generando problemas más serios que ya tendrían difícil solución.

Principales casos a los que se enfrenta un odontopediatra

La clínica dental en Elche Martínez Bru ofrece precisamente entre sus múltiples servicios (ortodoncia y odontología general, cirugía maxilofacial, estética dental, endodoncia, etc.) la odontopediatría. A partir de la misma conocemos algunos de los problemas relacionados con la dentición de los que se encarga esta especialidad.

Dentista infantil

La caries

Los niños pueden sufrir problemas de caries a edades muy tempranas, hasta el punto de darse el caso de la denominada caries del biberón o caries rampante. Un tipo de caries esta última que se origina por la exposición frecuente de los dientes del niño a líquidos que contienen azúcares: leche, zumos de fruta, refrescos y otras bebidas azucaradas.

El dentista para niños no solo tratará dichos problemas relacionados con la caries y sus posibles complicaciones, sino también adoptará las medidas preventivas para evitarlas. Entre estas habría que señalar especialmente el sellado de fisuras, la identificación de factores que han llevado hasta la aparición de la caries o la educación del niño en relación a la higiene y salud dental.

Los traumatismos

La edad infantil es, posiblemente, la más vulnerable a sufrir la rotura o la pérdida de algún diente por una caída o un golpe. En este caso, el odontopediatra será el encargado de proceder a la eventual restauración o incluso la posible reimplantación del diente si las circunstancias así lo permiten.

A causa de un traumatismo, un diente puede volverse negro y provocar la necrosis de la pulpa. Un hecho que provocará, entre otras cosas, que el diente definitivo no pueda erupcionar. De ahí que sea muy importante acudir a un dentista una vez que el niño haya tenido algún problema de traumatismo en los dientes.

La posición de los dientes

En los diferentes análisis que el odontopediatra realiza a los niños debe examinar la posición de los dientes y los maxilares de estos. En caso de detectar alguna anomalía, derivará el caso a un ortodoncista para la aplicación de algún tipo de tratamiento.

Este análisis se hace más obligatorio en aquellos casos en los que el niño ha perdido de forma prematura algún diente, independientemente de la causa. De lo contrario, otros dientes podrían ocupar el espacio del que se ha perdido.

Problemas dentales infantiles mas comunes

Alteraciones congénitas

Los niños pueden sufrir muy pronto cualquier tipo de alteración congénita. En este sentido, pueden darse muchos casos, ya que puede afectar al número, tamaño y forma de los dientes. Lo más habitual es encontrarse con problemas de anodoncia (no sale la primera dentición) y/o ablastodoncia (no salen los dientes definitivos). Pero también pueden existir otros problemas, como la aparición de más dientes de los debidos o que su tamaño sea superior o inferior a lo normal.

La figura del odontopediatra

Tal y como puede verse, la principal diferencia entre la odontopediatría y la odontología general es que en la primera de ellas se tratan los dientes de leche. La labor de un odontopediatra o dentista para niños, por tanto, se centra en los siguientes elementos:

  • Explorar y tratar a los niños
  • Detectar posibles anomalías en la posición de las mandíbulas y en las piezas dentales
  • Revisar los traumatismos en los dientes
  • Colocar selladores
  • Realización de pulpotomías o pulpectomías, procedimientos ambos que se llevan a cabo en las piezas dentales temporales

En definitiva, un dentista para niños es una figura fundamental para la salud dental de los más pequeños. La odontopediatría será la rama que se encargue de que el desarrollo de los dientes sea el más adecuado para no tener problemas en un futuro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: