VCM, qué significa en un análisis de sangre

El Volumen Corpuscular Medio o VCM, es uno de los análisis que conforman el hemograma, es decir el más elemental de los diagnósticos que se realizan en la sangre, y que para este caso en concreto, tiene la función esencial de determinar cuál es el tamaño medio de los glóbulos rojos.

Recordemos que los glóbulos rojos son esos pequeños componentes de la sangre, a través de los cuales circulan proteínas esenciales como la hemoglobina, la cual distribuye el oxígeno a lo largo del organismo, y de forma paralela recuperan también el dióxido de carbono para expulsarlo a través de los pulmones.

Este tipo de glóbulos, llamados también eritrocitos o hematíes, llegan a variar su tamaño, por lo cual, conocer su dimensión promedio y posibles irregularidades a través del hemograma VCM, puede ayudar a detectar diferentes patologías y afecciones en el organismo.

VCM, valores normales

El tamaño de los eritrocitos se maneja normalmente en femtolitros, los cuales se abrevian fL, y representan 10-15 partes de litro, es decir una millonésima de una milmillonésima de litro.

VCM valores normales

En condiciones normales el tamaño promedio de los glóbulos rojos en la sangre, es de 78 a 10 fL; un VCM alto, es decir, de una dimensión superior a lo habitual, es sinónimo de anemia macrocítica, mientras que el resultado contrario, es decir, hematíes de tamaño inferior a lo normal, es catalogado como anemia microcítica, es decir VCM bajo.

Causas comunes de VCM alto o anemia macrocítica

El VCM alto se caracteriza por un tamaño de los eritrocitos superior al normal, aunque suele representar también una cantidad inferior del promedio habitual en el torrente sanguíneo; y aunque en ocasiones llega a pasarse por alto en resultados clínicos, resulta importante atender cualquier posible anomalía, pues algunas causas podrían ser asintomáticas incluso por varios años, por lo que a través de este tipo de diagnósticos se pueden llegar a detectar diversos males de forma oportuna.

VCM alto o anemia macrocitica

Deficiencia de vitamina B12

La vitamina B12 tiene gran importancia para el organismo, pues es considerada también la vitamina de la energía por ser fundamental para procesos como la síntesis del ADN, la generación de mielina o la hematopoyesis, es decir la formación de glóbulos rojos, por lo que la anemia vinculada a la carencia de este compuesto, puede provocar diarreas, fatiga o dificultad respiratoria; e incluso en casos donde se ha extendido su ausencia por un largo periodo, además llega a provocar depresión, demencia o un daño cerebral irreversible.

Entre las causas está una mala alimentación, que el cuerpo tenga complicaciones para poder absorber esta vitamina, o bien algunos problemas de salud como la enfermedad de Crohn, el síndrome de Zollinger-Ellison, así como algunas cirugías y medicamentos. Su tratamiento suele ser a base de suplementos o inyecciones para ir compensando la deficiencia de vitamina B12.

Deficiencia de ácido fólico

Un caso similar de anemia macrocítica se presenta con la vitamina B9, mejor conocida como ácido fólico, y aunque se trata de una situación que ocurre con menor frecuencia, su ausencia o bajo nivel puede ser un factor importante de un VCM alto, ya que esta vitamina es esencial para la producción de hemoglobina.

Una deficiente hidratación o nutrición, son normalmente las causas que lo generan, y tras detectarse con un hemograma VMC, debe seguirse un tratamiento médico para poder reducir su incidencia en la anemia, generalmente a través de medicamentos -principalmente vitaminas-, así como una dieta rica en frutas y verduras.

Exceso de consumo de alcohol

También el alcoholismo crónico puede ser uno de los motivos que produzcan un inusual desajuste en el tamaño de los glóbulos rojos, lo cual puede ser tratado con fármacos para un proceso inicial de desintoxicación, y posteriormente para una fase de mantenimiento y deshabituación. Aunque este tipo de procesos requieren también el apoyo con psicoterapia, y se deben evaluar a fondo los daños hepáticos, pues dependiendo de varios factores, se podrían generar secuelas que compliquen la reducción del VCM, entre muchas otras consecuencias.

VCM

Otras causas de VCM alto

Como causas de un VCM alto, también se han identificado medicamentos potentes como aquellos utilizados para tratar el sida, además de hipertiroidismo, sensibilidad al gluten o diversas patologías del hígado.

Causas comunes de VCM bajo o anemia microcítica

Un VCM bajo, también conocido como microcitosis, se diagnostica cuando el tamaño promedio de los hematíes es significativamente inferior al normal, y por ejemplo, puede ser de alto riesgo, cuando la causa es una hemorragia en el tracto digestivo, por lo cual se tienen que realizar suficientes pruebas para identificar la causa con precisión.

VCM bajo o anemia microcitica

Anemia por deficiencia de hierro

La más común de las razones para una anemia microcítica es una mala nutrición, y particularmente una carencia notable de hierro. Este tipo de anemias son perfectamente tratables si se detectan y abordan a tiempo, y llegan a ser frecuentes en casos de veganos que no adoptan una dieta balanceada.

Perdida crónica de sangre

La pérdida de larga duración de la sangre, es una de las causas más peligrosas de un VCM bajo, ya que en muchas ocasiones puede pasar desapercibida a través de hemorragias internas, u ocultas en las heces. De igual forma puede ser indicio de males degenerativos como el cáncer del intestino grueso, además de diverticulosis o tumores en la vejiga o el riñón, motivo por el cual resulta muy importante su identificación, con ayuda de análisis de este tipo.

Talasemia

Cuando el VCM bajo se ha detectado, pero no se tienen indicios de un déficit de hierro o vitamina B12, una de las razones posibles es la presencia de talasemia, un trastorno de la sangre, donde no se están produciendo una cantidad suficiente de hemoglobina y eritrocitos, diagnóstico que se puede reforzar ante la detección de otros síntomas como la astenia, hemocromatosis, así como la piel y los ojos amarillos o la dificultad respiratoria.

Otras causas de VCM bajo

Entre algunas otras causas que se han detectado para un tamaño inferior de los hematíes, está la sobre exposición a elementos como el plomo, además de una deficiente absorción o bien una ingesta menor a las necesidades del cuerpo de componentes como la vitamina C o el cobre, o incluso a factores hereditarios, como lo pueden ser las mutaciones en la formación de glóbulos rojos.

Comparte: Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

error: